El vínculo entre el Partido Nacionalista Vasco y organizaciones sociales guatemaltecas

Una de las eurodiputadas que cuestionó con más fuerza a Guatemala en el Parlamento Europeo es Izaskun Bilbao Barandica, del poderoso Partido Nacionalista Vasco (PNV). Pese a la contundencia de los señalamientos, dicho partido no está exento de múltiples acusaciones (incluso condenas), de corrupción. En cuanto al marcado interés en Guatemala, es pertinente mencionar que más de una organización de izquierda recibe millones en donativos del PNV. Esto incluye a grupos que en sus protestas transgreden la ley guatemalteca.

Roxana Orantes Córdova

A principios de abril, el Parlamento Europeo emitió una resolución sumamente desfavorable a Guatemala. Aunque no es vinculante, afecta y distorsiona la imagen del país, donde se eligen cargos tan importantes como el Fiscal General, magistrados y rector de la universidad nacional.

Llama la atención que Guatemala fuera presentada como un régimen donde se violan los derechos humanos, con base en el despido del fiscal de sección Juan Francisco Sandoval, y los señalamientos contra otros operadores de justicia que paradójicamente, no creen en el sistema judicial y eligieron fugarse antes de enfrentar la ley.

Además de estos casos, plenamente documentados, la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) y ONG´s que tienen programas financiados con fondos vascos para «proteger a defensores y defensores de defensores», no logran reunir suficientes denuncias como para presumir que el Estado guatemalteco viola los derechos humanos.

Antecedente necesario

En 2014, Izaskun Bilbao Barandica, motivó sorpresa cuando en medio de un debate entre políticos vascos, aseguró:

“Por el momento, no hay ningún caso de corrupción demostrado en el PNV”

Los políticos presentes en el debate, detallan los medios de la época, mostraron incredulidad y sorpresa, pero además se mofaron de la afirmación, realizada en medio de escándalos por corrupción de dicho partido, donde ese año se evidenció la compra de noticias favorables a medios afines al gobierno vasco, plazas fantasma para dirigentes del PNV en la empresa pública Ibarzaharra y el señalamiento del Tribunal de Cuentas español al PNV, como uno de los partidos con más donaciones anónimas entre 1987 y 2007 (27,5 millones de euros).

En diciembre de 2019, varios dirigentes del PNV fueron condenados a penas de hasta 13 años de cárcel, por escándalos de corrupción variados, que no difieren sustancialmente de los hechos de corrupción que se producen por ejemplo en Guatemala:

Mala gestión de residuos en un vertedero; solicitud de mordidas para ampliación de un parque tecnológico y “menoscabo económico (a familias de escolares) practicado impunemente por la administración vasca durante 12 años a través de empresas que abastecen los comedores escolares”.

Estos antecedentes, extraídos entre muchos datos similares de la prensa española, muestran que el PNV no difiere de la mayoría de partidos en cuanto a los escándalos de corrupción, y plantea la duda:

¿Por qué una europarlamentaria que tiene demasiados casos para investigar en su propio partido se ocupa de un país tan lejano y ajeno como Guatemala, que presentó como encaminado hacia la la dictadura y ejemplo de corrupción?

PNV: intereses y estrategias en ONGs de Guatemala

La Agencia Vasca de Cooperación, uno de los principales socios de las ONG´s guatemaltecas, es una agencia del gobierno vasco, presidido por un miembro del PNV. En las últimas décadas, esta agencia ha donado millones de euros a ONG´s guatemaltecas.

Dichas donaciones escapan a la fiscalización del estado guatemalteco, aunque es evidente que la ejecución de los millones provenientes del país vasco no se refleja en desarrollo (infraestructura o proyectos productivos).

En cambio, a partir de los millonarios donativos, que suelen ser canalizados por entidades como Oxfam Intermon o la Fundación Alboan (ONG de jesuitas), es evidente el incremento de la conflictividad social en todas sus facetas, desde la usurpación de tierras al hurto de energía, pasando por el vandalismo en manifestaciones que pudieron ser pacíficas.

Todo esto, protagonizado por ONGs que recibieron millones de financiamiento proveniente de la gubernamental agencia de cooperación vasca, que evidencia un interés especial en temas como gobierno plurinacional, buen vivir,empoderamiento de las mujeres, defensa del territorio y juicios del conflicto armado, entre otros.

CODECA y su rápido acceso al poder político

El Comité para el Desarrollo Campesino (CODECA), disidente de la ex guerrilla y uno de los grupos que comete más ilegalidades. Entre estas, hurto de energía eléctrica, amenazas a quienes no se unen a sus protestas, violencia e intimidación contra ciudadanos.

CODECA constituyó un partido político llamado Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP),

El Comité para el Desarrollo Campesino (CODECA), disidente de la ex guerrilla y uno de los grupos que comete más ilegalidades. Entre estas, hurto de energía eléctrica, amenazas a quienes no se unen a sus protestas, violencia e intimidación contra ciudadanos.

CODECA constituyó un partido político llamado Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP).

Entre 2014 y 2016, CODECA  fue socio local de la Agencia Vasca de Cooperación, que comprometió en ese periodo 518.507,41 € para

“Generar las condiciones para un trabajo agrícola digno y equitativo en Guatemala, un fortalecimiento de las capacidades de defensa, denuncia, difusión y comunicación de CODECA”.

Otro de los objetivos de esas donaciones fue “involucrar a lideresas comunitarias y de organizaciones sociales en la transformación de las relaciones injustas de género entre hombres y mujeres dentro del marco laboral, a partir de su sensibilización y la promoción de la participación de las mujeres lideresas en la toma de decisión y defensa de sus intereses, a partir del fortalecimiento organizativo de la Red de Mujeres Campesinas de CODECA y de sus capacidades de análisis y propuesta”.

El CUC: constante socio local

En 2020, la agencia vasca comprometió 540.278,46 €, de los cuales desembolsó 108.055,70 €, según su página. El socio en este proyecto, para promover fortalecimento de mujeres indígenas víctimas de violencia, fue el Comité de Unidad Campesina (CUC).

Originalmente, el CUC fue la organización campesina del grupo guerrillero EGP. El proyecto mencionado incluyó al grupo Mujeres Transformando el Mundo (MTM), conocido por promover la llegada de un barco abortista a Guatemala, en 2017.

Como CODECA, el CUC se vinculó más de una vez con hechos ilegales. El más reciente, fue el señalamiento de vandalismo contra Rudy Amílcar López, quien visitó la capital exclusivamente para participar en la manifestación violenta del 12 de octubre, y fue señalado de vandalizar el monumento a José María Reyna Barrios, presidente progresista guatemalteco conocido como «El Reformador».

Durante los meses que Amílcar López permaneció en la capital con medidas sustitutivas, se alojó en una casa del CUC, que también le proporcionó abogado.

Estos son solamente dos de los ejemplos de organizaciones financiadas por la cooperación vasca en Guatemala. Los datos con los fondos comprometidos y ejecutados se encuentran en la página https://euskalankidetza.hegoa.ehu.eus/es/projects/2203, donde también se encuentran los varios programas de esta agencia en los que CUC y CODECA, además de otros grupos civiles de Guatemala, han sido socios y en los que se desembolsaron millones de euros.

 

Suscríbete a Nuestro Boletín

¡No te pierdas las noticias más relevantes y contenido exclusivo! 📲