23.8 C
Guatemala City
lunes, julio 4, 2022

Ocho años, cien aportes y sigo de terco

Alex Castillo, coach de imagen personal

No sé si soy un profesional terco o un terco profesional

Terco: dícese de aquella persona que se mantiene firme o inamovible en su actitud, aunque se le den razones en contra o se le intente convencer para hacer otra cosa.

- Advertisement -

¡Y sí! En estos ocho años de análisis, investigaciones y escritos se me han presentado muchas razones para desistir de la Imagen Pública, pues en Guatemala esta disciplina del siglo XXI encuentra muy poco eco y atención, debido a que empresas, profesionales y personas en lo individual siguen haciendo las mismas cosas de la misma manera, esperando que su insistencia hasta el cansancio encuentre el momento oportuno para tener éxito.

Esto, sin saber, asimilar o aceptar que la ciencia en materia comunicacional ya avanzó, que ya se tienen nuevas disciplinas que están llegando cada vez más a lo profundo del ser humano, ya sea sabiendo cómo llegar a un público de manera más efectiva o aprendiendo a escucharlos a través de las diferentes herramientas digitales.

¡Hasta la vista baby!

Cansado de que no me contesten los correos, que no sepan qué decir, que al rato me digan ¡Alex tenía razón!, así he transcurrido estos años de batallas, de buscar maneras de convencimiento para que la gente dimensione que la innovación en materia de su comunicación hoy se encuentra en el entendimiento y manejo de las percepciones o ideas que intercambiamos a diario con nuestro receptor.

He tratado de formar gremio, de aportar en diferentes grupos, que estudiantes universitarios conozcan la efectividad de la disciplina y los alcances siento que han sido muy pocos, pero eso sí muy significativos.

Les soy sincero que la misma realidad me ha sobrepasado porque alguien que comunica debe hacerlo cada vez más en corto, más rápido y en multiplataforma. La percepción necesita cierta estabilidad para formar criterio y por consiguiente lleve a la toma de decisiones efectivas.

Por esto y una cantidad considerable de motivos personales y profesionales, desde el año 2021 me quedé sin ideas, sí, me quedé sin aportes porque cada vez más se cree que la prioridad está en la apariencia física, sin asimilar que los problemas que tenemos hoy son de ENTENDIMIENTO MUTUO, que ya no sabemos escucharnos ni comunicarnos entre nosotros mismos.

Por esto desde hace un tiempo dije: ¡Hasta la vista baby!

Pero no me queda de otra

¡Sí!, tras regaños, motivaciones y apoyos de varias personas no me quedó de otra que empezar otra vez el camino andado, más con optimismo que entusiasmo. Con optimismo que en este mundo cada vez más grande que tenemos a alguien le serán útiles mis aportes para un mejor entendimiento de la realidad, aunque yo nunca me entere de ello.

Lo hago y lo seguiré haciendo, a sabiendas que en Guatemala no se enseña realmente Imagen Pública y las ventajas de su capacidad transformadora, porque ni en pandemia se pudo generar un modelo de educación diferente que hiciera cambiar sus perspectivas a los individuos y tal vez desde este espacio puedo seguir arrojando luz donde he encontrado oscuridad, como diría una buena amiga.

Hoy celebro haber llegado al 100…

Escribir 100 columnas, 3 grandes investigaciones, 10 indagaciones académicas, haber publicado mis tesis en varios países del mundo ha sido un esfuerzo de canalización de mis energías enfocadas en decirle a las personas que en 22 años de experiencia la Imagen Pública y sus disciplinas aliadas son altamente transformadoras y que si las implementan no volverán a ser iguales.

Agradezco a las personas, familiares y medios de comunicación que se han constituido en la plataforma para llevarles a ustedes este aporte de vida. Por ello es que no sé si considerarme un profesional terco inamovible en mi propuesta sobre la Imagen Pública, o un terco profesional que quiere compartirles incansablemente esta mina de oro que es la comunicación adaptada al siglo XXI.

Los que la han probado créame que les ha resultado, pero creo que les dio miedo pues institucional o personalmente no estaban preparados para ese cambio en sus vidas. Para quienes no la han probado es porque todavía no quieren actualizarse a la fase de las comunicaciones en la que vamos y solo el tiempo les dirá el momento en el que ya no puedan ser iguales. Si no los he convencido en ocho años y cien aportes, tal vez los convenceré en los próximos años que vienen, porque para tercos aquí está y seguirá Alex Castillo

 

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas