15.6 C
Guatemala City
sábado, noviembre 26, 2022

Confirmado: denuncian a ex esposa y discípula de Alfonso Portillo

Está confirmado que existe una denuncia en el Ministerio Público contra la diputada Evelyn Morataya, quien llegó a la política de la mano de su ex esposo, Alfonso Portillo, conocido como el primer ex mandatario guatemalteco que fue extraditado a Estados Unidos por corrupción. Raúl Falla, de la Fundación Contra el Terrorismo (FCT), comenta el hecho.

Roxana Orantes Córdova

Evelyn Morataya fue denunciada anónimamente el pasado 24 de agosto. La información circuló en redes sociales y aunque el Ministerio Público (MP), confirmó que se presentó la denuncia, también informó que es anónima y no hay acceso al documento.

Una fuente cercana a ese organismo ratificó que la denuncia fue interpuesta por abuso de autoridad y cohecho pasivo, delitos que Raúl Falla explicó detalladamente, así como las posibles implicaciones si Morataya termina sin inmunidad a raíz de este hecho.

Se conoció que la denuncia es anónima y no va acompañada de pruebas. Sin embargo, su gravedad obligará a la Fiscalía Contra la Corrupción (que no debe confundirse con la FECI), a realizar una investigación que podría concluir con la solicitud para que se retire el antejuicio a la ex primera dama.

“Le gustaban jovencitas”, dijo Evelyn recordando al ex mandatario

A los 20 años, Evelyn Odette Morataya Marroquín conoció a Alfonso Portillo. Narró este recuerdo a un medio de comunicación, y afirmó que al ex presidente, “le gustaban jovencitas”.

Esta afirmación, actualmente podría resultar incómoda o inapropiada para el discurso feminista que abandera la diputada de BIEN, pero en aquel momento su rol era el de ex esposa fiel. Aunque se divorció del ex mandatario, mantuvo la comunicación con él durante décadas, llegando a visitarlo en la cárcel, donde Alfonso Portillo purgó una condena por corrupción.

Portillo fue el primer ex mandatario (y hasta ahora el único), extraditado a Estados Unidos por corrupción, hecho que confesó y que no molesta un ápice a sus votantes.

Denuncia anónima pero con elementos suficientes para investigar

En primer lugar, la denuncia menciona que Morataya realizó una “campaña millonaria” que no registró en el Tribunal Supremo Electoral (TSE). Los delitos que le señalan son abuso de autoridad y cohecho pasivo.

Según quien la señala, bajo el manto de la “fiscalización”, la legisladora habría hostigado a más de una empresa, exponiendo en redes sociales los nombres y direcciones de quienes aparentaba fiscalizar, según los videos que ella misma divulgó en sus redes.

La exposición pública de estas personas por parte de una diputada, se considera abuso de autoridad, ya que amparándose en su cargo, estigmatizó a quienes ella creía habrían obtenido contratos irregulares con el Ministerio de Comunicaciones Infraestructura y Vivienda (MICIVI).

Aunque dichos contratos son un secreto a voces, Morataya no tenía derecho a señalar sin todas las pruebas y saltándose los canales de ley para denunciar.

El cohecho pasivo sería la segunda parte de la denuncia y consiste en que, luego de tener los videos y a través de terceras personas, la diputada habría exigido sumas de dinero a los señalados. Esto, a través de mensajes en Telegram (que se autodestruyen) y con un contenido deplorable, indicando que “si le colaboran, ella colabora también”.

Logramos averiguar que las empresas afectadas son tres constructoras, de las que se omite el nombre ya que el caso por el momento es muy reservado.

Falla: “los casos de corrupción se deben hacer públicos”

“Circuló en redes la información sobre la denuncia anónima en el MP. Efectivamente, existe una denuncia de que la diputada recibía coimas de empresas. La ley establece que todos los casos de corrupción deben hacerse públicos y el MP tiene que solicitar el retiro del antejuicio, ante los indicios de corrupción”, afirma el abogado.

“Si se llegara a comprobar el cohecho, tendrá prohibida nueva participación política. Esto, si la Corte Suprema de Justicia llegara a fallar por el retiro de antejuicio. La ex primera dama habría pedido coimas, según el modelo de Jose Rubén Zamora. Usando la bandera de la fiscalización como disfraz, aparentemente coaccionaba y desprestigiaba a personas sin mayores pruebas”, concluye.

 

Suscríbete a Nuestro Boletín

¡No te pierdas las noticias más relevantes y contenido exclusivo! 📲

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas