Bloqueos: poco más de 300 manifestantes perjudicaron a millones de guatemaltecos

Bloqueos durante dos días dejaron pérdidas económicas millonarias. Aunque este evento se presenta como «paro plurinacional», el representante de la Asociación Gremial de Pilotos de Transporte Pesado de Guatemala, Rony Mendoza, asegura que un monitoreo de esa gremial reportó que 322 manifestantes lograron paralizar el tránsito en varias localidades del país.

Roxana Orantes Córdova

Bloqueos organizados por el Comité de Desarrollo Campesino (CODECA), grupo surgido alrededor de 2011 como una disidencia del partido de la ex guerrilla Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG).

- Advertisement -

Hace algunos años, el llamado Frente Nacional de Lucha (también afín a la URNG), tuvo como demanda principal la nacionalización de la energía eléctrica. Lo que actualmente es CODECA, incluyendo su «brazo político», Movimiento para la Liberación de los Pueblos (MLP), tiene su origen en esas luchas por la nacionalización de los servicios públicos, que derivaron para CODECA en el rentable negocio del hurto de energía.

Porque si bien promueven la gratuidad de los servicios públicos, quienes se «benefician» de las conexiones ilegales, deben pagarles una pequeña suma que termina siendo una buena ganancia. Sin embargo, CODECA no se financia con estos «pequeños hurtos», sino recibe fondos de diversos países europeos, incluyendo la cooperación del país Vasco, que les ha donado millones para proyectos como empoderamiento político de las mujeres.

Si dichos fondos fueron empleados en articular al MLP, compete al Tribunal Supremo Electoral (TSE) investigarlo.

El hecho es que, de organización campesina, el grupo pasó a ser una especie de corporación poderosa, cuyos haberes incluyen a una fuerza política (que logró posicionar a una diputada, Vicenta Jerónimo), y cuyo ideario es coherente con el Foro de Sao Paulo.

Bloqueos: ¿Mucho ruido y pocas nueces? 322 manifestantes habrían paralizado al país

Según explica Mendoza, miembros de la asociación que representa estuvieron presentes en cada punto donde hubo paro y documentaron la cantidad de personas en cada localidad. El dato que manejan es de 322 manifestantes en el momento en que se realizó el monitoreo mencionado.

La organización Defensa de la Propiedad Privada (ACDEPRO), expresó en sus redes que:

«Dos días de bloqueos por delincuentes terroristas financiados por Ong’s asciende a Q.280 millones. ¿Cómo pretenden que Guatemala salga del subdesarrollo?

Por su parte, la gremial de pilotos estima que las pérdidas podrían llegar a los Q30 mil millones, ya que ellos estiman el monto calculando desde el momento en que el campesino prepara la tierra hasta el proceso de embalaje y transporte.

Solamente de banano, se perdieron varios contenedores y tres barcos partieron sin la carga completa. Esto, indica Mendoza, no afecta a las grandes compañías bananeras, sino al campesino y al productor que cuenta con dos o tres manzanas de terreno sembradas de banano.

«Tenemos derecho a protestar parando labores, pero sin perjudicar a los demás»

Hace poco más de 20 días, los pilotos del transporte pesado realizaron un paro. Ningún guatemalteco resultó afectado, porque según narra el entrevistado, los parados se limitaron a permanecer en sus predios sin trabajar. La protesta era contra el alza de los combustibles.

Mendoza enfatiza en que no cuestionan el derecho a manifestar, ni a protestar parando labores. «Si quieren protestar, que llenen la Plaza de la Constitución. No perjudicarían a nadie», indica. Pero además, recuerda que estos grupos son voceros de la agenda globalista, totalmente opuesta a la identidad de los guatemaltecos, en su mayoría cristianos protestantes o católicos. Estos grupos quieren imponer la Agenda 2030 y no lo aceptamos», comenta y agrega:

«Los guatemaltecos debemos denunciar ante el Ministerio Público este tipo de acciones, que además de las pérdidas enormes en cosechas y productos perecederos, han provocado incluso muertos cuando personas (hasta niños pequeños), murieron en las carreteras por falta de atención médica. Sabemos con certeza que estos pocos manifestantes reciben Q50 por día más la comida, y debemos oponernos a este desastre motivado por un grupo sin apoyo real que logra paralizar al país con muy pocos elementos», concluye.