Ley de Hidrocarburos y los plazos que limitan el desarrollo del sector en Guatemala

La Ley de Hidrocarburos actual impide que las empresas petroleras trabajen a largo plazo. En este sector económico, es vital que dichos plazos se extiendan indefinidamente, mientras el costo de producción no supere la ganancia, explican Fredy Gudiel, presidente de la Asociación Guatemalteca de Empresas Productoras de Hidrocarburos, y el vicepresidente de dicha asociación, Félix Morataya.

Roxana Orantes Córdova

En 2019 se creó la Asociación, formada por empresas productoras que tenían campos en fase de explotación: Perenco Guatemala Limited, City Petén, Empresa Petrolera del Istmo, S.A; Petro Energy S.A. y Latin American Resources son los integrantes.

- Advertisement -

La Asociación tiene como finalidad “promover y fomentar la inversión privada nacional y extranjera en la industria guatemalteca. Tiene entre sus propósitos principales la defensa de los derechos comunes de los asociados y fomentar la regulación que promueva la industria petrolera en el país”, indica Gudiel y Morataya agrega:

“La Asociación se fundó para promover iniciativas gubernamentales orientadas al fomento de la inversión local y extranjera del sector en Guatemala”.

Ley de Hidrocarburos: sin reforma, el Estado podría perder hasta Q700 millones anuales

Todas las empresas petroleras son relevantes para la economía. Actualmente producen unos 8 mil barriles de petróleo, condensado y gas. Para este año, se proyecta que el Estado percibiría entre Q500 y Q700 millones, producto de las regalías y participación del Estado.

Además, dichas empresas realizan pagos adicionales establecidos en los contratos y contribuciones a FONPETROL, más los impuestos como el IVA e ISR.

Según Gudiel:

“No solamente es la importancia económica. La industria también genera alrededor de 800 empleos directos y unos 2,500 indirectos en sus áreas de influencia. El mayor porcentaje de los gastos que la industria petrolera genera en Guatemala se va para empresas guatemaltecas, que de alguna manera también se benefician, porque proveen bienes y servicios a la industria.

Por aparte, es importante mencionar que la industria petrolera tiene una gran presencia en el tema social en sus áreas de influencia. No somos sustitutos del Estado de Guatemala, pero apoyamos proyectos de desarrollo en Alta Verapaz, Petén e Izabal”.

XAN, el más productivo

El campo XAN es operado por PERENCO, bajo el Contrato de Explotación 2-85, que vence en 2025. Su plazo inicial venció en 2010 pero se prorrogó. XAN provee aproximadamente el 80% de la producción nacional.

“Si dejara de operar por cualquier circunstancia, pone en riesgo a toda la industria”, afirma Gudiel y agrega:

“Durante este mes, la empresa tiene que presentar ante el Ministerio de Energía y Minas una comunicación para iniciar la fase de abandono de operaciones petroleras, si no existiese ninguna circunstancia favorable para extender su vida contractual, prácticamente el contrato se termina en tres años. En este momento produce 5,500 barriles al día, aproximadamente el 80% de la producción total del país”.

Una reforma que podría beneficiar a todo el sector, varada en el Congreso

Los dos entrevistados coinciden en que los plazos de los contratos para la exploración y explotación de hidrocarburos deben extenderse hasta que se agote el recurso. El modelo planteado en la reforma “no solo es de beneficio para la empresa PERENCO sino para todos los miembros de la Asociación, que tendrían la posibilidad de invertir a largo plazo en los contratos. Algunos como el caso de City Petén, representado por el Ingeniero Félix Morataya”, indica el presidente de la Asociación de petroleros.

El 14 de enero, el Ejecutivo presentó al Congreso la iniciativa de reforma a la Ley de Hidrocarburos, como parte de un paquete de leyes para promover la inversión. Durante ocho meses ha permanecido en la Comisión de Energía y Minas, dirigida por el Diputado Edgard  Montepeque, sin que se conozca el dictamen para que pase a discusión en el pleno.

Al implementarse, la reforma eliminaría los plazos de vencimiento de los contratos, para que se mantengan vigentes hasta el límite económico del yacimiento petrolero. “Cuando es más caro operar el campo de lo que representa la venta del crudo, la operación deja de ser viable”, explican los entrevistados.

Un modelo ya probado

En 2003 y 2004, Colombia estaba en una situación similar a la que el sector enfrenta en Guatemala. Las empresas estaban en la parte terminal de sus contratos, ya no había inversiones y el Estado se estaba quedando sin recursos.

A partir de esas modificaciones fue evidente la inversión que recibió Colombia y los ingresos que el petróleo les generó. Aprobar esta reforma favorecería a toda la industria y evidentemente, fomenta la inversión nacional e internacional.

Gudiel informa: “la Comisión de Energía y Minas tiene como presidente a Edgar Eduardo Montepeque González, quien tiene en sus manos emitir el dictamen, para que se propicie una discusión en el pleno y la reforma pueda ser una realidad”.

“Necesitamos más tiempo”, dice Morataya

“Aunque el plazo de 25 años establecido en la actual ley parece largo, la realidad es que el tiempo que toma las actividades de exploración y explotación de un campo petrolero va mucho más allá. Por eso lo más conveniente es que se permita el desarrollo hasta el momento en que está propuesto en la reforma a la Ley de Hidrocarburos.

El campo XAN, operado actualmente por PERENCO lleva 40 años en producción y actualmente produce el 80% del país. Los otros campos que tienen producción son menos maduros y necesitan un tiempo largo para llevar el desarrollo a su máximo potencial.

Ahí vemos como Asociación la necesidad de impulsar reformas para apoyar o incentivar el desarrollo de nuestro sector”.

“Si se encuentra, cambiaría la matriz energética de Guatemala”

“Una vez se comienzan a agotar las reservas, se buscan áreas más profundas en otros estratos. Esta es parte de la relevancia de extender los contratos”, explica Morataya. “Entre los proyectos de PERENCO está ampliar la exploración hasta un estrato profundo, donde hay indicios de un yacimiento de gas “.

“Cambiaría la matriz energética de Guatemala”, dice Félix Morataya, quien comenta que en City Petén ya se encontró un yacimiento de gas natural en ese estrato profundo.

“A pesar de que la industria tiene muchos años en el país, existen muchas áreas pendientes de ser desarrolladas. La extensión de los contratos permitiría realizar todas las actividades de exploración y evaluación que se necesitan para producir estos hidrocarburos”, indica.

Existen yacimientos en áreas más profundas.

“El FIN de la industria petrolera”

El Contrato 2-85 que opera PERENCO y que hoy es 80% de la producción nacional, mantiene la Refinería La Libertad, donde se produce casi el 100% del asfalto que hoy se comercializa en Guatemala.  Si el contrato no se logra extender, todo esto finalizaría.

Además, esta producción mantiene el oleoducto de 500kms que transporta la producción petrolera desde Petén hasta Puerto Barrios.  Sin esta producción, el oleoducto dejaría de ser operativo.

Finalmente, todos los programas sociales, aportes a comunidades y FONPETROL dejarían de beneficiar a las comunidades de Petén, Alta Verapaz e Izabal.

“En este momento, el futuro de la industria petrolera de Guatemala está en manos de la Comisión de Energía y Minas”.

“Estamos optimistas”, indica Gudiel

“Estamos optimistas y esperamos que la Comisión emita un dictamen favorable en beneficio del país, que propicie la discusión y aprobación de esta reforma.

Estamos en fase de análisis y no tenemos una propuesta formal, pero la tendremos preparada, para presentarla en caso de que la aprobación de la reforma tenga algún contratiempo, pero confiamos en que finalmente, se aprobará la reforma a la Ley de Hidrocarburos”, concluye.