11.1 C
Guatemala City
domingo, enero 29, 2023

Virginia Laparra: ¿víctima de la justicia o del patrocinio infiel?

Virginia Laparra compareció ayer a la segunda audiencia del juicio en su contra. Según el querellante Lesther Castellanos, en esa audiencia se habría demostrado el “patrocinio infiel” de la abogada Claudia González, quien renunció a un importante testigo (de quien es apoderada), perjudicando así a la acusada. Entretanto, Ricardo Méndez Ruiz, también querellante, señala que mientras las pruebas de la acusación son contundentes, la defensa está abordando un enfoque político que le hace poco favor a la ex fiscal de FECI en Quetzaltenango.

Roxana Orantes Córdova

La doctora Virginia Laparra enfrenta un juicio por acusaciones de abuso de autoridad, falso testimonio y usurpación de funciones. Desde su captura, una cohorte de ONG´s nacionales y extranjeras han emprendido una campaña donde se menciona que Laparra es víctima de un sistema judicial que favorece la corrupción.

La campaña tendiente a defender a la abogada omite que ella presentó una denuncia en calidad de jefe de FECI en Quetzaltenango. Dicha denuncia fue presentada en Guatemala. Castellanos señala que este hecho fue un tremendo error, ya que debió presentar su denuncia como ciudadana, no como “jefe de la FECI”, lo que implicaría más de una ilegalidad.

¿Patrocinio infiel?

Tanto Castellanos como Méndez Ruiz y Raúl Falla, abogado de la FCT como querellante, coinciden en que Laparra tiene una defensa que la está ayudando muy poco. Según Castellanos, pareciera que la abogada Claudia González vela por los intereses de Juan Francisco Sandoval y Flor de María Gálvez, ex mandataria de CICIG. González es mandataria de ambos, lo que podría significar un conflicto de interés, señala el ex juez de Mayor Riesgo de Quetzaltenango.

“Es evidente la defensa política, basada en la victimización de Virginia Laparra. Incluso, la abogada de UDEFEGUA que es una de sus defensoras, intentó demostrar que se le está juzgando por ser mujer. Es una verdadera güizachada”, dijo Méndez Ruiz.

“La novedad es que Juan Francisco Sandoval pese a no ser idóneo porque está prófugo, iba a ser testigo. Aparentemente quería declarar desde una dirección en Washington, cuando lo legal hubiera sido desde el consulado de Guatemala. La propuesta de la defensa parece una broma de mal gusto”, agregó el presidente de la FCT.

Finalmente, Juan Francisco Sandoval evitó visitar el consulado guatemalteco, ya que tiene más de una orden de captura y las autoridades diplomáticas tendrían obligación de capturarlo. La abogada de Laparra, lejos de exigir el testimonio del ex jefe de Laparra, quien le orientaba cada una de sus acciones en la FECI de Quetzaltenango, se puso de parte de Sandoval, lo que según los querellantes podría ser patrocinio infiel.

El patrocinio infiel se produce cuando el abogado, por algún motivo, realiza acciones en detrimento de los intereses de su defendido. Este sería el caso actual, donde la abogada González, ex mandataria de CICIG, incluso podría estar cometiendo un delito, indica Castellanos.

“Criminalizarme y victimizar a Virginia Laparra fue una estrategia deplorable, dice Castellanos”

“Al renunciar a la declaración de Sandoval, ex jefe de Laparra que le ordenó cometer los actos por los que se le juzga, Claudia González perjudicó seriamente a su cliente. Lo que puede caer en el patrocinio infiel, delito de acción pública. Su acción y la de Wendy Geraldina López, lejos de favorecer, perjudican la defensa de Laparra.

“Es evidente la incapacidad total de la defensa. Ayer, durante el segundo día del juicio, mi declaración testimonial se prolongó por tres horas y sus abogadas me tomaron como acusado. Al parecer, el intento de la defensa era revivir las acusaciones en mi contra. Esto fue un grave error porque las cuatro acusaciones fueron desestimadas hace tiempo. Lejos de presentar pruebas para favorecer a Laparra, trataron de criminalizarme, con un interrogatorio malicioso y la presentación de las denuncias que ella realizó abusando de su cargo. Quisieron resucitar una cosa juzgada”.

“Por su parte, UDEFEGUA montó un show donde Laparra resulta convertida en una mercancía para pedir resarcimiento económico al Estado o de alguna forma, obtener fondos. Están desnaturalizando el derecho de defensa, victimizando a Laparra y criminalizándome”, concluyó.

 

Suscríbete a Nuestro Boletín

¡No te pierdas las noticias más relevantes y contenido exclusivo! 📲

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas