16.4 C
Guatemala City
viernes, septiembre 23, 2022

Años después de la marcha bufa, la Comisión de Derechos Humanos pidió destituir al PDH

Años después de que ciudadanos presentaran 20 mil firmas para la destitución de Jordán Rodas, la Comisión de Derechos Humanos del Congreso mandó la solicitud formal a la Comisión Permanente para que esta lo agende y pase al Pleno del Congreso.

Roxana Orantes Córdova

Jordán Rodas Andrade no dudó en postularse como candidato a Rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC). Además de que varias leyes prohíben a los funcionarios este tipo de acciones, hay muchos indicios de que Rodas realizó campaña en horas hábiles.

- Advertisement -

El oficio que la comisión legislativa presentó señala:

“En el artículo 17 de la Ley de la Comisión de los Derechos Humanos y del PDH establece que, para la eficacia y cumplimiento de las funciones del Procurador, todos los días y horas son hábiles”,

Al no estar sujeto a la jornada ordinaria de trabajo, se entiende que para el PDH todos los días son hábiles, y no era propio que realizara campaña electoral, indica la comisión.

La recomendación de destituirlo no nace de esta actividad, para la cual pidieron una explicación el 4 de mayo, haciéndole ver que tenía 48 horas para detallar sus justificaciones. Además fue citado el 31 de mayo pero no acudió ni se explicó. Esta actitud le valió que la Comisión de Derechos Humanos recomiende su destitución, apenas unos 48 días antes de que termine su mandato.

Quienes firmaron para pedir la destitución en 2018 se preguntarán si vale la pena el retiro del funcionario tan poco tiempo antes de que termine su servicio. El hecho es que la destitución tiene una fuerte carga simbólica y probablemente, también lo pueda afectar en aspectos de retiro.

La respuesta de Rodas ha sido mostrarse con su aliado más poderoso, la embajada estadounidense, y con funcionarios de Estados Unidos que fueron puntales de la CICIG.

Concluye una administración sui generis

A diferencia de otros PDH, Rodas inició su mandato desde la polémica. Más de una frase y posicionamiento lo hicieron desagradable para los grupos conservadores y líder para la izquierda globalista, amparada en la embajada estadounidense y los donantes.

Racismo, falta de imparcialidad y dogmatismo fueron tres de las constantes en el discurso del Ombudsman, quien por ejemplo minimizó la muerte de un pequeño en medio de un bloqueo de CODECA afirmando que de todas formas se iba a morir.

En cuanto al racismo, está documentado que al iniciar su gestión afirmó que no quería trabajar con «personas no mayas».

Otro punto negro en su gestión es el tema del presupuesto. Sindicalistas de la PDH lo denunciaron por sueldos y prestaciones retrasados, aunque su salida fue afirmar que el Congreso no le cumplía la millonaria ampliación que solicitó. Cabe mencionar que incrementó significativamente el presupuesto de la PDH y evidentemente, el sueldo y prestaciones del procurador, lo que nos remite a los señalamientos en su contra por el manejo de fondos en el Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala.

Pero la «guinda del pastel» fue la participación de Rodas en un evento bastante desagradable y bizarro, donde feministas radicales pasearon en andas una grotesca imagen imitando la figura de la Santísima Virgen y que llamaron «poderosa vulva».

Jordán Rodas, al verse cuestionado por católicos y evangélicos, afirmó públicamente que no había asistido. Y pese a que hay fotos donde aparece con las participantes en el acto bufo, el afirmó y sostuvo que «no vio» la grotesca imagen y estaba ahí para visitar el grupo de macetas en círculo donde se hacen ceremonias «mayas» y se conoce como Plaza de las Niñas.

Si Rodas es destituido, seguro será un golpe muy fuerte para su ego. Pero de igual manera, si se retira en el tiempo que le toca, todo pinta a que su partida puede ser sin pena ni gloria.