19.7 C
Guatemala City
miércoles, octubre 13, 2021

¿Vandalismo salvaje o alegoría contra el poder?

¿Vandalismo salvaje o alegoría contra el poder? Estas son las dos interpretaciones que cuatro entrevistados exponen para dar algunos elementos de análisis a los hechos del 12 de octubre, cuando un grupo de vándalos destruyó el monumento a José María Reina Barrios en La Reforma.

Roxana Orantes Córdova

El vandalismo del 12 de octubre es comentado desde cuatro perspectivas. Mientras Crista Salazar y Giovanni Fratti, de Guatemala Inmortal, señalan que se trató de un acto criminal que debe ser penalizado, el analista Secil de León menciona que el hecho se inscribe en un contexto mundial de cambio de paradigmas y el abogado del CUC, Sergio Beltetón, quien defiende a Rudy Amílcar López Pablo, apresado por los hechos, afirma que su defendido si acaso podría ser señalado por una falta, no por un delito.

- Advertisement -

Una escena desagradable circuló ayer en todos los medios de comunicación y redes sociales: un hecho de vandalismo ejecutado por manifestantes aparentemente convocados a una marcha contra la conmemoración del 12 de octubre por la Asamblea Social y Popular, destruyó el monumento a José María Reina Barrios, en la avenida La Reforma.

Estas personas jugaron futbol con la cabeza de la escultura, en lo que ha sido interpretado como una parodia de los sangrientos motines en prisión, donde los pandilleros han decapitado a sus rivales y realizado esa acción, calificada de “vandalismo salvaje” por algunas opiniones.

La marcha de protesta concluyó en la Plaza de la Constitución, donde los manifestantes abordaron unos 20 buses que los llevarían a sus lugares de origen. Se calcula que cada bus cobra Q.2000, según expresaron algunos pilotos consultados.

¿La estatua del español?

En un intento de comprender la ira popular contra la imagen destrozada, realizamos un mini sondeo entre 26 manifestantes que se encontraban en la Plaza de la Constitución. De todos ellos, solo uno respondió a la pregunta ¿Quién fue Reina Barrios?.

La respuesta es asombrosa. El manifestante dijo: “Era un español”. Paradójicamente, Reina Barrios es conocido como el gobernante más progresista y respetuoso de la ley. Cien por ciento guatemalteco, el gobernante eliminó el decreto de Jornaleros, que obligaba a los indígenas a trabajar gratuitamente y creó el Instituto Agrícola de Indígenas.

En la página de la Municipalidad de Momostenango se narra:

“En 1897, Victoriano Abac, joven estudiante del Instituto Agrícola de Indígenas en la Ciudad de Guatemala y oriundo de Momostenango resultó entre los tres estudiantes más distinguidos de dicha institución educativa y su autobiografía fue publicada en la revista cultural La Ilustración Guatemalteca“.

Según esa fuente, el guatemalteco ilustre que llegó a ser Abac había sido beneficiado con una beca de Reina Barrios para el Instituto Agrícola de Indígenas.

¿El gobierno es cómplice del vandalismo?

Crista Salazar, de Guatemala Inmortal, comenta:

“Es intolerable la negligencia y permisividad de los funcionarios. Es inadmisible que la PNC no actúe. Nosotros, desde Guatemala Inmortal llamamos cinco veces a la policía para alertar de esto. Dos veces nos colgaron el teléfono. Nos ponían peros, nos hicieron esperar.

Las patrullas llegaron dos horas y media después. También es increíble ver que el alcalde Quiñonez no hace nada. Tal vez él no puede apresar a los delincuentes, porque no es su función. Pero pudo haber cuidado los monumentos que son su responsabilidad. Tal vez una barrera de hombres, para que no los dañaran.

El ministro Pedro Brolo no se ha pronunciado, aunque fueron vistos numerosos observadores internacionales, que continuamente promueven estos actos violentos. Es increíble ver la permisividad”.

Lobos contra tres mujeres, ningún agente para custodiar los monumentos

“Personalmente me sorprende al recordar que en una manifestación donde nos pusieron una calcomanía en una placa, llegaron veinticinco Lobos a amedrentarnos, cuando no estábamos violentando absolutamente nada.

Nos correspondía una multa de la Policía Municipal de Tránsito. A estas personas que delinquen destruyendo patrimonio nacional no les pasa nada. No llega ni siquiera una radiopatrulla.

Entonces, hay justicia totalmente selectiva, porque en Guatemala mandan a una fuerza de élite contra un carro que tenía la placa parcialmente cubierta y ante grupos de vándalos que destruían la ciudad y derribaron un monumento histórico, agrediendo y amenazando, ahí la policía es cobarde y no se mete”.

¿Qué nos espera el 20 de octubre?

Entonces uno dice ¿a qué están jugando? ¿El gobierno es cómplice de estos actos terroristas y criminales? Ante delincuentes que atentan contra un monumento histórico ni siquiera hay un comunicado del gobierno.

Como Guatemala Inmortal rechazamos contundentemente estos actos de violencia. Esperamos que se aprehenda a los responsables y que los funcionarios indiferentes sean destituidos. ¿Qué le espera al guatemalteco para el 20 de octubre?, ¿Van a violentar negocios y personas? ¿Qué nos espera, como ciudadanos?, concluye Salazar

Destrucción de monumentos, una alegoría contra el poder

El politólogo y analista Secil de León, ubicándose como observador imparcial que no busca “defender ni defenestrar” a los participantes, considera que los hechos del 12 se inscriben en una tendencia mundial que podría ser un movimiento similar al de los iconoclastas.

Para De León, “estamos en un momento crucial de la historia. Un cambio de era puede decirse. En todo el mundo se han realizado protestas donde se destruyen monumentos, que siempre representan al poder establecido.

“Yo lo veo como una alegoría contra el poder”

Esto expresa el analista, quien agrega que cuando EE.UU. invadió Irak, lo primero que hicieron fue derribar la estatua de Sadam Husein, porque “obviamente, los monumentos son los símbolos del poder establecido”.

Para De León, es erróneo atribuir el vandalismo a la izquierda. “La guerrilla nunca atacó los símbolos del poder. Los hechos recientes muestran el repudio de la gente a estos símbolos y sería necesario que se establezca si no se trató de una acción como la quema del Congreso, donde autoridades pudieron ser los responsables”, indica.

Además, afirma que la relevancia a estos hechos “esconde situaciones más graves, como la pérdida de inmunidad del juez Pablo Xitumul y algo tan delicado como la situación en la Corte Suprema de Justicia, donde se vuelve a elegir Silvia Valdés.

“Mientras se da relevancia a la destrucción de un monumento, el país parece irse al abismo”, dice De León.

“Se debe pedir antejuicio contra el alcalde capitalino”

Entretanto, Sergio Beltetón, defensor de Rudy Amílcar López Pablo y abogado del Comité de Unidad Campesina (CUC), asegura que el alcalde capitalino, Ricardo Quiñonez, habría ejecutado personalmente la captura, ordenando la aprehensión a la policía.

“Según la Constitución, hay dos formas de captura. Por orden de juez y por flagrancia. No hubo ninguna de estas características”, señala.

Beltetón agrega que López debió haber sido encontrado cometiendo el delito o con alguna prueba en las manos. “En este caso, la cabeza”. Sin embargo, lo único que hay son filmaciones de cámaras municipales.

“No hay una secuencia de fotos y López fue capturado en la Plaza de la Constitución, horas después de los hechos, pero no hubo secuencia de continuidad”, explica. “La orden la dio el alcalde Quiñonez, quien es bachiller. El alcalde usurpó funciones al ordenar la captura y esto merece ser investigado, para analizar si es necesario un antejuicio”.

“Por la captura ilegal, planteamos recurso de exhibición”,

señala Beltetón, quien menciona que no hubo delito. “Lo único que tienen es un video donde se le se ve una persona parecida con mascarilla y sombrero, pero no pueden probar que es él”.

“López aparece con la cabeza en la mano. Los que patearon la cabeza no cometieron un delito contra el patrimonio cultural. No hay pruebas de que se haya encaramado ni halado la cuerda para botarla. Es una captura ilegal de forma y fondo”.

Además, Beltetón indica que la audiencia de hoy se suspendió porque su cliente necesita un traductor, debido a que su lengua materna es el mam. “Aunque habla español, pidió un traductor, para comprender mejor los términos legales. Afortunadamente, la audiencia será mañana. Hoy todavía está en la carceleta”.

El abogado también niega cualquier relación entre López y la Asamblea Social y Popular, que convocó a la marcha. “Venía de su pueblo, como cualquiera de los ciudadanos que fueron convocados y llegó por su cuenta a la capital”, concluye.

“La peor estofa del país ejecuta este vandalismo salvaje”

Abogado, columnista de opinión afiliado a la Cámara Guatemalteca de Periodismo y analista en medios con más de 15 años de experiencia, Giovanni Fratti, miembro de Guatemala Inmortal dice:

“No es una izquierda legítima. Es gente de la peor estofa del país. Es gente que roba, destruye, extorsiona y desfalca a sus financistas europeos, con quienes mantienen una relación de obsecuencia extrema y cometen actos de vandalismo salvaje”.

“El CUC es un grupo de delincuentes que surgió en 1978 como organización campesina del EGP. Son una estructura de Ricardo Falla, un sacerdote que no tiene los arrestos para reconocer públicamente que fue miembro de la guerrilla”.

Es estúpido negar la flagrancia, dice Fratti

“Decir que no hubo flagrancia es un argumento estúpido, cuando profesionales de la policía determinaron la coincidencia entre las fotografías y el capturado. Y no son dos o tres fotos. Son miles las que muestran la misma ropa y otras características del delincuente”.

“Los peritos de la policía hicieron bien su trabajo y seguramente, habrá más capturados. Sin embargo, debieron actuar antes. Es necesario que se averigüen los nombres de estos vándalos y sus acompañantes europeos, para que las autoridades tomen las medidas correspondientes”.

Fratti agrega que será de celebrarse cuando las autoridades persigan y capturen a Daniel Pascual, dirigente del CUC, y a organizaciones como Mama Maquin y otros de

“ese grupo que ellos dicen es una asamblea de negros e indígenas, pero en realidad es un grupúsculo de dirigentes corruptos que se han enriquecido con donativos del exterior”.

“Según la lógica de la mal llamada izquierda, debe seguirse la línea de mando y capturar a los autores intelectuales. No solo a los materiales, esos tres idiotas que patearon la cabeza de la escultura”.

Además, indica, debe investigarse cuánto le pagaron a cada participante por el día. Según una versión, los grupos traídos por las ONG´s reciben Q200 por persona, además de los alimentos del día y el pasaje, costeado por dichas ONG´s que contratan los buses.

Esto debe verificarse, señala Fratti. Lo evidente, es que los manifestantes fueron recogidos en buses rentados, alrededor de las 5 pm, frente a la Catedral Metropolitana.

Cabe preguntarse: si vinieron por sus medios ¿por qué no abordaron buses en los lugares establecidos para ello? ¿Quién alquiló los costosos transportes?.

En cuanto a la solicitud de un traductor para el acusado López, Fratti considera que puede ser un recurso para enturbiar el proceso.

“Ojalá no le pongan un guerrillero de ORPA, de Huehuetenango. Esa justificación del traductor no tiene explicación. Cuando el delincuente gritaba, bien que gritaba en español. Y por otra parte, en mam no existen palabras para términos como casación, por ejemplo. Es solamente una maniobra”, finaliza.

Las tres fotografías siguientes circulan en redes y muestran a Rudy López, la primera, y a un individuo sorprendentemente parecido (y vestido igual que él).
Rudy López levantando la cabeza del monumento destruido.
Señalado por la flecha, tal como circula en redes, uno de los vándalos vestido igual que López
El mismo individuo que acudió a la marcha vestido igual a López, participando del vandalismo.