Emma Naslund-Hadley es una especialista en educación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que actualmente promueve estrategias educativas para cooperar con los ministerios de educación de la región latinoamericana. Entrevistada por Perspectiva, la especialista explica cómo se están implementando algunas de estas estrategias.

Roxana Orantes Córdova

El cambio de la enseñanza presencial a la virtual es un reto importante para los sistemas educativos de Latinoamérica. Varios ministerios de educación pidieron apoyo al BID para mutar de las aulas a las plataformas virtuales.

Emma Naslund, quien coordina el área educativa del BID en Matemática y Ciencia, narra cómo entre estos esfuerzos, lograron coordinar la difusión de 300 programas educativos de Plaza Sésamo (200 en inglés y 100 en español), que incluyen otras herramientas de apoyo para los preescolares y sus padres.

¿Cómo surgió la idea?

Cuando cerraron todas las escuelas de Latinoamérica, aproximadamente en marzo, fue un reto tremendo para los ministerios de Educación, que prácticamente sin aviso debieron adecuarse a los audiovisuales, sobre todo para los niños más pequeños.

Muchos ministerios se acercaron al BID para pedir apoyo en el tema de educación a distancia.  Decidimos buscar una alternativa que pudiera apoyar en educación a distancia a toda la región, no solo a uno o dos países.

¿Por qué contratar a Plaza Sésamo?

Se nos ocurrió  comprar los programas para que sean transmitidos por canales de televisión abierta en cada país. En algunos países, estos programas son transmitidos en canales privados. Si los canales los compran, resultaría muy costoso. Hemos hecho rigurosas pruebas sobre  los contenidos y sabemos que funcionan, especialmente para los más pequeños. No solamente preescolar, sino en niños desde tres a siete años.

Los contenidos de estos programas funcionan muy bien en la educación STEM (integradora de ciencia, tecnología, arte, matemáticas y otras disciplinas), con una calidad casi tan alta como la que se logra en clases presenciales. Entre otras ventajas, se encuentran programas con contenidos sobre género y la ruptura de estereotipos preescolares.

Los monstruos de Plaza Sésamo son poderosos e influyen en actitudes y tendencias.

¿Cuántos programas adquirió el BID para divulgar en la región?

Cien en español y doscientos en inglés. Para Brasil, se transmitirán en portugués.

¿Transmitirán contenidos nuevos o retransmitirán programas ya filmados?

Aunque los estudios están cerrados, se presentarán algunos episodios nuevos sobre COVID. Los monstruos se presentarán cada uno desde su casa en reuniones de Zoom para enseñar a los niños la prevención, abrazos virtuales, temas de salud física y mental.

Nos preocupa la salud mental de los niños. No asistir a la escuela afecta en su desarrollo social. Muchos han perdido a familiares, los padres de otros perdieron el empleo. Algunos tendrán miedo y necesitan explicaciones.

Además de los programas, ¿hay otras acciones vinculadas con el proyecto de Plaza Sésamo?

Es una estrategia que incluye TV, página web de los ministerios y mensajes de WhatsAPP. El número aparecerá en cada episodio y los padres podrán recibir el link donde se puede encontrar infografías, juegos y materiales de estudio.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.