Carmen Rosa de León, Banrural y Asodefir

Carmen Rosa de León Escribano es una de las personas con orden de captura por el caso conocido como Asodefir. Al conocerse la orden en su contra, divulgó una carta en la que se exculpa pero al mismo tiempo señala que en el país «no hay condiciones» para presentarse ante la justicia, lo que la convierte en prófuga. La denuncia que motivó la orden de captura partió de USAID y entre otros, motivó que la FECI pidiera retiro de antejuicio contra José Ángel López Camposeco, actual ministro de Agricultura.

Roxana Orantes Córdova

Carmen Rosa de León Escribano es socióloga y directora ejecutiva del Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible (IEPADES). Además, en 2016 presidió el consejo administrativo del Banco de Desarrollo Rural (Banrural) y fue secretaria de Asodefir, grupo de organizaciones no lucrativas con acciones en Banrural.

- Advertisement -

Entre los miembros de Asodefir están José López Camposeco, actual titular del MAGA; Edín Barrientos, ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), durante el gobierno del FRG; y Amílcar Alvarado Nisthal, ambos vinculados con la compra de la corporación por Roxana Baldetti, narra la investigación titulada Así compró la Línea el periódico Siglo 21, publicada por SOY 502 en 2017.

Barrientos y Alvarado fueron capturados el 12 de mayo, mientras el MP ya solicitó el retiro de antejuicio al ministro López Camposeco, ex presidenciable del partido Encuentro por Guatemala. Otros directivos de Asodefir capturados fueron: José Alberto de Paz Tello, Delmi Esaú Martínez y Felipa Xico Ajquejay.

La denuncia de EEUU que originó el caso Asodefir

Homeland Security Investigations, agencia del gobierno estadounidense, presentó esta denuncia ante la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), en 2019. Según la FECI, a cargo de Rafael Curruchiche, la USAID (agencia estadounidense para el desarrollo internacional), habría donado US$216 mil 787 (Q1 millón 700 mil) a la Asodefir, para «facilitar acceso a servicios financieros a comunidades».

La denuncia estadounidense va en torno a que la donación no fue registrada. Curruchiche señala que el dinero pudo usarse como «capital semilla para comprar más de 17,000 acciones de un banco». Además, se sospecha de varias operaciones sospechosas ejecutadas por ese grupo, constituido bajo la figura de ONG.

«De León: no hay condiciones de justicia para presentarme de inmediato»

Entretanto, Carmen Rosa de León divulgó una carta en la que señala que la investigación data de varios años, y ella ya declaró ante la FECI, por lo que no se explica las acciones recientes en su contra.

Efectivamente, la denuncia del gobierno estadounidense, a través de Homeland Security Investigations, data de 2019 y se presume que Juan Francisco Sandoval habría retardado el caso, indicó a los medios Rafael Curruchiche.

Sandoval, ex jefe de la FECI, respondió con un comunicado a las declaraciones de Curruchiche, afirmando que durante su gestión como jefe de sección, el caso se tramitó «con diligencia», pero «se presentaron obstaculizaciones judiciales para requerir información financiera».

IEPADES, la ONG dirigida por Carmen Rosa de León, también se pronunció en redes a favor de su directora, afirmando que es «perseguida por su liderazgo social, comprometido con una mejor Guatemala». Según IEPADES, De León enfrenta persecución por «decir la verdad».

Según Carmen Rosa de León, ser parte de la junta directiva de Asodefir no la vincula con el desvío de fondos realizado por los directivos del grupo. Su comunicado enfatiza en lo que considera «deterioro de la situación política» y la falta de condiciones para la justicia.

De León también afirma en su comunicado que el gobierno persigue a quienes luchan contra la corrupción. Sin embargo, en el mismo texto indica que ya había acudido a la FECI. Esta afirmación podría motivar suspicacia, ya que entrelíneas, expone que una FECI conducida por Sandoval sería «confiable», puesto que declaró ante esa instancia sin temor, mientras ahora se niega a regresar para solventar la acusación en su contra, lo que la convierte en prófuga.

ONG´s y cooperativas vinculadas con desvío de fondos de Asodefir

Según Curruchiche, varias ONGs estarían vinculadas con el desvío de los fondos de USAID para comunidades agrarias que habrían terminado como «capital semilla» de acciones bancarias en Banrural.

La fiscalización de las ONGs se planteó en una reforma a la ley que rige a esas organizaciones y motivó una fuerte oposición, incluso un recurso ante la CC que finalmente reconoció las reformas.

Entre los opositores más radicales a las reformas que endurecen la fiscalización a las Organizaciones no Gubernamentales estuvo Carmen Rosa de León, quien además de dirigir la ONG IEPADES, fue fundadora de Asodefir.

Aunque Curruchiche no mencionó los nombres de las ONGs y cooperativas involucradas, la afirmación del fiscal sobre organizaciones no gubernamentales implicadas en el desvío de fondos de USAID, evidencia la necesidad de que este tipo de organizaciones sean fiscalizadas debidamente, como plantea la ley que muchos miembros de esos grupos rechazan.