18.4 C
Guatemala City
martes, abril 13, 2021

Simple: una idea para combatir la pobreza

Hoy presentamos una entrevista con Gerónimo Frigerio, autor de “Simple: una idea para transformar el futuro de América Latina.” El nuevo libro de Frigerio se presenta en un momento clave para América Latina. La propuesta de Simple brinda una solución clara y precisa al problema estructural de la región y coloca a la micro y pequeña empresa en el centro de la transformación para generar inversión y trabajo.

Renée Saravia

El nuevo libro de Gerónimo Frigerio, Simple, es una propuesta con un mensaje contundente para abordar el problema estructural de América Latina. Hasta ahora las posibles soluciones para enfrentar los problemas como desempleo y pobreza se han enfrascado en una interminable discusión que no logra generar cambios.

Frigerio, especialista internacional con más de veinte años de experiencia en la ejecución de proyectos de desarrollo económico y social en Latinoamérica, y con el Banco Interamericano de Desarrollo y del Banco Mundial, explica que la clave encontrar una salida a la crisis de América Latina es construir un conjunto de medidas orientado a que la región gane competitividad, genere empleo y deje atrás de una vez por todas su histórica pobreza.

¿Cómo nace Simple?

Simple es el resultado de más de veinte años trabajando en proyectos de desarrollo económico y social por toda América Latina y de la acumulación de frustración ante el fracaso de todos nuestros países que, con distintos modelos, no lograron niveles de progreso significativos.

En todo ese tiempo pude ver como la pobreza, el desempleo y la informalidad permanecían en el centro de nuestros países sin que su resolución sea una prioridad real.

Si bien los políticos de todos los países de la región insisten en que trabajarán por reducir la pobreza y crear empleo, fallan en explicar “cómo”. Simple apunta justamente a ese punto: “cómo” reducir pobreza y “como” facilitar la creación de empleo.

El libro presenta una idea para transformar el futuro de América Latina. La propuesta hace foco en tres ejes:

  1. Adopción de reglas simples para facilitar el desarrollo de las pequeñas empresas.
  2. Digitalización de la interacción público-privada a nivel del teléfono celular.
  3. Visión regional para potenciar los procesos de desarrollo económico de los países.

La visión de Simple es concreta: hacer negocios en América Latina debiera ser simple y digital.

¿Cuál es la propuesta principal de Simple?

Simple propone facilitar la creación de empleo. ¿Cómo? Simple presenta una propuesta de reforma que abarca el universo de reglas, instituciones y procesos que inciden en el inicio, administración y cierre de una empresa a fin de priorizar el desarrollo del sector privado como fuente principal de creación de empleo.

El foco de la reforma son las pequeñas empresas – también llamadas “MIPYMES”- toda vez que estas representan el 99% de la fuerza productiva de la región y tienen la mayor potencialidad para crear empleo (60% en la actualidad y potencialmente más).

Las reformas debieran focalizarse en la secuencia del ciclo de vida de la MIPYME y priorizar la digitalización de la totalidad de los procesos a fin de que puedan realizarse en un aplicativo desde el teléfono móvil.

El objetivo de la propuesta es claro: el sector privado -con foco en las pequeñas empresas- debe florecer en toda su capacidad.

El proceso de reforma que propone Simple es continuo. Hasta tanto la creación de empleo no alcance todo su potencial y la pobreza disminuya a su mínima variable, la potencialidad de mejora seguirá vigente: habrá más costos por reducir, más reglas por simplificar y más trámites por eliminar o informatizar.

Por eso, la secuencia del proceso para los próximos años tiene que lograr una dinámica de mejora continua en los servicios públicos que busque implementar una visión: América Latina sin pobreza.

¿Qué desafíos afronta América Latina para combatir la pobreza?

América Latina afronta el desafío de dejar atrás sus malas reglas -que le fueron implantadas en la época colonial hace 200 años- y que dificultan hacer negocios en nuestros países.

Esas malas reglas, a su vez, generaron malas instituciones las cuales devinieron en burocracias y altos costos en cada interacción con el estado. Como consecuencia, la región desarrolló una mala cultura de negocios, es decir, hacer negocios es caro, complejo y difícil.

La meta es lograr desarrollar una buena cultura de negocios, dónde podamos hacerlo de forma simple y digital. Para ello, adoptar buenas reglas -es decir, que sean simples y fáciles de comprender- es el primer desafío. Lograr eliminar nuestra burocracia para adoptar una institucionalidad digital, es decir, que podamos interactuar con el estado a nivel del teléfono celular, es el segundo desafío. Lograr una buena cultura de negocios para poder crear riqueza y generar empleo es el tercer desafío.  

Durante décadas reducir la pobreza es uno de los principales temas de Latinoamérica, sin embargo la situación parece cada vez más crítica ¿En qué fallamos?

La situación es cada vez mas crítica, pero la falla no es de ahora, sino que es histórica.

En los últimos 50 años, uno de cada tres latinoamericanos ha sido pobre. Esto implica que hemos naturalizado que haya millones que nazcan y mueran en la pobreza. Estamos hablando de un universo que puede superar los 200 millones de latinoamericanos en tiempos de pandemia.

La principal falla está en el modelo de desarrollo elegido: nuestros ministros de finanzas promueven fundamentalmente a las grandes empresas, que son el 1% del sector privado. Esas grandes empresas aportan el 75% del producto, es decir, prácticamente cubren las necesidades recaudatorias. En términos sencillos, 20 ministros de finanzas de la región con el 1% de los líderes de la región dominan las prioridades económicas de la región. Con ese modelo nos fue mal. No alcanza. Es insuficiente.

El desafío es sumarle al 99% restante, es decir, a las pequeñas empresas, que si bien solo aportan -hasta ahora- el 25% del producto, contratan al 60% de las personas. Mas aún, esas pequeñas empresas son el espacio natural dónde los emprendedores y trabajadores informales debieran formalizarse si se les facilitara esa transición.

Las pequeñas empresas son la llave al desarrollo económico de la región. Hoy están relegadas de la agenda, afrontando malas reglas y altos costos para hacer negocios. Pero si pudieran hacer negocios con buenas reglas (por simples y bajos costos) y operar digitalmente (teléfonos celulares) expandiendo su ámbito de negocios a la región, el potencial de desarrollo de nuestros países no tendría techo.

En otras palabras: fallamos en no desatar el potencial de desarrollo económico de nuestras pequeñas empresas. Si lográsemos desatarlo el escenario de progreso sería mejor.

Ante la problemática del desempleo y el empleo informal ¿Qué cambios son necesarios a nivel estatal y empresarial?

Los estados (sector público) regulan a las empresas (sector privado). Cuando se regula bien hay empleo, formalidad y generación de riqueza. Cuando se regula mal hay desempleo, informalidad y mayor pobreza.

Regular bien implica que la interacción entre el sector público y privado debiera ser en el menor tiempo, al menor costo y con la menor complejidad posible.

Ejemplos: (i) tener un único portal para todos los trámites; (ii) la totalidad de los trámites que dependen del Estado debieran ser online; (iii) la creación de una empresa debiera hacerse en un solo trámite (online), instantáneo y gratuito, para facilitar el inicio de la actividad económica en la formalidad; (iv) promover una cultura de contratos entre privados para que ellos mismos regulen sus derechos y obligaciones -por ejemplo, plazos y términos de mutuo acuerdo, o alquileres con plazos y términos acordados por las partes-; (v) simplificar el sistema impositivo para que individuos y empresas de la región tengan un esquema de impuestos simple y competitivo -que posiblemente sea un impuesto universal y plano que no ofrezca interpretación alguna; por ejemplo, impuesto corporativo del 10% e impuesto único al individuo del 10% de su ingreso-; (vi) digitalizar la totalidad de las actividades comerciales para operar integralmente desde un teléfono inteligente, entre otros.

Nuestra realidad es la contraria. Por ende, el Estado debiera regular para poder hacer “fácil” lo que hoy es y se presume “difícil”.

En su propuesta, el papel de los emprendedores, las micro y pequeñas empresas juegan un papel fundamental, ¿por qué?

Los emprendedores, micro y pequeñas empresas son los principales creadores de empleo en el tiempo por delante. Si con malas reglas, costos elevados y altas burocracias ya emplean al 60% de las personas, imaginemos su potencial si tuvieran buenas reglas, bajos costos y un estado digital con el que puedan hacer negocios a partir de su teléfono celular. El potencial de creación de empleo y generación de riqueza en todos los sectores de la economía no tendría límite.

Por eso, este 99% del sector privado, que es el gran “postergado” del modelo latinoamericano, es el llamado a jugar un papel fundamental en el tiempo por delante.

A su vez, las nuevas generaciones -millenials, centenials y Alpha- seguramente emprendan por vocación, pero también por necesidad, lo cual potenciará a una generación que nació digital y no va a adaptarse dócilmente a las malas reglas y mala burocracia que ofreció América Latina hasta ahora a su sector privado.

Facilitar el desarrollo del sector privado es clave para un mejor futuro.

¿Qué otros actores son claves para hacer efectiva esta propuesta?

Todos los actores deberán estar abiertos a reinventarse. Políticos, empresario -grandes y pequeños-, sindicalistas, abogados, contadores, escribanos, docentes universitarios, estudiantes, etc.. Esta transformación nos convoca a todos, sin discriminación. El modelo de subsistencia y creación de empleo que hemos tenido hasta este tiempo ha fracasado y la pobreza es su indicador mas claro de ello.

Podemos seguir insistiendo con recetas similares, pero la falta de eficiencia en la regulación del sector privado es contundente: ¿seguiremos con un tercio de pobres o crecerá a la mitad de la población?

Todos -queramos o no- deberemos reinventarnos en el tiempo por delante. Los políticos que lo entiendan, posiblemente la minoría, deberán pensar con cabeza de futuro, más que priorizando la coyuntura presente. Igualmente los grandes empresarios. Pero a la larga, las reformas comenzarán y se irán expandiendo de los países que logren innovar con éxito hacia aquellos que sigan sumidos en la pobreza.

¿Cuál es el desafío más grande para la región? 

El desafío más grande para la región es comprender que en este tiempo extraordinario hay que tomar medidas de reforma extraordinarias como las que plantea Simple.

No vamos a emerger de la pobreza, informalidad y desempleo por el mero paso del tiempo. Por el contrario, el paso del tiempo va a agravar los problemas.

El desafío es entonces instalar el debate en el centro de la agenda de la región y -fundamentalmente- implementar la idea. Si la idea se debate, no alcanza. Hay que implementarla en toda su magnitud.

América Latina necesita adoptar reglas simples para que hacer negocios en la región sea mas fácil y económico que en cualquier lugar del mundo, especialmente para nuestras pequeñas empresas. Esa reforma depende de nosotros, los latinoamericanos. Esa reforma es innovar en cómo hacemos negocios. Esa reforma no requiere de grandes sumas de dinero. Pero sí depende de tener liderazgos claros, con visión innovadora que avancen verdaderamente en construir una salida a la pobreza.

¿Qué podría pasar en Latinoamérica, sino se realizan cambios efectivos para alcanzar un desarrollo real?

Si no se realizan los cambios, es decir, si se sigue insistiendo con un modelo ya fracasado, tendremos mayor pobreza, mayor desempleo y mayor informalidad, es decir, gente haciendo negocios por fuera de las reglas del estado.

En general, aquellos países que tienen pobreza, desempleo e informalidad en aumento también tienen mayor caos institucional, corrupción y violencia. Por ende, el no reformar devendría en un escenario malo y grave, especialmente para las generaciones más jóvenes.

En contraste, si reformamos, podremos sentar las bases para crecer, generar riqueza y lograr la mejor versión de América Latina: una que se desarrolle con su propia cultura en todo su potencial.

Últimas Noticias

Moto presenta acción para retomar cargo como juez

La defensa de Mynor Moto presentó este martes 13 de abril dos amparos contra la orden de captura girada en su contra....

Dos departamentos registran incremento alarmante de fallecidos por COVID-19

Quetzaltenango y Chiquimula se encuentran en alerta ante el reporte de un aumento en el número de fallecidos por COVID-19. En ambos...

Grupo ciudadano solicitará arraigo de Porras

El penalista Raúl Falla, abogado de la Fundación Contra el Terrorismo (FCT) informó a través de su cuenta de Twitter que solicitarán...

Congreso no juramentó a Gloria Porras

Minutos antes de la juramentación de los magistrados de la Corte de Constitucionalidad, el presidente del Congreso, Allan Rodríguez informó que Gloria...
- Advertisement -

Noticias Recomendadas

Moto presenta acción para retomar cargo como juez

La defensa de Mynor Moto presentó este martes 13 de abril dos amparos contra la orden de captura girada en su contra....

Dos departamentos registran incremento alarmante de fallecidos por COVID-19

Quetzaltenango y Chiquimula se encuentran en alerta ante el reporte de un aumento en el número de fallecidos por COVID-19. En ambos...

Grupo ciudadano solicitará arraigo de Porras

El penalista Raúl Falla, abogado de la Fundación Contra el Terrorismo (FCT) informó a través de su cuenta de Twitter que solicitarán...

Congreso no juramentó a Gloria Porras

Minutos antes de la juramentación de los magistrados de la Corte de Constitucionalidad, el presidente del Congreso, Allan Rodríguez informó que Gloria...