14.9 C
Guatemala City
lunes, julio 26, 2021

Una respuesta al por qué apoyamos el levantamiento popular cubano desde Guatemala

Julio Abdel Aziz Valdez

El cuestionamiento hacia los que mostramos nuestro apoyo a las proclamas de libertad es casi automático, y se hace a partir de afirmar que no tenemos la solvencia para hablar en tanto que Guatemala o mejor dicho todos los países del mundo están peor que Cuba, y mientras no seamos el primer mundo o bien socialistas aliados la crítica se hace inaceptable, “ustedes tienen pobreza, analfabetismo, mortandad y Cuba no” por lo tanto hagan silencio, la clásica descalificación basada en la falacia ad hominem o sea “te descalifico a ti para no oír tu argumento”

El ver hacia el ombligo y quedarse ahí, la respuesta de Cuba y sus voceros fuera de la isla posee cimientos lodosos, no se sostienen por sí mismos, hemos visto como el mismo presidente cubano, no elegido por los ciudadanos, afirmaba que el destruir la revolución sería destruir el acceso universal a la salud y la educación, los únicos aspectos que intentan rescatar, y bueno la idea es no caer en lo que toda América Latina y Estados Unidos han caído, realidad que tenían muy claros los más de dos millones de migrante que la isla tienen.

Pero no nos concentraremos en ese detalle discursivo, sino en lo mucho que CA le debe al intervencionismo militar cubano en la región, fundamentado criminalmente en el llamado deber internacionalista que afirmaba su sagrado deber de ayudar a la liberación de estas pobres naciones de la miseria capitalista, así mero fue y bueno, hoy me hace tener toda, absolutamente toda la solvencia para hablar de lo que sucede en la isla, y antes de que vuelvan a utilizar el mismo  discurso de la intervención gringa de 1954 o de su apoyo a la contrainsurgencia, te confirmo: si hubo una intervención que dio al trasto con el gobierno de Arbenz en 1954 y si hubo apoyo limitado a la lucha contrainsurgente en todo el continente no solo en CA de parte de los EEUU.

Pero el problema cuando se habla de historia es que a veces esta se tuerce hacia los intereses políticos de quien la cuenta, la llamada cooperación en contrainsurgencia surge a raíz del surgimiento de la guerrilla y la guerrilla surge a raíz de la victoria de la guerrilla cubana, esto debe quedar claro, fueron Fidel y su guerrilla la inspiración de esos jóvenes de clase media para formar su versión local de la misma y esta no hubiera crecido sin el apoyo financiero al inicio de la URSS y luego, una vez consolidada la revolución en la isla luego del fracaso de Bahía de Cochinos y de la crisis de los misiles de 1962, la respuesta vengativa e ideológica del aparato estatal cubano en manos de la nomenklatura fidelista fue financiar, asesorar, armar, organizar, y hasta sirvieron de canales de diplomacia de estas organizaciones a lo largo de todo el continente y fuera de él. Si bien hubo infinidad de motines y revueltas en Guatemala antes de 1961 ninguna con las características de aquella que nació con la ayuda del gobierno cubano.

Otra vez, antes de cometer el pecado de deshistorizar, recalco lo dicho por muchos, el proceso que llevó a la formación de una guerrilla aquí tuvo sus propias luces y sombras, pero a ningún lado hubieran llegado sin el apoyo cubano, es más, luego de una campaña contrainsurgente igualmente con luces y sombras estos movimientos foquistas, dicho en términos guevaristas, terminaron en la misma década que inicio, no sin antes dejar un rastro de sangre que la memoria histórica selectiva no admite como no admite que hay manifestantes hoy en las calles de toda Cuba, es más, una vez finalizado el “sueño socialista” soviético y los cubanos en su periodo de crisis las guerrillas aun vigentes a inicios de los noventa, FMLN y URNG prácticamente declinaron en sus aspiraciones de toma del poder y el FSLN tiene su primera muerte electoral cabalmente el año en que cae el Muro.

Luego la insistencia, en la década de los setenta y ochenta, que no hubiera llegado lejos sin la participación de la iglesia católica, el segundo capítulo de una agresión sistemática a través ahora de diversas organizaciones cual más criminal una de otra, pero ahora con un fuerte sustento propagandístico cimentado en universidades y diversidad de partidos políticos.

Creo que la pregunta de ¿hasta dónde hubiera llegado las guerrillas de Nicaragua, El Salvador y Guatemala sin el apoyo cubano? Si la respuesta es a ningún lado, pues con mayor razón confirma toda la solvencia para comentar lo que está sucediendo en sus calles y es que, fue en las oficinas de sus fuerzas armadas se planificó la muerte de miles de hermanos acá y, si vaya desean que haya equilibrio en esto, igual paso con los norteamericanos, la diferencia es que a la lectura de la narrativa fanática la realidad que baja con el editorial del periódico Granma, vuelve la intervención Cubana como un prolongado compromiso de solidaridad y apoyo la libertad y resistencia, pues bien ahora nos toca devolverles el gesto de preocupación, nuestra solidaridad con el grito de libertad y muerte a la dictadura.

Últimas Noticias

- Advertisement -spot_img

Noticias Recomendadas