11.1 C
Guatemala City
domingo, enero 29, 2023

El Periódico ¿Cuál es el problema?

Julio Abdel Aziz Valdez

A nostalgia sonaban las notas descriptivas de los impresores en el video que mostraba la última edición en físico del mencionado medio de comunicación, claro a esto se suma los llamados a la solidaridad hacia la persecución política que afirman ser víctimas.

Estos días vieron desfilar a un grupo, muy reducido de supuestos periodistas y digo supuestos porque de ahí a que lo fueran eso solo ellos saben, que igualmente eran presentados en los medios como valientes defendiendo el derecho a cuestionar, claro para ello señalan al gobernante de turno, siempre es bueno personalizar la culpa en vez de asumir la figura no muy concreta de la ley, pero eso es otro tema.

Primero vamos a aclarar que el medio El Periódico no está desapareciendo, de hecho está haciendo su transición a lo digital como miles de medios en el mundo hacen, sobre todo en los últimos años durante la pandemia, y por otro lado dichos periodistas, a diferencia de su director, que no es periodista sino dueño de un medio que es completamente diferente a como lo presentan, no han dejado de trabajar y de publicar sus acostumbrados y polémicos reportajes, siguen siendo referenciados por entidades internacionales y figuras políticas reconocidas, o sea, todo sigue igual.

Creo que nos estamos haciendo bolas, El Periódico sigue, por el momento, o sea no es que este siendo perseguido al menos no como entidad editorial o periodística, si hay una persecución este en todo caso es penal debido a las acusaciones puntuales que hay en su contra y que se cuenta con suficientes pruebas para ello, claro está, el empresario su personal más los periodistas que dependen de sus discursos maniqueos prefieren la versión de la persecución política porque eso les genera más visualizaciones.

No se ustedes, pero a mi parece es una gran incoherencia que estos periodistas hayan aplaudido la captura de supuestos empresarios y políticos corruptos en tiempos de la CICIG y ahora con la captura de otro empresario y acusado de corrupción asuman que se trata de un asunto político. Ah ya se, es porque endilgan a este oscuro personaje la responsabilidad de la persecución de los “corruptos” y claro estos se vengan procesándolo también, si se dan cuenta en esta lógica hay algo que no concuerda. En ambos casos es el sistema legal el que tiene la ultima palabra, el que analiza las pruebas, valora y ocasionalmente servirán para culpar o bien exonerar, nada ilegal si no es que se parte de que ese mismo sistema esta cooptado, entonces eso nos lleva a otro dilema, ¿no estuvo cooptado el sistema que culpo a empresarios y políticos antes? ahí es donde los valientes periodistas responden con el categórico no, y es que ellos en su encumbrada moral serían incapaces de defender un sistema cooptado, como fue en el tiempo de las dos anteriores fiscales generales, con la CICIG y con el grupo de jueces que ahora se encuentran fugados de la misma justicia que ellos impartían.

El Periódico no deja de ser un caso emblemático de la impunidad mediática a la que aspiran algunos personajes que se envisten de periodistas con la idea de hacer y decir lo que en gana les da, y si bien es cierto en nuestra democracia esta garantizada la libertad de decir lo que en gana le dé esto no justifica las acciones ilegales a las que estos personajes incurren, o sea, que el ser periodista no proporciona un cheque en blanco para el delito, que es al final, la pretensión de esos valientes que salen a la calle o que se pronuncian en redes.

Es válido reivindicar el periodismo cuestionador y vigilante, de lo contrario no estaría acá, en función de fortalecer la democracia, pero ojo, esto no tiene que ver con promover o amparar el delito de los “buenos” que es la mayor de las contradicciones entre quienes asumen tener la superioridad moral para señalar los delitos que no ven en sí mismos.

 

Suscríbete a Nuestro Boletín

¡No te pierdas las noticias más relevantes y contenido exclusivo! 📲

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas