17.2 C
Guatemala City
sábado, agosto 13, 2022

La cumbre de las Américas y el nuevo muro

Julio Abdel Aziz Valdez

¿Para qué sirven las cumbres de mandatarios en general? Pues para una foto no más, lo que discuten frente a los medios en realidad es pose, nada que no se haya dicho antes en declaraciones que luego firman los mandatarios con centenares de fotógrafos.

Esta cumbre no promete ser más que eso, otra oportunidad más para las fotografías, sin embargo hay otro objetivo y es la reafirmación del poder, en principio de la convocatoria, una invitación a un evento exclusivo realizada en este caso por el presidente Biden, actual inquilino de la Casa Blanca. Es la ocasión ideal para reafirmar que se es parte de un conglomerado de naciones que componemos un continente entero, pero bueno, quiero creer que estamos en el mismo punto de hace 20 años, Nicaragua, Cuba, Bolivia y Venezuela secuestradas por dictaduras y ahora se suman Guatemala, El Salvador y México donde los gobernantes desafían directamente los mandatos del Departamento de Estado, y ojo, la dignidad nada tiene que ver con esto, este concepto maniqueo usado en discursos altaneros en realidad lo que plantea es que al fin hay otros socios detrás de la valla del jardín esperando ansiosos a vender y comprar en la región y por lo tanto debe haber un cambio de lenguaje.

- Advertisement -

La era, si es que la hubo, donde Norteamérica se erigía como el estandarte de la democracia finalizó luego de que se agenció de aliados en dictaduras militares, sátrapas para enfrentar a otros sátrapas, ellos instauraron la idea de que había dictadores buenos, pero al final la democracia se fue instalando, hasta que nuevamente surgen los sátrapas, herederos de la izquierda post soviética que curiosamente encontraron aliados convenientes en congresistas, empresarios, artistas, cineastas, ongs, intelectuales etc en el mismo centro de la democracia mundial Estados Unidos.

Ciertamente el consenso que prevalece solo llega hasta la fotografía, ya no se trata de que Estados Unidos sea el mayor socio comercial de las naciones americanas sino que es el único que quiere serlo y a partir de ello se ha agenciado de agentes de opinión en todos lados, lo cual no es nuevo, es parte del manual de operaciones de todas las sedes diplomáticas, la diferencia es que después de su férrea lucha contra el comunismo en donde no dudo en usar la fuerza militar, ahora no escatima en amenazar, señalar, acusar, vilipendiar, extorsionar sino es que llega a decomisar, robar y hasta destruir a sus propios aliados todo por imponer el imperio de su contradictoria política.

Ni en los tiempos más cruentos del conflicto interno en Centroamérica las relaciones con la metrópoli neocolonial habían estado tan deterioradas, ya los gobernantes locales no sueñan más con vacaciones permanentes en Miami una vez termine su gestión, pero es que además los millones de dólares invertidos en Ongs y todos sus cuadros para imponer la visión de superioridad moral de Estados Unidos.

En este último año en Guatemala los medios no han dejado de publicar una nota diaria sobre un congresista, sobre una organización, periódico o simple funcionario de tercera que cuestionando al mandatario y lo mismo pasó en el gobierno anterior, y aun cuando el desgaste por la inflación y la violencia son enormes son esas castas intelectuales las que intentan moldear la opinión pública, ni cuando la radio Liberación operaba desde Honduras antes del golpe de Estado de 1954 se había invertido tanto, es más, ni cuando el tronar de las armas rusas y norteamericanas cobraban vida de centroamericanos estos últimos no habían invertido tanto dinero como lo hacen en decenas de Ongs.

¿Qué significa esta cumbre para la ciudadanía? La respuesta es nada, lo que significa para la intelectualidad permanentemente movilizada para desestabilizar y llamar la “movilización social” estarán hablando de cómo, de nuevo, nos encaminamos a la dictadura con todo y lo ridículo que eso suene pero mientras de dinero se seguirá repitiendo.

 

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas