11.1 C
Guatemala City
domingo, enero 29, 2023

Iván Velásquez su opción por la defensa política-mediatice y su desprecio por el derecho

Julio Abdel Aziz Valdez

¿Se ha declarado culpable al señor Velásquez en un juicio? ¡no!, ¿Se ha girado orden de captura internacional con INTERPOL? ¡no! Bueno pues, ¿Se ha inventado alguna forma de delito especial para el para poder encausarlo? ¡no! ¿Entonces?

Para los que en algún momento de nuestras vidas y los que no, han sido llamados a declarar ante algún juez para dar testimonio no implica que vaya a haber ya una sentencia y nada por el estilo, es eso, declaración y si existe una imputación, vaya, se puede dilucidar si esta carece de fundamento, no soy abogado ni nada por el estilo, pero esto creo que no lo enseñan a todos los que mínimamente ejercemos nuestra ciudadanía en países democráticos.

Es bueno recordar que en tiempos de la CICIG, dirigida por el ahora ministro de la defensa de la República (atención a ese detalle) de Colombia, muchas de las capturas contra acusados de corrupción, con o sin fundamento, se dieron contra toda norma de derecho, se les condenaba mediáticamente, y se abusaba de la prisión preventiva y otras cosas que han sido ampliamente abordadas por otros columnistas.

Ahora estoy entendiendo el porqué de la premura de nombrar a Velásquez como funcionario de alto rango en el gobierno de Petro, una de ellas es precisamente el blindarlo ante futuras acusaciones una vez hubiera sido desmantelada la estructura de CICIG, y cabal como decimos los chapines, así fue. Claro, no hay que olvidar también que él siempre fue fiel a la agenda del narco terrorismo colombiano y este nombramiento era clave para mantener el poder de las fuerzas armadas que en algún momento juraron destruir, pero este tema también se lo dejaré a los colombianos.

Regresemos a Guatemala, Velásquez se ha colgado del argumento de persecución política ante las acusaciones, por lo que ha optado por su defensa mediática, el mismo victimismo que le sirvió a tanto ex funcionario que hoy se encuentra fugados en el país que paradójicamente les brindo todo el dinero para que pudieran trabajar, y si queremos hilar fino, hasta el gobierno de Iván Duque junto con el ejército nacional eran los aliados fuertes de Estados Unidos frente al ilegitimo gobierno de Maduro en Venezuela, pero luego con el cambio de gobierno es claro que para mantener los nexos diplomáticos abiertos sobre todo porque ahora Venezuela ha servido para compensar los problemas de abastecimiento energético por la guerra en Ucrania, por lo que un ex funcionario de Naciones Unidas convertido en millonario por la USAID no era una mala idea ubicarlo cerca del volátil presidente Petro.

Como era de esperar la izquierda local se ha dado a la tarea de defender al ex comisionado de la CICIG, todo esto para ser coherentes con la idea propagandista de que estos lideran la lucha contra la corrupción cuando en realidad han tomado la bandera como forma de allanar el camino a sus propios intereses sectarios, la justicia ciega para ellos no existe.

La pregunta del millón ahora es: ¿si tanto el ex comisionado de la CICIG y los ahora fugados luchaban tanto por la justicia llevada a cabo por los tribunales y jueces, porque ahora huyen? La respuesta es fácil, porque creen en la justicia que pueden imponer no las que se les impone, por lo que no mienten al afirmar que no confían, y tienen razón, ahora ya no pueden presionar a los jueces, fabricar pruebas, obtener dinero a manos llenas de parte del gobierno norteamericano, bajo estas reglas no pueden confiar y entonces mejor llevan su defensa a los activistas de redes.

Lo terrible de todo esto es que para mantener el poder necesitan de la distorsión de la realidad, es por esos que estos políticos son fuente inagotable de recursos para periodistas a contrato, intelectuales y hasta manifestantes recurrentes en las calles.

 

Suscríbete a Nuestro Boletín

¡No te pierdas las noticias más relevantes y contenido exclusivo! 📲

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas