16.4 C
Guatemala City
lunes, septiembre 27, 2021

Sputnik y petición de renuncia: Giammattei en la encrucijada

Mario Mérida y Edy Morales aportan elementos para analizar la coyuntura actual, donde el mandatario Alejandro Giammattei enfrenta los retos que le plantea una pandemia cuya gestión motiva descontento en sectores ciudadanos, en un contexto en que Guatemala parece ser la última pieza que le queda a EE.UU. del llamado Plan para la Prosperidad del Triángulo Norte.

Roxana Orantes Córdova

Hace 184 años, el presidente Mariano Gálvez (gobernante entre 1831-38), enfrentó una crisis institucional mientras una epidemia de cólera morbus asolaba Guatemala. Grupos conservadores opuestos a las políticas liberales de Gálvez (educación laica, matrimonio civil, supresión de las fiestas religiosas y feriados, además de varias reformas socioeconómicas).

El historiador Jorge Luis Arriola (1906-1995), analizó ese período en el ensayo llamado Gálvez en la encrucijada, donde desglosa las variables que condujeron a la defenestración del presidente.

Con la enorme distancia que separa a ambas figuras, es imposible no considerar que Alejandro Giammattei se encuentra hoy en una encrucijada, que tiene como elemento común la presencia de una epidemia y la serie de informaciones falsas, señalamientos y terrores que pueden sumarse para detractar al gobernante de turno.

Actualmente, la popularidad de Giammattei ha descendido significativamente y ello se exacerba con las críticas por la gestión de la pandemia, especialmente en el plan de vacunación que muchos perciben fallido, y la crisis hospitalaria (que en el país es histórica).

Esto no exime al gobierno de haber abordado la pandemia de forma errática y sin un sistema de información, como afirma Mario Mërida.

Hoy, la agencia noticiosa de gobierno informó que las autoridades de Salud esperan más de 310 mil dosis de la vacuna rusa Sputnik V. Al mismo tiempo, se dio a conocer que el Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas, interpuso un amparo contra el Estado de Prevención declarado ayer por el Gabinete de Gobierno, debido a que según Rodas, las normativas actuales exigen que los estados de prevención y excepción sean aprobados por el Congreso.

La excepción de someter estos estados a la aprobación del Congreso está consignada en la Constitución de 1965, fundamento de la Ley de Orden Público. Y estas normativas dejaron de tener vigencia desde 1985, señala el PDH.

“El Estado de Prevención y la llegada de la Sputnik son parte de una estrategia de retardo implementada por Giammattei ante el descontento popular”, señala Morales, quien agrega que el mandatario “puso sus barbas en remojo” ante dos sucesos del contexto internacional: el magnicidio en Haití y las protestas en Cuba.

“El gobierno no implementó un gabinete específico para el tema”, afirma Mérida

“El año inició sin la comisión específica que tampoco cumplió a cabalidad con desarrollar la tarea de encontrar los proveedores y gestionar la adquisición de vacunas. El MSPAS no tuvo la capacidad de desarrollar esa tarea, que no es una función específica de ese ministerio

Ante la incertidumbre de nuevas cepas y la dotación de vacunas, debió crearse una comisión o gabinete específico para analizar la existencia de vacunas y recomendar cuál sería el mecanismo y la vacuna más pertinentes.

La Comisión de gobierno no tuvo capacidad de establecer un plan de contención e inmunización y al final el sistema nacional de seguridad, que debió tener un papel protagónico en el tema, no participó. El gobierno no presentó ni las fuentes de financiamiento ni el mecanismo de entrega de la vacuna.

Hoy el gobierno está improvisando y a esto se suma que el vicepresidente, la figura idónea para asumir el liderazgo en un tema como la pandemia, tiene como único rol criticar los errores. El presidente está solo y no logró implementar un gabinete de crisis para atender este tema”:

A este escenario complicado se suman las próximas tormentas tropicales y se ha anunciado una nueva oleada de migrantes, así como la poca expresión de sentimientos patrios en el año del bicentenario, indica Mérida. “Idealmente, el gobierno debiera revisar lo actuado y apegar la gestión de la pandemia a la Ley Marco de Seguridad, donde se contemplan situaciones como la pandemia. El manejo actual está marcado por la incertidumbre y la falta de transparencia”-

“La crisis redunda en la mala administración ante la pandemia”: Morales

Según el sociólogo y profesor universitario Edy Morales, hay varias amenazas contra la administración de Giammattei. “Es el momento más grave de la pandemia. Una enorme cantidad de préstamos y donativos cuyo destino no ha sido transparentado evidencian un trasfondo de macro corrupción. La población no ha percibido los beneficios de todos estos fondos y donaciones, y la mala gestión es evidente”.

“Hasta el momento, no se han resuelto los efectos devastadores de las tormentas Eta e Iota, y la población comienza a estar cansada. Hace unos meses, la aprobación del presupuesto fue un detonante para protestas, y existe un evidente vacío de poder entre el presidente y el vicepresidente. Considero que hasta el momento, el gobierno ha logrado sostenerse gracias a los varios estados de excepción que implementó”.

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas