17.9 C
Guatemala City
sábado, mayo 21, 2022

Las Ongs en Centroamérica la dictadura de la corrección política

Por Julio Abdel Aziz Valdez

En la Nicaragua de Daniel Ortega y el FSLN son cerradas sin más ni más, en El Salvador son acusadas de ser funcionales a la existencia misma de las pandillas y son una piedra en el zapato de la presidencia para poder acabar con ellas de una vez por todas, en Guatemala por su parte los gobernantes han sido cautos y hasta timoratos en cuanto a referirse a ellas excepto cuando la situación amerite esto se debe a que estas Ongs están ligadas al enorme poder que tiene el gobierno de Estados Unidos y la comunidad de naciones de la Unión Europea.

Pero en realidad ¿son una amenaza? Distingamos que no todas las Ongs son lo mismo, el mundo de estas abarca muchísimos servicios, por ejemplo, en algunos servicios médicos, centros de recuperación de desnutrición, o incluso algunas de asistencia humanitaria para desamparados, en efecto las críticas no son dirigidas a estos entes que por lo regular se mantienen al margen de las discusiones políticas nacionales.

- Advertisement -

El problema son todas las Ongs de corte político que se ocultan detrás de una supuesta vigilancia y denuncia de derechos humanos y otras que abiertamente se definen como feministas, etnicistas, ambientalistas y hasta las pro lgtbiq+, todas estas tienen un denominador en común, además de la dependencia de los recursos financieros externos, el propugnar por la implantación del sesgo ideológico en las instituciones públicas, vayamos un poco a la historia compartida que tenemos con El Salvador, entre 1980 hasta la firma de los acuerdos de paz en 1992 y 1996 respectivamente, este tipo de Ongs eran parte de las estructuras de influencia política de la insurgencia en la sociedad, al igual que una vez fueron los sindicatos, organizaciones estudiantiles y hasta algunas organizaciones barriales.

Estas Ongs eran parte de un plan para incidir en la opinión pública internacional, eran las voces alternativas en campo, porque se partía que los medios se encontraban en poder el Estado o bien estaban siendo intimidados. Pues estas organizaciones que recibían flujos considerables de dinero, sin auditar, empleaban a intelectuales orgánicos, gente que no encontraba cabida en el Estado u otros espacios productivos, fueron entonces agencias de empleos, una vez el negocio del conflicto terminó y que los objetivos de toma del poder no se concretaron esas Ongs siguieron con tal labor, aquí es donde la experiencia salvadoreña y guatemalteca se diferencian, ya que el FMLN se desmoviliza con mucho apoyo popular. Por lo que estas fueron absorbidas por las estructuras partidarias en cambio acá, URNG empezó un declive y aquellos intelectuales pronto abandonaron la nave se independizaron, entablaron relación directa con los financistas ansiosos de imponer nuevas agendas de cambio radical en estas derruidas democracias.

Se formaron coordinaciones de ongs para negociar en bloque financiamientos y sobre todo poder, y es que visualizaron que con los cambios en las políticas internacionales Centroamérica pronto dejaría de ser atractiva, la apuesta entonces era acceder a espacios de poder dentro del Estado, cooptar espacios ahí adentro, formar partidos políticos con discursos alternativos, subirse al tren de los derechos culturales y demás.

Personajes innombrables comenzaron a desarrollar el concepto de “voz autorizada” un anacronismo que la siempre colonial cooperación internacional utiliza para afirmar que sus socios son los únicos autorizados a hablar de “la realidad” nacional, ejemplo: sobre el sistema de justicia solo Fundación Mirna Mack puede hablar, sobre Derechos Humanos UDEFEGUA, o sea que sin necesidad de luchar por un solo voto en elección popular estas instituciones que por cierto tienen dueños son un poder paralelo.

Guatemala es casi el único país en América Latina donde partidos políticos e incluso universidades tienen menos importancia a nivel de interlocución que las Ongs, poder dado por la misma cooperación que impuso los acuerdos de paz, el proyecto estrella del colonialismo del nuevo milenio.

 

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas