23.9 C
Guatemala City
martes, noviembre 30, 2021

Una estrategia clara para atraer más inversiones

Juan Carlos Zapata

Nuestro país sigue atrayendo inversión. Según el último boletín reportado por el Programa Nacional de Competitividad (Pronacom), nuestro país atrajo US$942.8 millones en inversión extranjera directa (IED), lo cual ha generado alrededor de 14,980 nuevos empleos.

Este objetivo claro por impulsar las inversiones es fundamental para la estrategia de desarrollo y generación de oportunidades plasmada en la iniciativa Guatemala No se Detiene. El Gobierno de Guatemala ha definido una meta de US$1,200 millones para el 2021. Es un primer paso para la reactivación económica. Sin embargo, para estar a la par del desempeño de los países vecinos, Guatemala debe aspirar en el mediano plazo a lograr niveles de IED equivalentes al 3% del PIB; es decir, entre US$2 mil y US$2,300 millones.

“Mejora del capital humano se vuelve necesario en estos momentos”

- Advertisement -

El aumento en la Inversión Extranjera Directa requiere de un seguimiento importante a la Política Nacional de Competitividad 2018-2032, que ayude a reducir ciertas brechas que Guatemala tiene respecto de sus pares regionales en temas relacionados con pilares importantes para la atracción de inversión. Tales como el capital humano, donde la disponibilidad y calidad de la mano de obra es todavía baja para ciertos sectores; una limitada infraestructura vial y aeroportuaria que limita la capacidad logística del país, un clima de negocios afectado por la mala percepción en cuanto a corrupción, inseguridad y falta de certeza jurídica en el cumplimiento de contratos, así como un bajo registro de patentes que limita la capacidad de innovación del país.

Guatemala tiene oportunidades inminentes, comprobadas y viables para lograr generar más de cien mil puestos de trabajo en cinco años en la industria de BPO. El mercado de BPO e ITO está proyectado a crecer un 5% anual para 2024, presentando una oportunidad hoy para Guatemala, dados los cambios en las cadenas de suministro. Nuestro país podría capturar 0.3% del market share global.

Sin embargo, el país ha desacelerado su crecimiento, siendo la disponibilidad de talento el mayor obstáculo. En específico, el mercado de BPO e ITO sufre con la escasez de trabajadores bilingües en inglés y de programadores. Mientras el inglés y la programación son habilidades críticas para capturar la oportunidad de más inversiones, Guatemala cubre solo entre un 10 y un 20% anual de la demanda potencial.

El ciclo de la educación al empleo tiene fallas estructurales, comenzando por el acceso —principalmente restringida por el interés, el financiamiento y el nivel de logro de los estudiantes—. Adicionalmente, la oferta de programas se encuentra fragmentada, desalineados a las necesidades de los estudiantes y de la industria, un currículo poco práctico y profesores escasos y típicamente de baja calidad.

Para lograr la aspiración, Guatemala debe enfocarse en una gran apuesta de corto plazo: desarrollar cursos intensivos en habilidades estratégicas, comenzando por cursos de inglés —con una duración aproximada de 28 semanas— y programación de forma intensiva —18 semanas, para quienes ya tienen algunos conceptos básicos—, y desarrollar un vehículo centralizado de articulación y apoyo para educación técnica que opere un fondo revolvente con repago, que asegure la calidad, la escala, el desarrollo y reclutamiento.

El seguimiento a la agenda de atracción de inversión a través de la iniciativa “Guatemala No se Detiene” ya tiene un compromiso claro por parte del Gobierno de Guatemala, la Municipalidad de Guatemala y el sector empresarial, que deberá continuar durante los próximos diez años para aumentar las inversiones productivas hacia el país y generar más y mejores empleos.

 

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas