Turismo en Guatemala

Juan Carlos Zapata

Uno de los sectores más afectados por la pandemia en todo el mundo fue sin duda el turismo. Datos presentados por la Organización Mundial del Turismo (OMT) comentan que “tras la caída sin precedentes de 2020 y 2021, se espera que el turismo internacional continúe su recuperación gradual durante 2022. Al 24 de marzo, 12 destinos no tenían restricciones relacionadas con covid-19 y un número creciente de destinos estaban relajando o eliminando las limitaciones para viajar, lo que contribuye a liberar la demanda reprimida”.

Sin embargo, es importante notar que la guerra en Ucrania plantea nuevos retos al entorno económico global y podría obstaculizar la recuperación de la confianza a nivel mundial. “Los mercados de origen de
EE. UU. y Asia podrían verse especialmente afectados en lo que respecta a los viajes a Europa, ya que estos mercados son históricamente más prudentes frente al riesgo” expuso la OMT.

- Advertisement -

Esto podría ser aprovechado por Guatemala. El número de turistas a marzo fue de 286,565 personas, ya un 63.6% del número de turistas registrados a la misma fecha en 2019. Sin embargo, el ingreso de divisas por turismo todavía representa un reto. A marzo 2022 habían ingresado US$20.89 millones por concepto de turismo y viajes, apenas un 10.93% de lo que ingresó en marzo 2019.

Algunas primeras conclusiones nos indican que el turista que ingresa ahora al país gasta menos; podría intuirse que el riesgo de ingresar a Guatemala con un semáforo que presenta todas las semanas municipios en rojo y amarillo a nivel internacional da una percepción equivocada de la realidad.

Existe también un reto importante de falta de certeza jurídica, puesto que a finales del mes pasado se cambiaron las restricciones de aforo y de uso de mascarilla, pero estas disposiciones aún no han sido publicadas, por lo que muchos hoteles mantienen gastos operativos importantes y existe también poca claridad de los aforos permitidos, ya que la medida todavía no es oficial.

Adicionalmente, es importante resaltar que nuestro país necesita más inversión en infraestructura productiva, según información publicada por Standard & Poor’s somos el segundo país de América Latina, solo superando a Argentina, que menos invierte con relación al PIB. En el caso del turismo, claramente existiría un beneficio si Guatemala decidiera hacer cambios importantes a su modelo de inversión en carreteras con la aprobación de la iniciativa 5431 Ley General de Infraestructura Vial, para acercar a varios destinos turísticos y poder acceder más rápido a ellos y continuar con las reformas pendientes a la Ley de Alianzas para el Desarrollo de Infraestructura Económica, aunado a una Ley de Autoridad Marítima Portuaria, que ayude a impulsar el mercado de cruceros y le dé certeza jurídica a los puertos.

Por último, podría existir una mayor coordinación de las autoridades del Inguat y Segeplán con los alcaldes de ciertos municipios para apoyar en la mejora de las condiciones de ordenamiento territorial de los principales destinos turísticos del país. El turismo en municipios como Guatemala, Antigua Guatemala, Panajachel y los diferentes municipios alrededor del lago de Atitlán, Chichicastenango, Puerto Barrios, Cobán, Flores, Quetzaltenango, Huehuetenango, Iztapa, San José, La Gomera, entre otros, podrían beneficiarse si se generaran estrategias de ordenamiento territorial enfocadas en atender de mejor forma las necesidades del turista.