14.9 C
Guatemala City
lunes, julio 26, 2021

¿Qué dejó la visita de la señora Harris? Poco o casi nada para Guatemala, pero suficiente para EE. UU

Mario Mérida

Inicialmente, me referiré a la mención que la Sra. Harris hizo ante un grupo de personas de la sociedad, en la cual ya se observó a un representante garífuna, acerca de la necesidad de contar con un sistema judicial independiente.

Asunto, que comenté brevemente la semana pasada en este espacio, teniendo como referencia a Castilla Karlos, en “LA INDEPENDENCIA JUDICIAL EN EL LLAMADO CONTROL DE CONVENCIONALIDAD INTERAMERICANO”, aprovechando para ampliar en este artículo. Según lo expuesto por el autor sobre la Independencia Judicial, en cuanto a la importancia de partir de dos ángulos, el primero:

“… la autonomía de los jueces (colectiva e individual) frente a otros individuos o instituciones (generalmente, el Poder Ejecutivo y Poder Legislativo)”.

El segundo: “… la capacidad de los jueces para tener un pensamiento y juzgamiento independiente, lo cual no es resultado automático de disfrutar de lo que se considere un grado alto de autonomía, que es el primer punto de vista, e lo que, si no hay duda, es que la idea de independencia judicial va indisolublemente unida a la concepción del Estado constitucional”. Es decir, “la independencia judicial es la capacidad de tomar decisiones sin la interferencia de otros actores, sin presiones o interferencias que distorsionen el proceso de toma de decisión”.

Con base a los ángulos mencionados la Corte Interamericana[1]: “… ha señalado que los jueces resolverán los asuntos que conozcan ‘basándose en los hechos y en consonancia con el derecho, sin restricción alguna y sin influencias, alicientes, presiones, amenazas o intromisiones indebidas, sean directas o indirectas, de cualesquiera sectores o por cualquier motivo’”

Un juez independiente no se parapeta en convenios o subordina su criterio a presiones foráneas, para evadir la responsabilidad de dictar sentencias apegadas a derecho y no a caprichos ideológicos de algunos personajes, que ven la justicia como instrumento de venganza.

En cuanto a los resultados de la visita de la señora Harris, es complejo pronunciarse, por la escaza información particular. Es decir, no sabemos que otros aspectos fueron tratados, fuera de lo que oficialmente se informó. No obstante, se puede conjeturar que sin duda fue exitosa para la señora Harris.

La señora Harris advirtió, que los intentos por ingresar ilegalmente a su país serán tratados con la severidad de las leyes de inmigración. Asimismo, oficializó los asuntos relacionados con la Seguridad en las fronteras, que incluye centros para retornados de EE. UU, algo similar al concepto de tercer país seguro ordenado por la administración Trump, de los que ya se construye uno en Tecun Uman, San Marcos; impulso al desarrollo económico; lucha contra la corrupción y la trata de personas, que se materializará con la integración de la Fuerza de Tarea Conjunta Alpha. A la que se refirió desde Washington el fiscal general de EE. UU., Merrick Garland, como la responsable de: “… los enjuiciamientos y recuperación de activos relacionados con la corrupción en los países centroamericanos, por medio de la ‘Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero’, enjuiciamientos antinarcóticos y la Iniciativa de Recuperación de Activos de Cleptocracia”.  

Los propósitos norteamericanos quedaron claros para los guatemaltecos, interesados en la influencia norteamericana en nuestro país. Esta por conocerse ¿Cuál es opinión oficial de los presidentes del Salvador y Honduras -integrantes del Triángulo Norte-, con relación a los compromisos asumidos por Guatemala? Temas que la señora Harris o sus asesores tendrás que tratar con los países mencionados. Queda entendido que el negociador con SICA, es el secretario de Estado Anthony Blinken, quien se reunió en Costa Rica con los cancilleres centroamericanos, Haití y México.

Por su parte el presidente Giammattei, deberá evaluar el rol que desempeñará México en la región, particularmente en nuestro país. Además, de concretar como se activarán y regularán los compromisos contraídos con EE.UU., especialmente lo concerniente a la intervención de la Fuerza de Tarea Conjunta Alpha, creada como un recurso para consolidar la seguridad nacional norteamericana, Así como los centros de recepción de retornados, que deberían quedar a cargo de ACNUR (Ampliado de elPeriodico, para los lectores de PERSPECTIVA).


[1] (Principio 2 de los Principios Básicos de las Naciones Unidas relativos a la independencia de la judicatura.1985).

Últimas Noticias

- Advertisement -spot_img

Noticias Recomendadas