14.9 C
Guatemala City
viernes, enero 21, 2022

Muere Vicente Fernández, leyenda de la música ranchera

Vicente Fernández murió este domingo 12 de diciembre a los 81 años en su natal Jalisco, México. El mundo entero le dio el último adiós a leyenda mexicana que inmortalizó la música ranchera.

Redacción Perspectiva

El ícono de la música ranchera, Vicente Fernández falleció este domingo 12 de diciembre a las 6:15 am. (Hora de México), según confirmó su familia. La noticia fue recibida con gran pesar por  millones de personas en México, Latinoamérica y el mundo entero que lo despiden con la música que inmortalizó al artista.

- Advertisement -

 “Lamentamos comunicarles su deceso el día domingo 12 de diciembre a las 6:15 am. (Hora de México). Fue un honor y un gran orgullo compartir con todos una gran trayectoria de música y darlo todo por su público. Gracias por seguir aplaudiendo, gracias por seguir cantando. #ChenteSigueSiendoElRey”, dice la publicación compartida en las cuentas oficiales de Chente.

El legendario artista mexicano era el último de los grandes cantantes de la Era de Oro del cine mexicano.

En las últimas semanas su estado de salud se veía comprometido como consecuencia de un traumatismo raquimedular (fractura de nuca o cuello). Luego de permanecer en terapia intensiva en un hospital de Guadalajara desde el mes de agosto, “El Charro de Huentitán” se despidió de su amada Cuquita, sus hijos, sus nietos, sus bisnietos y sus millones de seguidores.

El ídolo alcanzó la fama y consolido su carrera con temas como: “Acá entre nos”, “Por tu maldito amor”, “Lastima que seas ajena”, “La ley del monte”, “Estos celos”, “De qué manera te olvido”, “Me voy para siempre”, entre muchos otros que forman parte de las canciones más importantes de la música ranchera.

Vida de Vicente Fernández

Vicente Fernández conocido como “Chente” nació en 1940, un 17 de febrero en Hentitán, Jalisco. Desde muy pequeño, Vicente dio muestras de su talento y pasión por la música mexicana.

A los 14 años, ganó un concurso en Guadalajara que lo llevó a decidirse a dedicarse por completo a la música.  Por 10 años cantó en fiestas familiares, después bodas y celebraciones más grandes. Simultáneamente trabajó como albañil, personal de limpieza y mesero para ganarse la vida.

A los 23 años se casó con su vecina María del Refugio “Cuquita” Abarca Villaseñor, quien compartiría su vida por más de cincuenta años. Un año después probó suerte en la Ciudad de México y Finalmente, su persistencia le abrió un espacio en la estación de radio XEX, la más popular del país en esa época que lo catapultó a la fama.

En 1966 firmó un contrato con CBS México (actualmente Sony Music) y grabó su primer disco. “Tu camino y el mío’”, “Perdóname” y “Cantina del barrio” fueron sus primeros éxitos. Luego siguieron otros, como “Soy de abajo”, “Ni en defensa propia” y “Palabra de rey”. México tenía su cuarto gallo.

Para Chente, la década de los 70 fue una época que marcó su carrera. Su primer álbum fue titulado aptamente “La voz que estabas esperando”, esa voz que incluso en sus momentos de mayor potencia parecía acariciar y que hizo a millones en el mundo sentirse orgullosos de ser mexicanos y/o latinoamericanos. Sus siguientes álbumes, con títulos como “El rey”, “El hijo del pueblo” y “Para recordar”, se vendieron como pan caliente.

En esos años, nacieron sus hijos Vicente Jr., Gerardo y Alejandro, este último heredaría la pasión por la música y uno de los artistas representantes de México a nivel internacional.

 

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas