Porras: entre la ovación y la crítica

Porras es la única fiscal que logró reelegirse. Rafael Curruchiche, jefe de la FECI; Amanda Santizo, abogada litigante y Secil de León, analista político, comentan el nombramiento, cuya trascendencia pasa por generar opiniones de países que normalmente, no muestran interés por las situaciones «domésticas» en Guatemala, como Inglaterra, que se pronunció en contra, mientras Herman Tertsch, europarlamentario de Vox, felicitó a Guatemala por el nombramiento.

Roxana Orantes Córdova

La doctora Consuelo Porras fue castigada por el Departamento de Estado, que además de clasificarla como «actora corrupta», en la lista Engel, incluyó a su esposo. Al mismo tiempo, la derecha y grupos conservadores, no solo guatemaltecos sino de varios países, incluyendo senadores republicanos de EE.UU., saludan la reelección y consideran que Porras terminará de sanear la institución.

- Advertisement -

Para el fiscal Curruchiche, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), tiene entre las expectativas para el futuro, «las mismas que hemos tenido en estos cuatro años: terminar con las ilegalidades, corregir errores que se cometieron y enderezar el rumbo».

El fiscal se refirió al caso Asodefir, cuya investigación habría sido retenida durante años. «Tuve que poner una denuncia sobre esto. Vamos a hacer lo correcto, lo que está en ley. Debemos ser serios, objetivos e imparciales», dijo a Perspectiva.

“Para nosotros los conservadores, la libertad es un pilar fundamental”: Amanda Santizo

Como litigante que recorre todo el país por su trabajo, la abogada expone:

«Respecto a la reelección de la Doctora Consuelo Porras, considero importante resaltar la gestión del actual Ministerio Público, en el que se ha privilegiado la legalidad que en las anteriores administraciones había sido relegada. Se restaba importancia a su aplicación porque se quería maquillar una realidad de ineficiencia, todo para poder justificar el financiamiento de millones de dólares que recibió CICIG-FECI.

Para nosotros los conservadores, la libertad es un pilar fundamental. La mejor forma de garantizar la libertad es a través de la efectiva aplicación de la ley. Como litigante puedo afirmar que la actual administración ha buscado aplicar la ley correctamente, regresando a un derecho penal como el regulado, es decir, aquel que juzga actos no actores, en las anteriores administraciones se elegía algún actor o rival político y se le armaba proceso penal con pruebas implantadas, aspecto muy grave de soportar en una sociedad que pretende materializar un crecimiento económico, cultural y social».

“Hubiese sido más fácil ceder a lo incorrecto”

Según Santizo: «Para mí como ciudadana y abogada litigante es impresionante ver cómo se ha sostenido la doctora Consuelo Porras, con la frente en alto a pesar de toda la presión externa que ha recibido. Para ella hubiese sido más fácil ceder a lo incorrecto, es decir ceder a la presión mediática y extranjera para cumplir fines políticos de extranjeros, globalistas y vividores de resarcimientos, pero, admiro mucho que no tomó el camino fácil, el camino incorrecto, sino ella tomó todo el peso que conlleva hacer lo correcto, levantó la frente y continuo trabajando y desempeñando su función, actos que reflejaron una tranquilidad de conciencia y convicción de que en Guatemala lo que necesitamos es hacer cumplir la ley y que los procesos penales se enderecen contra conductas y no contra personajes. Por eso, como ciudadana considero que esa mujer, profesional y de temple, es lo que necesita el Ministerio Público y ante eso no me queda otra opción que ponerme de pie y aplaudir la designación realizada por el presidente, quien no eligió por complacencia sino por meritocracia.

Para tener esta percepción que tengo es necesario ser alguien que viva en Guatemala, que sea litigante y conozca la ley y la realidad nacional, a diferencia de la comunidad internacional que se atreve a repetir discursos de cosas que no les constan ni tienen evidencias de lo que afirmen, esas actitudes coordinadas y organizadas más bien parecen campañas mediáticas internacionales de desprestigio con la que sancionan a alguien que levanta la frente y le dice no a las agendas políticas internacionales que no benefician en nada a Guatemala y su ciudadanía».

Secil de León: «Un grupo de militares, empresarios y políticos tiene el poder en Guatemala»

Según el análisis del politólogo Secil de León:

“En este momento, en el mundo hay redistribución de los poderes. En este momento, Estados Unidos está en retroceso, a la defensiva. Están en un franco deterioro y descomposición política, económica, etcétera. En Guatemala un grupo conformado por políticos, empresarios y militares tomó una parte del control estatal y ya lo tienen casi completo. Municipalidades, diputaciones, los otros dos poderes del estado. Estamos viendo la conformación de una dictadura. Estamos retornando a los años ochenta. Ya vemos gente que se tiene que ir, que huye de la justicia, porque la justicia está contra quienes trabajaron para ella».

Porras facilitó el retroceso a los ochenta, afirma De León

«La reelección de la Fiscal General sucede cuando ha sido ella quien ha facilitado, permitido e incluso organizado esta situación que a todas luces es ilegal. Además hay un golpe de estado permanente en Guatemala en tanto que para empezar en 2019 hubo un fraude que en estos momentos se revisa en los juzgados, pero que ni la prensa ni los medios toman en cuenta.

El presidente quedó electo por fraude y esto le permitió a este grupo adueñarse del Estado sin ninguna oposición. El MP, organismo de investigación criminal, le permitió a estos grupos existir, funcionar operar y tener influencia dentro del Estado.

Siendo ella, la señora del MP, la responsable de permitir que esto sucediera, su reelección es «ponerle la tapa al pomo». Y a partir de esto,  cualquier disidencia, que ya se vio a lo interno del MP, pero a nivel nacional, va a ser pagada con la misma moneda que le pagaron a los operadores de justicia que están asilados, están sin trabajo o incluso están amenazados o presos, como el caso del fiscal Pantaleón.

Se está terminando de configurar una dictadura un grupo conformado por tres sectores: las élites empresariales, políticas y militares. El país entregado a los narconegocios, por este territorio pasa de todo, hacia el Norte y el Sur. No ha surgido el tema de las pandillas porque seguramente el gobierno tiene buenas relaciones con ellas.

Pero en el momento en que pase lo que está pasando en El Salvador y las pandillas pidan más de lo que ya tienen, la situación podría convertirse en similar.

Me parece interesante que cada vez más, el discurso del Presidente y altos funcionarios pasa de que la izquierda y comunismo son responsables, a mencionar la presión de una potencia mundial. De un país fuerte, una superpotencia.

Tener el control del aparato investigativo es tener la sartén por el mango. En ocasiones anteriores, EEUU ha tenido este control y ha hecho lo que ha querido.

Ahora no son ellos quienes dan las órdenes. Ahora es desde la Casa Presidencial y desde la Fundación contra el Terrorismo y las páginas en Twit6ter. Desde ahí se dan órdenes y se filtran las informaciones», concluye Secil de León.