22.9 C
Guatemala City
martes, mayo 24, 2022

¿EE. UU, ejemplo para Latinoamérica? Democracia y lucha contra la corrupción interna

Mario Mérida. Periodista, escritor y docente universitario

Ahora que nuestro país está bien, salvo en algunos temas relacionados con la violencia cotidiana, la situación migratoria, la tardía entrega de pasaportes, el alza de los productos de la canasta mínima, la pandemia, control del sistema de transporte extraurbano y otros asuntos, como las controversias y alineamiento de comentarios en favor o en contra de funcionarios del Sistema de Justicia, que preocupa y enfrenta también a funcionarios de EE. UU., país que además de sostener un pulso por sostener una mediana cuota de influencia en Europa se enfrenta a Rusia por Ucrania; también encara un debate interno acerca de la solidez de su democracia y la corrupción, que contamina a más de sus funcionarios.

El presidente JBiden reconoció en el foro por la democracia, la debilidad de la democracia norteamericana, con esta frase:

- Advertisement -

La democracia necesita de paladines”, manifestó: “Aquí en Estados Unidos, lo sabemos mejor que nadie; renovar nuestra democracia y fortalecer nuestras instituciones democráticas requiere de un esfuerzo constante”. (Los Angeles Times. 2021*)[1]. De esta manera respondió a la mayoría de ciudadanos del mundo sorprendidos por el ataque a las instalaciones del Congreso norteamericano hace un año, que los norteamericanos demócratas llamaron intento de golpe, signos de una guerra civil y la generalidad está consciente que las accione violentas del año pasado han erosionado la ejemplar democracia norteamericana.

El tema de la corrupción fue comentado someramente por el secretario de Estado, Antony Blinken, en una frase:

Todos los gobiernos participantes asumirán compromisos concretos hacia tres objetivos: contrarrestar el autoritarismo, combatir la corrupción y proteger los derechos humanos” (*).

La periodista Mamela Fiallo Flor (17/01/2022)[2]*, desmenuzó recientemente los supuestos negocios “fraudulentos” del hijo de la señora Nancy Pelosi y, de paso recordó los escándalos del hijo del presidente Biden:

” … tiene a su hijo Hunter involucrado en escándalos frecuentes y negocios comprometedores que enlodan su imagen, también la demócrata con el cargo más alto en el Poder Legislativo, Nancy Pelosi, tiene a un hijo en circunstancias similares por vínculos con cinco empresas”. Además, resalto el privilegio de Pelosi por ser esposa de Paul Pelosi, un importante corredor de bolsa de Nueva York. Para dar mayor credibilidad cita:

 “La exclusiva del diario británico Daily Mail,  detalla los vínculos del hijo de Nancy Pelosi, Paul Pelosi Jr., de 52 años, con cinco empresas bajo investigación” Así está la situación. Ojalá los tribunales intervengan y actúen imparcialmente contra los implicados.

Las presiones contra la señora Pelosi, terminaran de erosionar su posición en el legislativo, con mayor incidencia cuando proceda desde su mismo partido:

El senador demócrata Jeff Merkley criticó duramente a la presidente de la Cámara de Representantes luego de que ella defendiera sus compras y ventas de acciones en la bolsa mientras ejercía sus funciones como legisladora, a pesar del enorme conflicto de interés que esto representaba*.

Como se observa, la agenda contra la corrupción del presidente Biden, requerirá de un esfuerzo mayor. Tendrá que superarla dentro del complejo sistema legal norteamericano, que hasta hoy no admite presiones políticas, condición que Biden tiene que respetar, si quiere potenciar su estrategia contra la migración ilegal hacia su país, basada en cinco pilares, entre los que resaltan la lucha contra corrupción y el fortalecimiento de la democracia y Estado de Derecho en los países del Triángulo Norte.

Biden debe tener claro que las acciones diseñadas en su plan para Centro America (Prensa Libre. 13/08/2021), es inaplicable e ilegal dentro de los Estados Unidos, principalmente sanciones financieras “para señalar que no toleraremos la corrupción y el comportamiento antidemocrático”. “Presionaremos a los gobiernos para que fortalezcan la transparencia, la rendición de cuentas y el estado de derecho con reformas decisivas y significativas”, subraya la estrategia.

Quizás, la certeza de su debilidad interna y la antesala electoral, llevó a Biden a enmendar el error de haber dejado fuera de la cumbre democrática a los países del Triángulo Norte.  Un alto funcionario del gobierno de Biden comento: «…no hay duda de que los presidentes de El Salvador, Nayib Bukele, y de Guatemala, Alejandro Giammattei, serán convocados a Los Angeles”. Sin embargo, el subsecretario de Estado para las Américas, Brian Nichol declinó precisar si los mandatarios de Cuba, Nicaragua y Venezuela, así como los de El Salvador, Guatemala y Honduras a los que Estados Unidos considera regímenes autoritarios, serán convocados (21/01/2022 )[3].


[1] https://www.latimes.com/espanol/politica/articulo/2021-12-10/analisis-de-noticias-biden-convoca-a-la-cumbre-por-la-democracia-mientras-el-propio-sistema-corre-peligro-en-ee-uu

[2] https://panampost.com/?s=Nancy

[3] https://www.france24.com/es/minuto-a-minuto/20220121-eeuu-evaluar%C3%A1-el-compromiso-con-la-democracia-para-invitar-a-los-l%C3%ADderes-a-la-cumbre-de-las-am%C3%A9ricas

 

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas