Todos los guatemaltecos sabemos que hoy se celebra el Día del Ejército. Y muchos hemos oído hablar de los “tiempos de Tata Lapo” como de una época remota. ¿Qué relación tienen ambas? Perspectiva buscó algunos datos curiosos que narran el origen del Día del Ejército.

Redacción Perspectiva

Eran tiempos de revueltas, revoluciones, conspiraciones y exilios. La conformación del Estado guatemalteco, tal como lo conocemos, fue producto de décadas de lucha que terminaron un 30 de junio de 1871 cuando los liberales se prepararon para “traer la modernización” al país.

En el camino había quedado el mariscal Serapio Cruz, decapitado en 1870 por las tropas conservadoras del presidente Vicente Cerna, sucesor de Rafael Carrera y quien también manejaba el país dictatorialmente.

El 3 de junio de 1871, el general Miguel García Granados llegó con sus tropas a Chimaltenango, donde se levantó el Acta de Patzicía en la que 125 municipalidades indígenas y ladinas desconocían al gobierno conservador. El 30, los liberales entraron triunfantes a la capital.

García Granados fue presidente provisional hasta 1873. En su gobierno se instituyeron los símbolos patrios que permanecen vigentes y el General Justo Rufino Barrios fundó el Ejército de Guatemala, que por tal motivo, festeja su día el 30 de junio. Con la llegada de los liberales, el país inició el camino a la modernización de la economía y las instituciones.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.