Nace tigre de Bengala en el Zoológico de La Habana

Especialistas del Zoológico Nacional de Cuba en La Habana están criando a un nuevo cachorro de tigre de Bengala, cerca de un año después de que otros cuatro de estos animales, entre ellos un raro tigre blanco, nacieron en el centro.

Reuters

Los cachorros vieron la luz después de 20 años de intentos de obtener crías de estos animales en peligro de extinción. Todos nacieron de Fiona y su compañero Garfield.

- Advertisement -

El nuevo cachorro es el único sobreviviente de una camada de cuatro nacidos hace dos semanas, porque sus hermanos tenían graves problemas neurológicos y fallecieron.

FOTO DE ARCHIVO-Una tigresa de Bengala llamada Fiona juega en el zoológico de La Habana, Cuba. 27 de octubre de 2021. REUTERS/Alexandre Meneghini

Nacido con bajo peso, el pequeño tigre de Bengala, que aún no ha recibido nombre, está siendo atendido en el departamento de reproducción artificial del Zoológico Nacional.

«El nacimiento del cachorro fue una alegría. Era tan pequeño y lo hemos estado alimentando con leche y cuidándolo (…)», dijo María Karla Gutiérrez, de 21 años, una de sus cuidadoras mientras abrazaba entre sus brazos al animal.

Miles de tigres anaranjados alguna vez vagaron por los bosques de Bangladesh, India y Nepal. Pero su número se ha desplomado a alrededor de 2.500, según los expertos.

En grave peligro de extinción

Tres de las nueve subespecies de tigres del mundo se extinguieron el siglo pasado, y muchos científicos creen que una cuarta, el tigre del sur de China, ya está en la práctica extinta.

Un tigre de bengala y un cachorro de jaguar se huelen en el zoológico de La Habana, Cuba. 29 de julio de 2022. REUTERS/Alexandre Meneghini

El Zoológico Nacional, un parque de vida silvestre, es una de las atracciones favoritas de los cubanos, con 1.473 ejemplares de más de 120 especies, incluidos animales grandes como elefantes y rinocerontes.

«Para el parque, para el país y para el mundo es algo muy bonito ya que los tigres están en peligro de extinción», dijo el veterinario Ángel Cordero. «Nos enorgullece. Estamos muy contentos y vamos a seguir reproduciendo los animales», añadió.