Por lo menos existen 200 investigaciones en varios países para desarrollar una vacuna contra el coronavirus. Junto con las primeras pruebas en humanos, aparecen los primeros efectos secundarios, como sucedió con Ian Haydon, llamado “la cobaya humana” por los medios internacionales.

Redación Perspectiva

De los centenares de investigaciones que buscan la vacuna contra el coronavirus, la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera que solo dos de ellas están cerca de lograrlo: dos en China, una en EE.UU. y otra en el Reino Unido. Todas estarían por entrar a la última fase antes de la producción masiva. Sin embargo, uno de los voluntarios ya presentó efectos secundarios.

Redacción Perspectiva

Miles de pacientes han sido inoculados con la vacuna Messenger RNA, desarrollada por la Compañía Moderna y el Centro de Investigación de Vacunas estadounidense. En julio, la biotecnología Moderna Terapeutics entra en su fase final de estudio y la vacuna se probará en treinta mil voluntarios.

A la fecha, miles de pacientes probaron la vacuna, pero al mismo tiempo, varios voluntarios presentaron reacciones adversas. El más conocido es Ian Haydon, quien después de la segunda dosis presentó fiebre de 39,5 grados y un desmayo. Fue uno de los tres que experimentó efectos secundarios en ese ensayo.

Haydon afirmó que se recuperó en un día y dijo a medios internacionales que si bien su historia puede ser aterradora para algunas personas, espera que esto no genere antagonismo hacia las vacunas en general y esta en particular.

En Rusia, que también busca la vacuna, el Centro Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaleya también reportó efectos secundarios. También en Rusia, la Universidad de Sechenov reportó reacciones como ligero incremento de temperatura o dolor de cabeza, entre algunos de los 18 primeros voluntarios. Según esta universidad, las reacciones remitieron en 24 horas.

Haydon fue el primer estadounidense que aplicó para la prueba y fue llamado, a principios de abril. Inmediatamente después, fue contactado por medios del mundo, donde expresó su buena voluntad para contribuir a la lucha contra el coronavirus y algunos medios informativos lo bautizaron como “cobaya humana”.

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Información importante para ti

Al marcar esta casilla, confirma que ha leído y está de acuerdo con nuestros términos de uso con respecto al almacenamiento de los datos enviados a través de este formulario.