23.9 C
Guatemala City
martes, noviembre 30, 2021

El sandinismo y Daniel Ortega, la oligarquía de izquierda

Por Julio Abdel Aziz Valdez

Corría el año 1979, el mes de julio para ser exactos, cuando camiones cargados de guerrilleros entran triunfantes a la ciudad de Managua, el mismo espectáculo visto en la Habana en 1959 veinte años después, lo interesante del relato intelectual es que plantean que estos míticos combatientes llegaron por cuenta propia luchando contra el gran satanás el dictador, Batista en Cuba Somoza en Nicaragua respectivamente.

Esa visión idílica suponía que las guerrillas comunistas, con las armas en mano, estaban no solamente contra el dictador sino contra el concepto mismo de dictadura, nada más lejano de la realidad, en ambos casos la idea era sustituir a un dictador por otro, en el caso de Nicaragua los norteamericanos supuestamente había aprendido la nefasta lección que incluso los había llevado al borde de una guerra nuclear por lo que deciden enfrentar al sandinismo con muchos más recursos que lo invertido en Cuba.

- Advertisement -

Y si lo vemos en forma simple esos recursos finalmente dieron al trasto con la dictadura sandinista en 1990 cuando Violeta vda de Chamorro gana la presidencia y con ello finaliza la primera parte de la dictadura de Ortega, lo que viene a continuación es país que en medio de la trampa democrática el sandinismo coopta el poder por medio de un sistema corrupto con discurso de izquierda, hablando ruso a un inicio y finalizando con el mandarín.

En el 2007, ya con la guerra Fría finalizada en el viejo continente y con el amparo de la miopía norteamericana, regresa el viejo dictador con un segundo aire, decidido a permanecer no solo hasta el fin de sus días sino al fin de los días de su flamante esposa y descendientes, como toda una monarquía.

Lecciones aprendidas de Ortega en sus años de silencio, 1. Aprender a hacer negocios antes que los discursos baratos, 2. Cooptar a todo el Estado destruyendo de raíz el concepto mismo de república, 3. Desprenderse de los uniformes militares, le revolución ya no es un producto de exportación al menos en CA, 4. Mientras Nicaragua no expulse migrantes a los EEUU estos no verán en ellos un problema estratégico en el nuevo milenio y 4. Crear una nueva religión que fundamente su poder, el viejo estalinismo 2.1 ha dejado de ser ateo para convertirse en un cristianismo esotérico como lo hizo Chávez y su heredero Maduro (que hasta le hablaba al oído en forma de pajarito).

“El sandinismo es ahora, oficialmente, un partido clientelar y oligárquico, ha dejado atrás su definición de clase “de los pobres y los necesitado. Ahora es como cualquier estructura parasitaria que engulle los recursos del Estados.”

La imagen de Sandino es otra figura de marketing revolucionario que no vale mas que la tinta usada en estampar su imagen en una playera, el sandinismo ya no es un ideal de rebeldía o de lucha contra el imperialismo es simplemente una marca vacía como lo es el Partido Comunista Cubano o el Partido Socialista Unido de Venezuela, las nuevas riquezas se erigen sobre las antiguas que fueron decomisadas por la fuerza.

La vida de miles de muertos que combatieron al somocismo primero y a los contras pagados por la CIA después dan fe del sin sentido que tiene la causa de izquierda, todo porque una familia de déspotas se hiciese con el poder y se entronizaran como los reyes.

¿tres décadas de guerra centroamericana para qué? ¿acuerdos de paz? La izquierda en el poder demostró ser tan nociva como cualquier otro partido y en Guatemala, desde donde escribo, fue la peor, porque la paz demostró que nunca fueron más que un grupo de delincuentes con discurso incapaces de conformar una fuerza electoral representativa y viable, millones de dólares tirados a la basura por parte de gobiernos que creyeron que estos eran los buenos, defensores de los excluidos, nada mas lejos de la realidad, esos mismos excluidos los excluyeron porque para ellos estuvo siempre claro que ese guerrillero mitificado no era mas que eso un mito.

 

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas