16.9 C
Guatemala City
miércoles, diciembre 7, 2022

La neutralidad, una opción restringida a los países pobres

Mario Mérida

Nuestro país no ha tenido oportunidad de ser neutral en los últimos conflictos, salvo durante el clima bélico de los años 80s. Sin embargo, celebra el “Día Internacional de la neutralidad”, aprobado a solicitud de Turkmenistán[1], país que según Katia Ovchinnikova (2020), es “uno de los países menos democráticos del mundo. Los dos presidentes que ha tenido desde 1991 han impuesto cultos a su personalidad y decisiones tan excéntricas como prohibir la palabra “coronavirus”.

Primera Guerra Mundial (1914-1918)

Nuestro país fue parte por temor a represalias militares del gobierno de México y de EE. UU, “Guatemala abandonó su política de neutralidad” a finales de este conflicto (04/05/1918)[2], ofreciendo Estrada Cabrera su apoyo militar

Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

En esa época gobernaba el presidente Jorge Ubico, quien inicialmente manifestó la neutralidad del Estado guatemalteco, pero sucumbió ante las presiones norteamericanas, lo que le llevó a suspender relaciones diplomáticas con Japón (08/12/1941). Tres días más tarde declaró la guerra a Roma, Berlín y Tokio y “…tomó medidas anti-germánicas a petición del gobierno de Roosevelt” (https://hoyhistoriagt.org/2019/12/08/8). Es decir, desde hace ochenta años, hemos sido socios o aliados de los Estados Unidos. Desde luego, no por decisión propia, sino obligados por las circunstancias.

Otros conflictos bélicos

En la guerra de Corea o Guerra silenciosa (1950-1953), formó parte de la alianza convocada por la ONU, en favor de Corea del Sur. A partir de 1962 las relaciones diplomáticas se consolidaron con este país, según declaraciones del embajador Seok-hwa Hong: “Guatemala fue uno de los países que nos apoyó durante la Guerra de Corea, y sigue apoyando constantemente los esfuerzos del Gobierno de Corea para alcanzar la paz y estabilidad en la Península Coreana[3].

Para la guerra de Viet Nam (1955-1975) fuimos aliados de Viet Nam del Sur por razones políticas, que se fortalecieron ante el apoyo bélico y formación que Viet Nam del Norte facilitó a combatientes de la Unidad Revolucionario Nacional Guatemalteca (URNG):

A ello contribuía indudablemente la influencia que ejercía la experiencia revolucionaria de Vietnam, país en donde los principales dirigentes guerrilleros guatemaltecos irían a estudiar la experiencia militar, así como en Corea del Norte”[4].

En reciprocidad, el Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP), designó algunos de sus frentes guerrilleros con nombres, como Ho Chi Ming, Saigón, Indochina, etcétera.

Conflicto centroamericano y paz en Centroamérica

La tercera declaración de neutralidad fue durante el gobierno del general Humberto Mejía Victores (1986-1986), que envío un mensaje claro al resto de países de Centroamérica, con respecto a que Guatemala no preparaba ningún tipo de agresión contra sus vecinos en la región u otra acción. Versus la disposición de Honduras[5]más cercana a lo EE. UU

La Política de Neutralidad se apuntaló con inasistencia de Guatemala en los ejercicios militares comandados por los Estados Unidos “AHUAS TARA” (13/08/1983), “AHUAS TARA II” (febrero 1984) con la participación de Honduras y EE.UU. y “EL GRANADERO I” (abril-junio 1984), con la participación de El Salvador y Honduras[6].   Los ejercicios pretendían intimidar al gobierno Sandinista. De haberse producido un incidente bélico entre estas fuerzas combinadas y el Ejército Sandinista, probablemente hubiera provocado una breve, pero innecesaria confrontación militar.  Posteriormente el general Mejía Víctores (05/01/1984), anuncio que nuestro país no atacaría a Nicaragua, con lo cual quedó fuera del Programa de Desarrollo de la Cuenca del Caribe financiado por los EE.UU.         

El gobierno del presidente Marco Vinicio Cerezo Arévalo (1986-1990), orientó sus esfuerzos internamente a la implementación de políticas gubernamentales, en el plano internacional impulsó Política de Neutralidad Activa, que facilitó los Acuerdos de Esquipulas I y II. Esto aproximó a nuestro país a los EE. UU, que veían en el presidente Cerezo un buen aliado para mantener cierto grado de estabilidad en la región, mientras mantenían la presión contra el gobierno Sandinista. En este contexto Guatemala inició su participación de ejercicios militares con los Estados Unidos y el resto de los países centroamericanos, con los mismos objetivos de AUHAS TARA. Independientemente de esos ejercicios militares Guatemala realizó otras operaciones combinadas con los EE. UU[7]

El aporte del Gobierno militar (1983-1986) fue reconocido por propios y extraños. Así lo demostró el reconocimiento del Grupo de Contadora[8] a la gestión gubernamental del General Mejía Víctores: “Los ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Contadora y los ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Apoyo, reunidos en la Ciudad de Guatemala con ocasión de la toma de posesión del presidente Vinicio Cerezo… consideran de justicia reconocer esa contribución invalorable de Guatemala al proceso de paz en la región que fue posible por el espíritu de comprensión y de buena voluntad del gobierno presidido por el general Oscar Humberto Mejía Víctores, y así deseamos dejar testimonio de ese reconocimiento” Proceso que contó con el desempeño profesional del Canciller Fernando Andrade Díaz Duran y el apoyo del ejército guatemalteco, con ello se abrieron las puertas a la paz (1983-1996).

A LOS ESTIMADOS LECTORES DE PERSPECTIVA, PARTICULARMENTE A QUIENES DEDICAN TIEMPO PARA LEER ESTE ARTÍCULO DE OPINIÓN, A LOS APRECIADOS COLUMNISTAS Y AL PERSONAL QUE HACEN POSIBLE ESTA REVISTA, LES DESEO UN PRÓSPERO 2022.


[1] Resolución de la ONU. 71/275 (2017)

[2] https://www.mexicoescultura.com/actividad

[3] Prensa Libre. 02/octubre/2022

[4]Guatemala historia reciente (1954-1996) FLACSO. 2013. p. 68. https://www.flacso.edu.gt/publicaciones/wp-content/uploads/2014/03/Guate-Historia-rec-Tomo-II.pdf

[5] El informe de Viron Vaky, de septiembre de 1979, perfila la posición geoestratégica de Honduras, pero todavía por la percepción de servir como cordón sanitario entre Nicaragua y El Salvador. Es más adelante cuando la política de Carter, y sobre todo la de Reagan, pasa de la contención al intento de destrucción del gobierno Sandinista.

[6] El informe de Viron Vaky, de septiembre de 1979, perfila la posición geoestratégica de Honduras, pero todavía por la percepción de servir como cordón sanitario entre Nicaragua y El Salvador. Es más adelante cuando la política de Carter, y sobre todo la de Reagan, pasa de la contención al intento de destrucción del gobierno Sandinista.   

[7] Ejercicio de fuerzas combinadas Kaibil II. 1988. Comandado por el general de División Bernard Loeffke. Comandante del Ejército del Sur.

[8] Grupo integrado por México, Panamá, Colombia y Venezuela (22/julio/1983), para encontrar una solución negociada a los problemas que se presentan en la región centroamericana y para evitar la intervención directa de Estados Unidos. 

 

Suscríbete a Nuestro Boletín

¡No te pierdas las noticias más relevantes y contenido exclusivo! 📲

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas