14.9 C
Guatemala City
viernes, enero 21, 2022

Semilla: ¿democracia interna o centralismo democrático?

Semilla se mantiene como tendencia en redes, luego de dos días. Alfredo García, constituyente con amplia experiencia en el Congreso, y el politólogo Secil de León, comentan esta polémica que envuelve a un partido “novato” según García. En tanto, el secretario de URNG en San Marcos, Carlos Mejía, expresa que los votos de los diputados deben ser coherentes.

Roxana Orantes Córdova

En redes se mantiene el debate por el voto disidente del diputado Alberto Sánchez-Guzmán, quien se manifestó a favor del primer contrato de alianzas público privadas para la construcción de la carretera Escuintla-Puerto Quetzal.

- Advertisement -

No es la primera vez que Sánchez-Guzmán emite un voto disidente de Semilla. En septiembre recién pasado, el jefe de bancada, Bernardo Arévalo; Ligia Hernández y Sánchez-Guzmán votaron a favor del Estado de Calamidad, contraponiéndose al resto de la bancada.

Según García, parece que Semilla no tiene un estándar que defina cuándo es válido disentir y cuándo no. “Da la impresión de que no hubo reunión previa para posicionar al bloque legislativo ante la votación que originó la amonestación a Sánchez-Guzmán, días antes señalado de acoso sexual por una trabajadora del Congreso”, afirma.

Secil de León añade que las acusaciones de coima a los legisladores que votaron a favor puede ser un elemento que apuntale la posición de Semilla ante el voto de su diputado, ya que de no pronunciarse, serían considerados cómplices del supuesto soborno.

¿Semilla es un partido democrático o ejerce el centralismo democrático?

La diferencia entre democracia interna y centralismo democrático es la diferencia entre el modo de hacer política desde una posición democrático republicana y la marxista clásica, donde se conoce como “centralismo democrático” la potestad del líder para determinar todos los asuntos de su partido.

El Código de Ética de Semilla, esgrimido para fundamentar la amonestación al voto disidente, habla de fortalecer un estado democrático republicano (numeral xi), aunque la reciente amonestación parece más inclinada al anacrónico “centralismo democrático”, definido por el verticalismo en la toma de decisiones y el ejercicio de la autoridad partidaria, según Vladimir Ilich Lenin.

El principal argumento contra el voto de Sánchez-Guzmán es que transgredió esa normativa, pero cabe acotar que ningún numeral de ese código menciona explícitamente que los diputados deban votar en bloque. Estas inconsistencias ubican a Semilla en una posición compleja ante la opinión pública, como se evidencia en redes sociales.

Y otro elemento que puede complicarle aun más el panorama a Semilla es la congratulación de la embajada estadounidense por la firma del contrato. Esto, considerando la adhesión y obsecuencia que la “neo izquierda” en la que se incluye Semilla, manifiesta hacia EE.UU.

La cuenta de Twitter de “la embajada” indica:

“La aprobación del primer contrato de alianzas público privadas #APP, abre la puerta a nuevas iniciativas que crean oportunidades, trabajo, crecimiento y #Prosperidad. Resolver la brecha de infraestructura ayuda a #GUA mejorar su potencial económico y reducir #MigraciónIrregular. twitter.com/ANADIEGuatemal…”

“El voto es individual, en tanto la elección es individual”

Esto afirma el analista Secil de León, quien agrega:

“Sin embargo, cada bancada tiene estrategias en diferentes coyunturas parlamentarias. Todos sabemos que cada voto en el Congreso es una negociación con todos y cada uno de los representantes.

Por eso vemos que en distintos momentos, las bancadas no votan unificadas. Eso depende de la estrategia y de los intereses que cada uno exprese.

En el caso de Semilla, el problema es que luego de las denuncias podría evidenciarse que hubo una transacción. El voto del diputado da la impresión de que no fue por amor al arte, sino según denuncias de diputados, pudo haber un soborno como se denunció contra los 107 que votaron a favor de la concesión de la carretera”.

Según de León, la bancada denunció a Sánchez-Guzmán porque, de no hacerlo, se convertirían en cómplices de los señalamientos.

“Esto afecta a todo el partido y a la bancada, si bien no ha votado siempre de fondo unánime. Primero, votaron a favor de las bananeras, luego a favor de extender el Estado de Emergencia a favor de Giammattei”.

Polémica por concesión

De León agrega:

“Tengo entendido que la concesión de esa carretera fue una de las causas de la división de la UNE. La denuncia de Orlando Blanco, que todos sabemos que es un gran corrupto es porque lo desplazaron y pese a ser uno de los promotores de esa concesión a él no le tocó nada.

Carlos Barreda es el apóstol de las alianzas público privadas. Se lee y se comprende que al no recibir ningún beneficio, porque están al margen del partido, la denuncia es una queja de quien no recibió el beneficio de las coimas“.

Los diputados deben ser coherentes, afirma Mejía

El secretario departamental de la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) en San Marcos, Carlos Mejía, señala que:

“El voto de cada diputado tiene que responder en primer lugar, a su conciencia; en segundo lugar a sus electores y en tercer lugar, a la línea de su partido. Si hay correspondencia, el voto es correcto”.

De no ser así, afirma: “es una actitud lamentable del diputado, que evidencia irrespeto a su conciencia, a sus electores y a su partido”.

“Como buena izquierda, son verticalistas”: Alfredo García

Según afirma García, que los votos de los legisladores sean unánimes o no, “depende del partido, del tema y de las decisiones previas que pueden tomar las bancadas cuando se discute la agenda del día”.

En este caso, parece que por su condición de partido novato, Semilla no analizó la agenda a priori y no hubo un acuerdo antes de ejercer el voto, señala y agrega:

“Probablemente, no están organizados como bancada y esto es evidente, cuando el diputado votó contra sus principios ideológicos”.

Sin embargo, considera que es muestra de verticalismo “amonestar al diputado que votó según su mejor entender”. Especialmente, porque la acusación reciente de acoso sexual contra Sánchez-Guzmán tuvo una reacción tibia de Semilla, que, como bancada, “deja mucho qué desear y no manifiesta la seriedad que necesita un bloque legislativo”.

“Como buena izquierda, son verticalistas y obedecen la voz del líder. Los votos disidentes de Bernardo Arévalo no han sido cuestionados internamente. Obviamente, Arévalo pesa más que Sánchez-Guzmán. Entonces, se produce una situación de a veces sí, pero no importa si es una figura de mayor peso“.

“Cuando Arévalo favoreció el Estado de Excepción, no se levantó ninguna voz crítica interna. Esto muestra que manejan doble estándar para medir y analizar”, indica.

Nota: desde el viernes se intentó contactar telefónicamente a los diputados de Semilla, entre ellos Arévalo, jefe de bancada, y el secretario general, Samuel Pérez, para tener su versión, pero no respondieron las llamadas.

 

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas