16.4 C
Guatemala City
lunes, septiembre 27, 2021

Revisando nuestra historia: Un aporte a la generación de 1971

Mario Mérida

La Historia Contemporánea

Comprendida a partir del periodo 20 de octubre (1944), hasta nuestros días, evidencia periodos muy cortos de convivencia pacífica entre los guatemaltecos. Después de la renuncia de Jorge Ubico y el relevo de Ponce Vaides por la junta revolucionaria surgida de un movimiento de militares y civiles (20/10/1944), se abrió la oportunidad para construir una nación más integrada y desarrollada en armonía con la democracia.

Pero, no fue así. Los responsables de elaborar la Constitución guatemalteca (1944-1945), fueron influenciados por la coyuntura mundial y por los EE. UU, que había forzado al presidente de Jorge Ubico a romper relaciones diplomáticas con Japón (1941) y después con Alemania e Italia (1942), integrándonos con los países aliados contra Alemania.

El legado de la Constitución Revolucionaria

La Constitución del 1945, dejó establecida la prohibición de las: “… congregaciones conventuales y de toda especie de instituciones o asociaciones monásticas, así como la formación y el funcionamiento de organizaciones políticas de carácter internacional o extranjero…” (Artículo 32) y en las disposiciones transitarias acordó que: Mientras dure la actual guerra contra los países totalitarios, el Ejecutivo podrá, en virtud de convenios internacionales, eximir de licitación pública los contratos y concesiones sobre corta de maderas destinadas a los países aliados de la República” (Artículo 6).

La Junta Revolucionaria, convocó a elecciones en las que triunfo Juan Jose Arévalo (1945-1951), quien para gobernar con cierta tranquilidad clausuró la Escuela Claridad, órgano del partido comunista invocando el artículo 32, citado en el párrafo anterior. Las elecciones posteriores tuvieron circunstancias inesperadas, como el asesinato del coronel Francisco Javier Arana (1949), otro ex-triunviro y candidato a suceder a Arévalo.

Para algunos analistas el asesinato del coronel Arana, favoreció la victoria de Jacobo Árbenz, otro de los ex-triunviros.  Árbenz no finalizó su mandato (1951-1954). Hasta la fecha se ha sostenido que su relevo fue fraguado por el gobierno norteamericano debido a su tendencia comunista. Para lograrlo apoyaron a un ejército al mando del coronel Castillo Armas, que le sucedió (1954-1957) y, quién dos años más tarde fue asesinado en la casa presidencial.

Como se podrá notar después del 44 no hubo movilizaciones masivas, las controversias fueron resueltas por intervenciones militares, con apoyo o visto bueno de EE.UU.

La influencia de Estados Unidos

Como se podrá notar después del movimiento integrado por militares y civiles (1944), los militares de le época solucionaron las controversias a su manera, había evitar la penetración comunista en el continente.

Nuestra dependencia a la conducción geopolítica de los EE. UU, quedó aceptada tácitamente con la adhesión al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, TIAR (1947), que afianzó la Escuela de las Américas, creada un año antes. Este tratado termino de consolidarse con la creación de la Organización de los Estados Americanos (1948), conocida como OEA, en español y OAS, en inglés, que vino a fortalecer las relaciones entre los países latinoamericanos. Por cierto, una de las últimas decisiones políticas de la OEA, fue la suspensión de Honduras (2009), por el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya cuatro años después fue readmitida (2011).

Tras el asesinato de Castillo Armas, fueron convocadas elecciones para presidente, en las cuales triunfo el General Miguel Ydígoras (02/marzo/1958 -31/marzo/1963),

Ydigoras, también fue un buen colaborador de los gobiernos norteamericanos.  Después del triunfo de la revolución cubana (1959), facilito el territorio para el entrenamiento de cubanos dispuestos a derrotar a Castro. La brigada 2506, desembarcó en la Bahía de Cochinos (1961), este intento fracaso porque a última hora Kennedy, aborto el apoyo militar a la invasión.

Los logros atribuidos a Ydigoras son mínimos, pero dejo iniciada la construcción del Teatro Nacional (1961) inaugurado durante el gobierno del presidente Kjell Laugerud (1978). También nombró oficialmente algunos poblados -Pedro de Alvarado, Tecún Umán, Melchor de Mencos y Matías de Gálvez- e incentivo la producción de pollo, que hizo accesible este producto a la población.

Surgimiento de la Primera Guerrilla

A Ydigoras, creo muchas controversias y desentendió la administración pública, provocando retrasos en los pagos a los empleados, además fue acusado de crear un clima de terror colocando bombas en la ciudad; circunstancias que propiciaron un fallido intento de golpe de Estado (13/11/1960) por un grupo de jóvenes militares a quienes el gobierno ofreció una amnistía y dar por finalizado el incidente; pero estos la rechazaron, quedándose alzados en armas. Meses más tarde se presente el comunista mexicano Lombardo Toledano, quien los insto a formar el Movimiento revolucionario (MR-13).

Ydigoras, fue relevado por el coronel Enrique Peralta Azurdia (1963 – 1966). Durante su gobierno fue electa la Asamblea Constituyente, que elaboro una nueva Constitución (15/09/1965), que entró en vigencia el siguiente año (05/05/1966).

Esta nueva Constitución estableció la prohibición de la “… formación o funcionamiento de partidos o entidades que propugnen la ideología comunista o que, por su tendencia doctrinaria, medios de acción o vinculaciones internacionales, atenten contra la soberanía del Estado o los fundamentos de la organización democrática de Guatemala” (artículo 27). También, que: “… Toda acción individual o asociada de carácter comunista, anárquica o contraria a la democracia, es punible. La ley determinará lo relativo a esta clase de delitos…” (artículo 49) y reitera la prohibición de la “… organización o funcionamiento de grupos que actúen de acuerdo o en subordinación a entidades internacionales que propugnen la ideología comunista o cualquier otro sistema totalitario”. (artículo 64).

Retorno a la plena democracia

Las prohibiciones heredadas (1944-1965-1985) finalizaron con la promulgación de una nueva Constitución, que establece: Libertad de formación y funcionamiento de las organizaciones políticas. (Adicionado). “El Estado garantiza la libre formación y funcionamiento de las organizaciones políticas y sólo tendrán las limitaciones que esta Constitución y la ley determinen” (artículo 223). Constitución que definitivamente tendrán que actualizar para los próximo 30 años (12/09/2021)

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas