18.5 C
Guatemala City
domingo, octubre 24, 2021

El CAFTA quince años después

María  Renée Estrada


El tratado de libre comercio entre Centroamérica y Estados Unidos entró en vigor el 1 de julio de 2006, tras ser ratificado el 8 de agosto del 2005. Quince años después, el CAFTA (Central America Free Trade Agreement) sigue siendo una herramienta para el comercio exterior con gran potencial de crecimiento, retos y oportunidades para Guatemala.

Según datos del BANGUAT, las exportaciones crecieron un 35.2% del 2006 al 2020, con un crecimiento promedio anual de 2.7%; y las importaciones crecieron un 36% del 2006 al 2020, con un crecimiento promedio anual de 4%. Por otro lado, la estructura de las exportaciones ha variado significativamente desde la entrada en vigor del TLC.

- Advertisement -

Los productos agrícolas son los que más crecimiento han tenido, entre ellos: banano, frijol, plátano, legumbres y hortalizas, frutas frescas como melón, sandía, piña y papaya. También han aumentado manufacturas de papel y cartón y alimentos y bebidas, transitando de la exportación de productos tradicionales a no-tradicionales.  

Trademap señala que actualmente algunos de los principales productos de importación de EE. UU. son: medicamentos, instrumental médico, muebles, dispositivos médicos, videojuegos y consolas (aló, economía creativa/economía naranja), cerveza de malta, joyería, café, calzado, entre otros. Y que el 45.1% de las importaciones totales por región pertenecen a Asia, vs. un 0.8% de Centroamérica.

Según el estudio Best Markets, Products & Services 2021 de AGEXPORT y los productos identificados por el plan Guatemala No Se Detiene, el país tiene una amplia gama de oportunidades, tales como: jabones y detergentes, camarón congelado, pastas alimenticias, frutas en conserva, papel higiénico, material publicitario, crustáceos y pescado congelado, productos de limpieza, fregaderos de cerámica, productos Handmade in Guatemala, alimentos orgánicos, productos nostálgicos, bebidas preparadas, entre otros.

Esta información llama a prestar especial atención a los retos que tenemos como país para un mejor aprovechamiento de las relaciones comerciales con Estados Unidos, señalando, tal y como lo indica el plan Guatemala No Se Detiene: Fortalecer y mejorar el cumplimiento de medidas sanitarias y fitosanitarias, robustecer la presencia comercial y la inteligencia de mercados en el país destino, modernizar la infraestructura y servicios aduaneros (ojo ahí, Ley de Autoridad Portuaria), y acrecentar las alianzas para la producción y comercialización de productos guatemaltecos, entre otras.

Para mejorar las cifras de exportación con relación al CAFTA de aquí al 2036, los próximos quince años, es importante prestar atención a estas áreas de oportunidad detectadas, definir una hoja de ruta y concretar acciones y tácticas para seguir haciendo de Guatemala un país exportador.  

 

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas