23.6 C
Guatemala City
domingo, octubre 24, 2021

¿Los escenarios críticos por venir? No es tiempo para esperar el final serenamente

Mario Mérida

La pugna por el poder, que existe en el país ha creado y mantiene una sensación de incertidumbre; sino en la totalidad de guatemaltecos, si entre quienes sobreviven día a día, esperanzados en mantener un empleo que les permita mantenerse en su zona de supervivencia. A este grupo de ciudadanos, le siguen aquellos que han logrado colocarse temporalmente en una zona de acodamiento, que difícilmente superaran y luego están los que, desde su zona de confort esperan la oportunidad para asegurar una cuota de poder y afianzar su bienestar.  

La perspectiva de la crisis aumenta, por los efectos de la errática respuesta inicial a la pandemia y las disposiciones reactivas, para su contención ante el último repunte, que ha servido a los opositores gubernamentales para generar desinformación y caos desde las redes sociales.

- Advertisement -

Las pugnas internas en el Organismo Legislativo y de este, con el Ejecutivo se manifestaron, con la negativa de los diputados en la aprobación del Decreto 6-202, Estado de Calamidad, con el voto favorable de 103 congresistas, 54 contra y 3 ausencias, que probablemente será la correlación de fuerza hasta las próximas elecciones.

Hasta hoy no se conoce de algún pronunciamiento del Ejecutivo, con relación a la decisión del Congreso de improbar el decreto que establecía el estado de calamidad, resolución que se puede convertir en una derrota para el Legislativo, si los pronósticos de 6,930 fallecidos más para el mes de octubre por covid-19 se hacen realidad. Sobre todo, que los dignatarios de la nación tampoco inspiran ningún respeto para quienes están tras la salida por la puerta trasera del presidente.

Es difícil entender la razón del porque los 103 diputados llegaron a la conclusión, que el Estado de Calamidad no ayuda a contener el incremento de contagios, que ya sobrepasan más de 5 mil infectados diarios a la fecha, aunque entre bastidores se dice que no le llegaron al monto. Si no contaron con la asesoría especializada de infectólogos, tendrán problemas para justificar su decisión. De nada les servirá invocar, su “Irresponsabilidad por sus opiniones, por su iniciativa y por la manera de tratar los negocios públicos, en el desempeño de su cargo” (Artículo 161. CPRG).

Los eventos críticos en desarrollo, entre estos las presiones para que el presidente y la fiscal general renuncien. Después exigirán la renuncia de los diputados y jueces. Además de la conformación de una Asamblea plurinacional y cualquier otra ocurrencia que se le acredite al “pueblo”, indiscutiblemente son un caldo de cultivo de escenarios críticos, que requieren de un enfoque multidisciplinario para remontarlos. Por ello convendría activar el Comité de crisis, para reducir los efectos colaterales.

La propuesta de una Asamblea Nacional Constituyente -sin adjetivos- no me parece descabellada, considero que es el momento de renovarla o sustituirla. También, estoy convencido y defiendo la idea, que los llamados a participar en este evento histórico deben ser los ciudadanos (as) guatemaltecos (as) nacidos (as) nacidos justo cuando se promulgo la Constitución vigente (1986-2021). Es decir, únicamente deben participar quienes tienen 35 años de edad. Es a este grupo etario que le corresponde diseñar el pacto legal, que regirá su futuro… el resto de ancianos, expertos e intelectuales pueden aportar su experiencia, pero nada más (ampliado de elPeriodico, para Perspectiva).

 

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas