16.6 C
Guatemala City
sábado, septiembre 26, 2020

Coronavirus: ¿confinamiento o inmunidad de rebaño?

- Advertisement -

Los médicos Antonio Wholers y Juan Carlos Bargeles, ambos apasionados estudiosos del COVID-19 y los dos entregados a atender consultas de personas sobre el tema de forma virtual o presencial, comentaron para Perspectiva sus conclusiones sobre una pandemia que llegó para quedarse y con la cual debemos aprender a convivir.

Redacción: Roxana Orantes Córdova

Entrevistas y vídeo: Kathia Rivera

Edición de vídeo: Cristian Sandoval

El martes 21 de julio, las autoridades de salud pública dieron a conocer que en el país hay un total de 40,229 casos. 26,000 de estas personas se reportan recuperadas y hay 1,531 fallecidos. Aunque el Estado recientemente inauguró una plataforma donde estos datos se consignan cada día, persisten las dudas sobre la validez de las estadísticas, debido a más de un error visible en este tema.

Por otra parte, el confinamiento prolongado está dañando severamente la economía. Más de cien mil empleos perdidos y centenares de empresas en quiebra son algunos de los saldos de esta medida, que para algunos es un mal necesario, mientras otros consideran que se trata de un error y apuestan a la apertura con responsabilidad.

Perspectiva entrevistó a dos médicos que coinciden en algunos aspectos y difieren en otros. Antonio Wholers, quien ha atendido a varios casos de coronavirus a domicilio y por videoconferencia, y Juan Carlos Bargeles, quien estudia el COVID-19, respondieron para nuestros lectores las preguntas obligadas cuando se trata de este tema.

Estadísticas que no corresponden a la realidad y generan pánico

Antonio Wholers, ginecólogo obstetra egresado de la Universidad Francisco Marroquín, quien actualmente realiza consultorías en tema CoViD-19, considera que entre el 78% y el 84% de esta enfermedad viral se comporta como una gripe.

Según comenta, “entre 12 y 15%  de los casos se comportan como una neumonía que puede tratarse en casa, y un 5% que en algún momento dado podrían llegar a la hospitalización, porque están entre los estadios 2 B o estadio 3. De este 5%, el 2.5% tiene riesgo de fallecer. Si vamos a nivel mundial, podemos hablar de una cantidad muy pequeña comparada con otras enfermedades. Por ejemplo cáncer, diabetes, hipertensión, la misma influenza que también es un virus”.

Por un lado, dice Wholers, se han magnificado los números. La otra, es que el ministro de Salud reconoció que había distorsión en las estadísticas de fallecimientos. Y generar pánico en una población que no tiene fuentes de inmunización adecuadas, es de mucho riesgo, porque con el pánico se baja el sistema inmunológico de las personas.

Juan Carlos Bargeles, de la Universidad de San Carlos, participó en formación de comedores populares en 1989, en jornadas médicas en Nebaj, Chajul, Cotzal. En EEUU desarrolló una carrera médica de diez años, regresó a Guatemala en 2001, donde trabajó en el Hospital de Infectología Pediátrica. Actualmente ejerce en su clínica privada, estudia el COVID y también ofrece consultas sobre el tema.

Para Bargeles, “los temas estadísticos son un poco obtusos. No porque el gobierno esté manipulando los datos, sino porque las pruebas son mucho más bajas que los casos”.

Hospitalización vs. tratamiento en casa

Los dos médicos coinciden en que los pacientes sintomáticos leves y moderados podrían recuperarse en casa. Ambos señalan que solamente deben acudir al hospital cuando presentan problemas respiratorios.

Bargeles comenta: “en casa, los pacientes sintomáticos leves y la hospitalización exclusivamente cuando hay dificultades respiratorias. No tiene sentido hospitalizar a personas con síntomas leves que pueden ser tratados en casa, con el uso de medicamentos que alivian el malestar que genera la enfermedad, como el acetaminofén, para el dolor de cabeza, el Ibuprofen, por cuestiones de dolores musculares y antibióticos si es necesario. Los pacientes única y exclusivamente deben presentarse al hospital cuando tengan problemas respiratorios”.

Y Wholers considera que: “dependerá de los estadios. El uno es la gripe, el dos se divide en A y B. El primero es cuando la gente tiene dificultad para respirar pero no tiene hipoxia, es decir no tiene menos de noventa por ciento de saturación, medido con un oxímetro. El estadio 2 B, es cuando la persona tiene dificultad para respirar pero ya se presenta hipoxia: un 89 o menos de saturación. Esa persona debería estar en un hospital o a punto de hospitalización. El estadio tres incluye hipoxia, fiebre, dificultad para respirar y se empiezan a ver otras complicaciones”.

Para Wholers, la hospitalización

“debiera ser en un buen hospital, donde la persona sea tratada en forma humana. Pero ir a un sanatorio, para que le cobren medio millón de quetzales…eso no está bien. No le puedo cobrar a una persona medio millón. Y esos sanatorios y hospitales privados no están dejando entrar a las personas con COVID porque contaminan el sanatorio, lo ponen en cuarentena y eso es pérdida para un laboratorio pequeño”.

En cuanto a los hospitales nacionales, considera que da miedo. “A la gente le da miedo ir al Roosevelt, San Juan de Dios, al de la zona 9…le da miedo ir al IGSS. Estamos atendiendo a gran cantidad de gente por otras causas, porque les da miedo ir a los hospitales.  Y cuando vemos a los médicos sin medicinas, materiales sin protección…más de cuarenta médicos han muerto porque están exponiendo su vida en hospitales que están en trapos de cucaracha. Con una carga viral altísima y no les han pagado su salario. No comprendo cómo un gobierno permite que un diputado o ministro tengan su cheque mensual, no digamos el presidente o vicepresidente, que ganan como Q 5 mil diarios tengan garantizados sus salarios mientras no se paga a los médicos que están en primera línea. Eso no está bien. Cuando me llaman prefiero tratarlos en video llamada o en su casa. Y nos ha ido 99% bien”.

¿Un abordaje errático del Estado?

Según Bargeles, el Estado ha tenido “una actuación un poquito disfuncional, aunque es muy fácil ser crítico cuando no se tienen las presiones y las decisiones que tomar en cuanto a la economía y la salud. Considerando que el señor Presidente es médico, pienso yo que debería haber priorizado la salud y desde el inicio de la pandemia, orientar un cierre total del país para estandarizar y manejar adecuadamente los casos que se venían encima.

Hoy por hoy, el Estado está manejando las cosas como van saliendo, considero que las cosas no están bien orientadas y no se ha tomado una decisión radical para ordenar los casos y tener una política a futuro, para poder reabrir la economía del país  de una forma más sana”.

En cuanto a Wholers, considera que:

“El presidente debió usar todas las ampliaciones presupuestarias para reforzar el sistema inmunológico de la gente, para que estemos fuertes ante este virus y cualquiera que venga. Afortunadamente la gente tiene puesta la BCG y la vacuna contra la polio, que han dado cierta inmunidad impregnada para que disminuyan los problemas del COVID.

Claro, la gente decía: “hay un montón de muertos”. Por supuesto, el gobierno venía y tomaba video, sacaba fotografías de la gente muriendo, porque le conviene mantenernos encerrados y mientras, imagínense ustedes, “en río revuelto, ganancia de pescadores”. Mientras tanto, llegaban los préstamos. Si hablamos de estadística, creo que fue una estadística muy inflada.

¿Cómo vamos a permitir que venga a Guatemala una Comisión contra el coronavirus que diga: “hagamos cacerolazos a las ocho para apoyar a los médicos”. Hay falta de profesionalismo y seriedad en el asunto”.

¿Salir o encerrarse? Lo que piensan los dos médicos sobre la inmunidad de rebaño

Para Wholers, el encierro prolongado ha motivado una enorme crisis económica, sin que por esto se detenga el avance del virus. Según dice: “a la larga, íbamos a terminar regresando a trabajar pero con pobreza y gente más enferma desde el punto de vista nervioso y hoy me doy cuenta de que era cierto. Tenía que haber dejado guardados a diabéticos, hipertensos, cardiópatas, niños, ancianos. Y a la gente productiva, dejarla trabajar para que no quebrara el país. Ahora tenemos un país quebrado, miles de desempleados. Hoy se habla de que el Bono 14 se use para pagar impuesto de circulación”.

El ginecólogo explica que la inmunidad de rebaño se produce cuando toda la gente sale de su casa y se contagia. “Eso produce anticuerpos. Una persona encerrada seis meses en su casa, no tiene dinero, se aísla, le baja el sistema inmune. Cuando salga, se va a infectar. Este virus se va a quedar en Guatemala y el mundo entero. Lo mejor es salir y exponerse de forma natural. Tampoco de forma maliciosa, pero si te va a dar que te dé, entendiendo que si tienes la inmunología alta, estás tomando selenio, zinc, equinácea, bastante agua, haciendo ejercicio, no comiendo comida chatarra ni alcoholizándose, porque es lo primero que hace la gente y ¿estamos de cuarentena o de fiesta?”.

Para Bargeles, la inmunidad de rebaño

“es una política que se está haciendo, no de forma declarada, pero si abrimos el país durante seis días y lo cerramos un día, obviamente la gente interactúa y hay contaminación. Soy creyente de la inmunidad de rebaño, pero con una política orientada y una población seleccionada”.

Las personas jóvenes, sin problemas de salud, menores de 60 años, y no tienen comorbilidades deben contagiarse, porque a fin de cuentas es lo que va a pasar. Pero los que están arriba y tienen comorbilidades deben protegerse”, comenta Bargeles, quien considera que el país debiera cerrar durante 15 días y posteriormente, establecer una nueva estadística. Es necesario, es lo que va a dar la solución al problema que va a durar mucho tiempo”, comenta.

Posiblemente sea lo más indicado para reabrir el país pero siendo responsables con las personas mayores y con comorbilidades. Creo que es lo más indicado para que salgamos de esto y el tema se oriente de una manera ordenada y responsable.

Wholers comenta que al terminar el confinamiento, “la gente seguirá trabajando, produciendo, protegiéndose con mascarilla, alcohol, pediluvios, pero a la larga se terminará enfermando. La pregunta no es si me va a dar o no sino cuándo me dará y cuando eso sea, que nos encuentre con las defensas altas”.

- Advertisement -

Últimas Noticias

Rodas pide Q175 millones para PDH

El Procurador de los Derechos Humanos (PDH), Jordán Rodas detalló que solicitaron Q175 millones para el presupuesto del próximo año.
- Advertisement -

Luis Suárez se integra al Atlético de Madrid

El jugador uruguayo llevará el emblemático número nueve, en el Atlético de Madrid, después de seis años en el FC Barcelona.

Grave incendio en laboratorio I+D de Huawei en China

Está mañana, se reportó un incendio de grandes proporciones en uno de los laboratorios de la marca Huawei en China.

COVID-19: Guatemala registra 945 casos nuevos

En las últimas 24 horas, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS) realizó 4,709 pruebas de COVID-19 de las cuales...
- Advertisement -

Noticias Recomendadas

Estados de Excepción deben ser evaluados, afirma el CIEN

Hoy, el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), como brazo técnico de la Coalición por la Seguridad Ciudadana y la Fundación para...

Cámara Guatemalteca de Periodismo rechaza la “cultura de la cancelación”

Hoy publicamos una necesaria aclaración que expone la posición de Perspectiva ante la libertad de expresión.

CIEN aporta datos reveladores sobre la ejecución de fondos COVID-19

Síntesis de la presentación realizada por el CIEN sobre la ejecución de fondos COVID-19.

CC: Más de dos años incompleta, gracias a un amparo

El ex presidente de la Corte de Constitucionalidad (CC), Roberto Molina Barreto, explica algunos elementos que pueden contribuir al esclarecimiento de un...
- Advertisement -