Viruela del mono: ¿Es posible viajar a Egipto?

Conozca si puede actualmente viajar a Egipto pese al brote de la viruela del mono y si esta representa un riesgo para los viajes a África y al resto del mundo.

Si bien la República Árabe de Egipto se encuentra actualmente en alerta ante el aumento de los casos de viruela del mono en distintas naciones del globo, el país no ha tomado medidas sanitarias para restringir la entrada a su territorio.

Esto considerando que hasta la fecha, de acuerdo con el Ministerio de Salud, no se ha reportado ningún infectado a pesar de que la afección proviene de un virus endémico de África Central y Occidental.

- Advertisement -

De esta forma, es posible actualmente viajar a este país, sin necesidad de cumplir requisitos asociados a la viruela del mono.

Es decir, solo es necesario tener en cuenta requisitos regulares como el visado de Egipto desde México o desde Guatemala o viajar con su pasaporte en vigor, entre otros. 

Sin casos en Egipto

Las autoridades egipcias confirmaron que, hasta finales de mayo de 2022, no se han registrado casos de la viruela del mono en el país.

Así lo informó el Dr. Khaled Abdel Ghaffar, ministro de Enseñanza Superior e Investigación Científica y Ministro de Sanidad y Población en funciones, al revisar el informe sobre los casos confirmados de viruela del mono en todo el mundo, en una comparecencia de prensa.

Eso sí, el ministro aprovechó la oportunidad para repasar las directrices para hacer frente a esta afección. Las mismas se distribuyeron en las oficinas de asuntos sanitarios, hospitales, organismos afiliados al Ministerio de Sanidad y Población, y a los hospitales universitarios.

El titular de Sanidad destacó que se encuentran desarrollando un plan preventivo para controlar la enfermedad.

En este sentido, confirmó que disponen de registros para diagnosticar la viruela del mono en los laboratorios centrales del Ministerio de Sanidad.

Así mismo, indicó que se está formando al personal médico y funcionarios competentes de las gobernaciones sobre cómo hacer frente a la enfermedad.

¿Otra pandemia?

A medida que la viruela del mono o monkeypox, como se le conoce en inglés, se ha detectado en distintos países alrededor del globo, son muchos quienes se preguntan si puede convertirse en una nueva pandemia.

La razón es que el mundo apenas empieza a tener un respiro del sobresalto de la COVID-19 y los estragos que causó a nivel mundial.

Por el momento los expertos y autoridades invitan a la calma y prudencia. «Nos encontramos en una situación muy nueva; por eso hay sorpresa y preocupación», ha declarado al respecto Peter Horby, director del Instituto de Ciencias de la Pandemia de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

Por su parte, Jimmy Whitworth, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, ha apuntado que «no creo que la gente en general deba preocuparse en esta etapa en la que nos encontramos, pero tampoco creo que lo hayamos descubierto todo ni que tengamos el control total de lo que está pasando».

Sin embargo, de manera general, los investigadores apuntan que la viruela del mono no se propaga fácilmente entre las personas.

Aunque puede transmitirse por contacto físico cercano a través de lesiones y fluidos corporales, como gotitas respiratorias, esto es poco común y requiere un contacto prolongado.

“Esto no es Covid”, dijo un funcionario de los Centros de Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

La propagación respiratoria no es la preocupación predominante. Es contacto y contacto íntimo en el entorno y la población del brote actual”, exclamó la fuente.

Actualmente, el brote de viruela símica no ha resultado en la imposición de restricciones de viaje en ningún país.


No obstante, el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Europa, Hans Kluge, advirtió que «a medida que entramos en la temporada de verano (…) con reuniones masivas, festivales y fiestas, me preocupa que la transmisión pueda acelerarse».

Inmunidad contra la enfermedad

Hasta ahora no existe un tratamiento específico para combatir la viruela del mono. No obstante, las vacunaciones masivas contra la viruela llevadas a cabo en el pasado, representan uno de los datos que más tranquiliza a los expertos.

Indican que estas pueden haber otorgado a millones de personas cierta protección contra la monkeypox.

Hugh Adler, investigador del Liverpool School of Tropical Medicine (LSTM), expresó que aunque “probablemente se está transmitiendo de manera más efectiva que en la era de la viruela, (…) no vemos nada que sugiera que pueda extenderse sin control».

Por otra parte, el Centro Europeo para la prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) estima que es recomendable que las personas de alto riesgo que hayan mantenido contacto directo y estrecho con algún infectado por la viruela del mono se vacunen de la extinta viruela.

Originaria de África Central y Occidental

De acuerdo a datos de la OMS, la viruela del mono es endémica en África Central y Occidental, específicamente en 12 países: Benín, Camerún, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Gabón, Ghana (identificada solo en animales), Costa de Marfil, Liberia, Nigeria, República del Congo, Sierra Leona y Sudán del Sur.

En estos territorios se registran casos desde 1970. Sin embargo, solo en Camerún, República Central Africana, República Democrática del Congo y Nigeria, se han detectado brotes desde finales de 2021 hasta mayo de 2022.

«Los países que actualmente notifican casos del linaje de África Occidental del virus (el que se ha identificado en Europa) son Camerún y Nigeria», según un comunicado de la OMS.

La organización también especificó que el linaje de la cuenca del Congo, «parece» causar una enfermedad más grave.

En lo que va de 2022, se han registrado en África 70 muertes por la viruela del mono, además existen más de 900 pacientes confirmados fuera de África y casos en casi 30 países.