11.1 C
Guatemala City
domingo, enero 29, 2023

Quema del diablo vuelve a la normalidad

Hoy a partir de las 6 de la tarde, en muchas calles guatemaltecas arderán pequeñas hogueras mientras resuena la cohetería que anuncia la cercanía de la Navidad, con la tradicional “quema del diablo” suspendida desde 2020 por el coronavirus. Es un día para disfrutar la tradición o encerrarse temprano.

Redacción Perspectiva

Añorada y vilipendiada, la costumbre de quemar cosas viejas, improvisando fogatas en la puerta de las casas, data del siglo XVI en Guatemala y es parte de los festejos conocidos en la Iglesia Católica como Adviento (anuncio del nacimiento de Cristo).

La fecha celebra la Inmaculada Concepción de María y simboliza el triunfo del mal sobre el bien. Las hogueras iluminan pero además, el fuego termina con el mal, dice la tradición.

Por otra parte, es un momento adecuado para que las personas realicen una limpieza profunda, deshaciéndose de objetos acumulados en el año.

Precauciones indispensables

Hace unos años la Quema del Diablo fue una actividad muy criticada, ya que la quema de neumáticos y plásticos es altamente contaminante. Al mismo tiempo, se producían varios accidentes cuando menores manipulaban cohetillos.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED), suele emitir varias recomendaciones para evitar accidentes. Entre estos, señalan que no se deben incluir baterías entre los desechos que se queman.

Actualmente las fogatas no son como antaño, cuando en ellas era posible ver hasta muebles desechados. Hoy las fogatas del 7 de diciembre incluyen papeles y desde hace un tiempo, se incluyen las piñatas en forma de diablitos, que se fabrican desde minúsculos hasta gigantescos y parecen ser la elección de muchos para ese día.

Algunas precauciones resultan obvias pero es necesario mencionar el peligro de que los niños manipulen fuego y pólvora, así como la necesidad de que no se usen combustibles como gasolina para los fogarones.

Hoy tenemos nuevamente la posibilidad de disfrutar esta antigua tradición, con las precauciones necesarias. Y quien no gusta del estruendoso sonido de los cohetillos y se molesta por el fuerte humo de las fogatas, debe tomar en cuenta la fecha, para encerrarse antes de las seis de la tarde.

 

Suscríbete a Nuestro Boletín

¡No te pierdas las noticias más relevantes y contenido exclusivo! 📲

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas