Caso Bitkov, en comisión de Congreso estadounidense

Irina Bitkova, José Luis González Dubón y Rolando Alvarado comentan la audiencia sobre independencia judicial en Centroamérica realizada en la Comisión Tom Lantos de Derechos Humanos, de la Cámara Baja estadounidense, en un contexto en que se menciona la posible instalación de un ente similar a la CICIG, y en un espacio político que tradicionalmente ha sido tribuna para voces de la izquierda.

Roxana Orantes Córdova

El caso Bitkov es uno de esos llamados paradigmáticos y que siempre motivará opiniones encontradas. Esto fue evidente esta mañana en la audiencia virtual dedicada a Independencia Judicial en America Central, donde la representante estadounidense Norma Torres perdió el control y expresó su molestia por la detallada explicación de las violaciones contra los derechos humanos en el caso de la familia Bitkov expuestas por Irina y su hija Anastasia.

Para Torres resultó incómodo el detalle de las múltiples violaciones contra los derechos humanos narradas por las afectadas. Según afirmó, se estaba dando mucho espacio a “una sola familia rusa”, mientras en Guatemala los “indígenas y afrodescendientes” sufren exclusiones diversas.

El trasfondo de esta incomodidad es que la representante demócrata ha sido una fiel defensora de la CICIG y el testimonio de los abogados Rolando Alvarado y Victoria Sandoval (abogados de los Bitkov) en la Comisión Helsinki, en 2018, fue decisivo para que el senado estadounidense decidiera retirar el financiamiento a la CICIG, de la que era el donante más significativo.

Además de la importancia que tiene el caso Bitkov para evaluar la pertinencia de que en Guatemala se vuelva a implantar un ente como la CICIG, la presencia del doctor José Luis González Dubón logró un inicio de equilibrio en este tipo de audiencias, donde tradicionalmente se han expresado voceros de las organizaciones de izquierda promotoras de la CICIG con aval de la embajada estadounidense, señala González Dubón.

Según el constitucionalista, opositor a la CICIG desde el primer intento hace dos décadas, llamado CICIACS, es necesario que los representantes estadounidenses conozcan con detalle la situación real de Guatemala.

“Norma Torres me interrumpió”, afirma Bitkova

“Hoy estuve en la audiencia virtual donde hablé de nuestro caso, y Norma Torres interrupió, argumentando que ya estaban a mitad del tiempo y únicamente se estaba hablando de nuestro caso. El fondo de esta situación es que se está discutiendo si se instala o no una nueva versión de la CICIG, y en estas audiencias solamente se ha escuchado una versión. Considero que la presencia de González Dubón y nuestro testimonio dio un balance a la información que reciben los representantes, a los que durante años les dan informes sesgados”.

“Durante años, representantes de la falsa sociedad civil han llevado falsas narrativas a esas instancias”, señala González Dubón

En su intervención, el doctor González Dubón explicó a los representantes estadounidenses de la comisión Comisión Tom Lantos, que con apoyo de la embajada estadounidense, en Guatemala se consolidó la cooptación de la Corte de Constitucionalidad, que en colusión con la FECI, fiscalía creada para apoyar a la CCICIG, cometieron toda clase de arbitrariedades.

González Dubón dijo a los representantes estadounidenses que han sido informados con falsas narrativas y es momento de que se comience a escuchar una versión más balanceada, donde la información no provenga únicamente de grupos que han puesto la política por encima de la ley, con el beneplácito y la injerencia de funcionarios estadounidenses.

“La embajada era la mayor defensora de la CICIG, que actuaba de acuerdo con ella. Junto con personajes del Departamento de Estado, crearon un perfil falso de Juan Francisco Sandoval, jefe de la FECI, quien ha sido distinguido con reconocimientos por su labor como luchador contra la corrupción”.

En relación al caso Bitkov, menciona la molestia de la representante Torres y el hecho de que algunos senadores tienen la impresión de que se trató de un caso aislado, aunque por el contrario “ese era el modo de proceder de la CICIG en muchos casos”.

Según el constitucionalista, la audiencia de hoy “significó la oportunidad de que alguien que no es de izquierda haya podido expresar lo que pasa en Guatemala. Siempre han estado oyendo a la gente equivocada y financiando a la falsa sociedad civil”.

“Bitkov es el caso paradigmático de violaciones de la CICIG a los derechos humanos”, señala Alvarado

“La presencia de Irina Bitkova en la audiencia es para transmitir ante esa y muchas otras comisiones de derechos humanos de Estados Unidos, la forma en que se produjo esta violación a los derechos humanos en Guatemala, promovida por Rusia a través de la CICIG, con el aval del abogado Alfonso Carrillo, mandatario de un banco ruso que promovió la persecución a esa familia”, afirma Rolando Alvarado.

“Sabemos que Carrillo e Iván Velásquez participaron en esas violaciones y consideramos importante que se conozcan en EE.UU, para que los representantes tomen en cuenta que estas violaciones y arbitrariedades fueron cometidas por gente de la ONU”.

“Es necesario que esos actos sean sancionados y conocidos por todas las instancias posibles El proceso continúa y el objetivo es lograr la sanción de todos los involucrados en las violaciones contra los derechos humanos de esta familia. No hemos parado de denunciar y seguiremos haciéndolo”.

“Aunque la representante Torres se molestó por tanta atención a esta familia rusa, la verdad es que el caso es paradigmático de la forma en la que actuó la CICIG y su estructura de jueces, fiscales y otros funcionarios. Es necesario que el mundo se de cuenta de la realidad, precisamente en este contexto en la que EE.UU. pretende instalar un ente similar a la CICIG en el llamado Triángulo Norte”, finaliza.