15.9 C
Guatemala City
viernes, enero 21, 2022

Importancia del regreso a clases presenciales

Juan Carlos Zapata

El regreso a clases es un tema que preocupa a varios países en el mundo. Incluso en Estados Unidos, estados como Chicago, con fuerte presión de algunos sindicatos, han decidido no regresar a clases, en un total detrimento de la educación de la niñez. En contraste, estados como Texas, con varios problemas de logística, están poco a poco regresando a clases presenciales y dando el ejemplo. En países de América Latina, como Colombia, el regreso a clases está previsto para finales de enero, y en Costa Rica, para mediados de febrero.

En el caso de Guatemala, el Gobierno ha mencionado que el regreso a clases podría ser presencial a mediados de febrero. Esto es muy importante, no solo por la salud mental de los propios niños, sino por el daño que ha sufrido la niñez guatemalteca al no poder tener una mejor educación de calidad, y las brechas educativas que se han ampliado entre aquellos niños en hogares que cuentan con internet de alta velocidad para recibir clases en línea y aquellos que no.

- Advertisement -

En nuestro país, la calidad educativa siempre ha sido un reto. Antes de la pandemia los resultados del Estudio Regional Comparativo y Explicativo (Erce), que se realizó en el 2019 y cuyos resultados se hicieron públicos a finales del año pasado por parte de Unesco, muestran que hubo una disminución en los resultados de logros de aprendizaje en Guatemala en Matemáticas y Lectura. De hecho, para sexto grado, en Matemática, de los 15 países de América Latina que fueron evaluados, estamos mejor únicamente que Paraguay y Panamá, mientras que en Lectura estamos en el último lugar.

Esto denota cómo la educación en nuestro país debe ser fortalecida, y si bien existen riesgos de contagio en las aulas, los daños a nuestro futuro son aún mayores. Los maestros han sido de los sectores de la población que más acceso a la vacuna han tenido e incluso con una gran prioridad a obtener refuerzos en estos últimos meses, por lo que están mejor preparados para trabajar que muchas otras disciplinas que día a día salen a trabajar.

Este debate se va a intensificar en los próximos días; de hecho, no podemos comparar las cifras de contagio de covid-19 con las que hubo en 2020 ni tampoco 2021, ya que más personas están vacunadas y se ha visto cómo en varios países el aumento en contagios en estos últimos meses no ha llevado al mismo nivel de aumento en el número de hospitalizaciones o fallecimientos, debido a que los síntomas son más leves.

Los padres de familia seguramente valorarán el futuro de sus hijos y van a generar una mayor presión social para fomentar un regreso a clases presenciales. Los maestros en establecimientos educativos en aquellas áreas rurales que seguramente no tienen todas las facilidades para cumplir los protocolos de salud deben ser apoyados por el Ministerio de Educación y por padres de familia para promover un regreso a clases lo más seguro posible.

Recordemos que, según Naciones Unidas, la educación es la clave para poder alcanzar otros muchos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). “Cuando las personas pueden acceder a una educación de calidad, pueden escapar del ciclo de la pobreza. La educación contribuye a reducir las desigualdades sociales y a empoderar a las mujeres, contribuyendo a reducir la brecha de género”.

Prioricemos un regreso a clases presenciales que ayude a que el futuro de los niños no se vea aún más limitado, en beneficio del desarrollo económico y social del país. Apoyemos los esfuerzos del Ministerio de Educación para fortalecer las capacidades de los estudiantes en los procesos de aprendizaje.

 

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas