Méndez Ruiz reitera: Miguel Ángel Gálvez es un juez prevaricador

Méndez Ruiz mantiene su opinión sobre Miguel Ángel Gálvez en redes sociales. Según afirma el presidente de la FCT, Gálvez cometió prevaricato más de una vez. Entretanto, el abogado de la fundación mencionada, Raúl Falla, anunció que preparan una denuncia en la que pedirán el retiro de antejuicio al juez, quien no respetó criterios jurídicos en su resolución sobre el llamado «Diario Militar». Por otra parte, Falla cuestionó la visita del PDH al juez, ya que Jordán Rodas habría sido «beneficiario» del caso, al recibir una millonaria indemnización por la muerte no esclarecida de su hermano.

Roxana Orantes Córdova

Méndez Ruiz escribió en su cuenta de Twitter:

«Miguel Ángel Gálvez responderá ante la justicia por éste y por los otros muchos delitos que ha cometido en el ejercicio de su cargo como juez. Más temprano que tarde, la @FCTGuatemala hará justicia».

- Advertisement -

Este comentario desató indignaciones y temores entre quienes admiran incondicionalmente a Miguel Ángel Gálvez, juez conocido por ser el primero que implementó la «prisión preventiva», que jurídicamente no existe, pero se puso en práctica con resultados desastrosos, ya que muchos presos en esta modalidad terminaron absueltos por falta de pruebas, mientras otros se suicidaron o murieron por decisiones de jueces implacables que les negaron medidas sustitutivas pese a tener enfermedades terminales.

El comentario amenazador y la visita que motiva suspicacia

Por su parte, el juez denunció que se sintió «amenazado» por el comentario de Ricardo Méndez Ruiz y pocas horas después, recibió la visita de Jordán Rodas, lo que para Raúl Falla es un claro conflicto de intereses, puesto que el hermano de Rodas aparece en el documento como miembro de una facción de ORPA llamada MRP-Ixim, grupo que según versiones, habría sido exterminado por otras organizaciones guerrilleras.

Independientemente de esto, Falla señala que Rodas recibió una considerable suma de dinero, y aunque no hubiera sido así, el mero hecho de tener un hermano entre las supuestas víctimas del Estado, lo pone en conflicto de interés.

«El PDH se mueve a discreción. No sé si realizó la visita como parte de una plataforma mediática, ahora que está en campaña política, pero se excedió porque está en claro conflicto de interés. ¿Alguna vez se le ha visto visitar a comerciantes, tenderos o pilotos de buses extorsionados?», expresa Falla.

«Las medidas cautelares de la CIDH pueden continuar a favor de Gálvez, pero como ya se lo dijo Ricardo Méndez Ruiz, no necesita protección ni hombres armados, sino abogados, porque estamos preparando una denuncia en su contra, a fin de que le retiren la inmunidad y pueda ser investigado».

«Miguel Ángel Gálvez cometió prevaricato», señala FCT

«Prevaricato es dictar resoluciones contrarias a la ley. Gálvez no respetó las incongruencias y falta de datos. No hay lugar, tiempo y modo, información que según la ley es indispensable para tomar una decisión como la de Gálvez. La mala interpretación de la ley es prevaricato, además de que denegó justicia, porque si algo no fue debidamente acreditado, la ley favorece al reo», expone Raúl Falla.

Según Falla, el juez se basó en criterios subjetivos y realizó una larga enumeración de guerras y genocidios en varios países del mundo, pero en ningún momento logró probar las acusaciones realizadas por personas que o bien eran muy niños o no habían nacido cuando sucedieron los hechos, consignados en un documento cuya autenticidad es tan cuestionada que el Estado guatemalteco promovió que la SEPAZ escribiera un libro llamado «Sobre la autenticidad del Diario Militar» (donde tampoco se demuestra nada).

Falla indica que el documento base para encarcelar al grupo de veteranos militares (todos mayores de 80 años), fue recibido por la estadounidense Kate Doyle, de una ONG que trabaja con archivos en Washington, a donde ella se llevó el documento, por lo que el abogado considera que hubo contaminación.

La denuncia contra Gálvez será planteada esta semana por la FCT, quien recuerda que otros jueces prevaricadores ya fueron separados del cargo, como Pablo Xitumul, mientras Erika Aifán eligió huir para evadir la justicia.