Proyecto PROMETE beneficia a 532 productores

Cargill, a través de su negocio de nutrición animal, y Heifer International se unieron para impulsar el Proyecto de Mejora Técnica para la Producción Animal (PROMETE) en Guatemala, Honduras y Nicaragua, por medio del cual se busca recuperar y fortalecer la capacidad productiva y de emprendimiento de productores de piscicultura, porcinocultura y ganadería láctea en dichos países.

Redacción Perspectiva

Esta iniciativa es un ejemplo de los esfuerzos que se realizan en las comunidades para alcanzar una de las metas globales de Cargill: mejorar la calidad de vida de 10 millones de agricultores y productores para el 2030, mediante capacitaciones en prácticas sostenibles y brindar acceso a los mercados.

- Advertisement -

En línea con los esfuerzos que realiza la empresa para apoyar e implementar prácticas sostenibles que ayuden a los productores a ser más resilientes, que mejoren su calidad de vida y, a la vez, se proteja el planeta, los participantes de esta iniciativa recibieron herramientas y entrenamientos adecuados para acelerar su recuperación y fortalecer sus capacidades productivas.

“La posición única que tenemos en Cargill para ofrecer soluciones significativas que impactan a las comunidades hizo posible que, mediante la alianza con Heifer International, 4 emprendimientos que participaron en Guatemala relacionados con la piscicultura y 3 con la porcinocultura, aumentaran el ingreso de ventas en un 45%. Este resultado demuestra nuestro compromiso global por fortalecer la calidad de vida de agricultores y productores mediante el acceso a prácticas sostenibles y el acceso a mercados”, comentó Tania Rojas, directora ejecutiva de Cargill Nutrición Animal para Latinoamérica Centro.

Tras haber concluido un año de ejecución del proyecto PROMETE, estos son los resultados registrados:

  • En Guatemala, las ventas se incrementaron un 45%
  • Se contribuyó en la mejora de las condiciones de vida de las familias participantes en todos los países, reflejado en un incremento de sus ingresos con un promedio anual del 27%.
  • El número de participantes en los tres países superó en 21% la meta establecida, beneficiando a 532 pequeños productores.
  • Se fortaleció el desarrollo de emprendimientos, cubriendo a 21 proyectos en la región. 
  • Se implementaron 43 buenas prácticas ganaderas y/o buenas prácticas de manufactura en los países, superando significativamente las 15 que se habían previsto al inicio del proyecto.

“Esta sinergia, sumada a la experiencia de Heifer en desarrollo rural, permitió a los pequeños agricultores que participaron en el proyecto, aprender e implementar mejores prácticas sobre manejo de cerdos y peces, y a desarrollar sus habilidades empresariales, que sin duda alguna impactaron de manera positiva los ingresos de las familias, permitiendo en algunos casos incluso la expansión de las áreas de producción en un corto tiempo. Ayudando así no solo a las familias apoyadas a alcanzar un ingreso digno, sostenible en el largo plazo, sino también a dinamizar la economía local” comentó Gustavo Hernández, director Senior para Heifer International Guatemala.