16.4 C
Guatemala City
viernes, septiembre 23, 2022

Tesla limita caída del Nasdaq

El Nasdaq caía el jueves, pero la baja era limitada por las acciones del fabricante de automóviles eléctricos Tesla, que superó las previsiones de ganancias de Wall Street.

Reuters

Además, el índice de referencia S&P 500 bajó por las pérdidas del sector de telecomunicaciones después de que AT&T recortó su previsión de flujo de caja.

- Advertisement -

Este jueves, Tesla subió un 5,5% tras anunciar que su ganancia trimestral se benefició de una serie de alzas de precios para sus autos, lo que ayudó a compensar dificultades de producción.

Los reportes de resultados positivos de Tesla y del gigante del streaming Netflix Inc. han impulsado a los valores de crecimiento, que habían estado bajo presión por las alzas de las tasas de interés.

«¿Es posible que Tesla proporcione un repunte a corto plazo? Sí, absolutamente», dijo Giuseppe Sette, presidente de la firma de investigación cuantitativa Toggle.

«Sin embargo, parece probable que si realmente estamos en una época de retirada de liquidez y endurecimiento cuantitativo, los repuntes de los valores de alto impulso como Tesla puedan no ser seculares o cíclicos, sino más bien de corto plazo».

Asimismo, el índice de servicios de comunicación S&P 500 caía un 1,5% y presionaba al índice, ya que AT&T Inc recortó sus expectativas de flujo de caja anual en unos 2.000 millones de dólares.

Mientras que las acciones de AT&T se desplomaban un 10% y las de sus rivales Verizon Communications Inc y T-Mobile US Inc caían casi un 4% cada una.

Los agentes en el mercado siguen esperando con ansiedad la reunión de la Reserva Federal de la semana que viene, en la que se espera que los responsables políticos suban las tasas de interés en 75 puntos básicos para frenar la inflación galopante.

A la decisión sobre las tasas le seguirán los datos cruciales del segundo trimestre del producto interior bruto estadounidense, que probablemente volverán a ser negativos.

Según una regla general, dos trimestres de crecimiento negativo del PIB significaría que Estados Unidos ya está en recesión.

«El telón de fondo de los beneficios empresariales en Estados Unidos parece difícil. Con la ralentización del crecimiento económico, la fortaleza del dólar y unos márgenes que parecen estrechos, sospechamos que las empresas del S&P 500 tendrán dificultades para cumplir las expectativas optimistas incluidas en las previsiones de los analistas», afirmó Thomas Mathews, economista de mercados de Capital Economics.