11.1 C
Guatemala City
domingo, enero 29, 2023

¿Cómo preguntar si un empleado es feliz en el trabajo?

Dr. Virgilio A. Cordón.

Un error que los líderes suelen cometer es asumir que, dado que un miembro del equipo no se queja, es feliz en el trabajo. La gente deja sus trabajos todo el tiempo, por una mejor paga o por una oportunidad más emocionante, para escapar de una cultura tóxica o porque han llegado a un punto muerto en su trabajo actual.

Según investigación realizada por Gallup, el 52% de los empleados que abandonan voluntariamente dicen que su gerente u organización podría haber hecho algo para evitar que dejaran su trabajo. Si bien no puede hacer que todos se queden, usted puede mejorar sus tasas de retención si se toma el tiempo de ponerse en contacto con su gente.

La mayoría de las personas están familiarizadas con el concepto de entrevista de salida, en la que se entrevista al empleado para entender por qué se va. Sin embargo, pocos conocen la «conversación de permanencia», la cual es la que el líder se comunica para asegurarse de que un empleado tiene una experiencia en el trabajo que hace que quiera quedarse, la cual se recomienda hacer por lo menos semestralmente. El mayor riesgo ocurre cuando un empleado experimenta un cambio de gerente o de responsabilidad.

El costo de sustituir a un empleado puede oscilar entre la mitad y el doble del salario anual del empleado. Pero no se trata solo de dinero, se trata de perder a gente talentosa, bajar la moral del equipo e incluso puede ser perder las relaciones con los clientes junto con el empleado.

A continuación, le indicamos cómo prepararse para estas conversaciones y qué decir realmente cuando se reúna con su empleado.

Establezca el contexto

Hágale saber a su empleado que esto es no una conversación sobre una actuación o una reunión para hablar de proyectos, sino un registro para entender cómo les va y cómo puede apoyarlos mejor. Algunas de las preguntas podrían ser:

¿Qué parte de su trabajo es la que más disfruta?, ¿Qué aspecto de su trabajo le gusta menos?, ¿Cómo se ha sentido con poder equilibrar el trabajo y el hogar?,¿Cuál ha sido el mayor desafío este año/trimestre y hay algo que pueda hacer para apoyarlo mejor?, ¿Qué puedo hacer de manera diferente para apoyarlo a usted y al equipo?, ¿Cree que está aprendiendo y creciendo aquí?

Planifique la reunión y el tiempo necesario

Nuestra capacidad para escuchar y conectar se ve afectada en gran medida por nuestro estado de ánimo cuando entablamos una conversación. Si dispone de poco tiempo es poco probable que esté presente y sienta empatía con el miembro de su equipo. Cuando programe su conversación, asegúrese de tener claridad de los temas que quiere platicar y sobre todo mantenga la actitud de apoyo.

Comience bien la reunión y profundice

Exprese el contexto de su reunión al principio. Recuérdele a la persona que está aquí para escuchar, comprender su experiencia y ver si hay algo que pueda hacer para mejorarla. Le recomiendo que comience con una pregunta más general para que la conversación fluya y luego profundice.

¿Qué pasa si un miembro de mi equipo plantea un problema que no puedo abordar o pide un aumento o un ascenso que no puedo darles? La respuesta debería de ser: «¿No es mejor entender lo que sucede que ignorarlo?.  El acto de escuchar auténticamente las preocupaciones de una persona le ayudaran a identificar juntos el camino a seguir. Profundice en cada respuesta que el colaborador le dé.  Ejemplo:

Colaborador: «Siento que estoy en reuniones ininterrumpidas todos los días y estoy despierto hasta medianoche todas las noches para hacer mi trabajo».

Usted: «Entiendo que se compromete a hacer un gran trabajo y es frustrante cuando siente que no tiene tiempo durante el día para hacerlo».

Usted: «¿Qué cree que podríamos hacer para hacer una diferencia para usted?»

Acordar los próximos pasos

En los últimos diez minutos de su conversación,dedíquelos al cierre y plantear los pasos a seguir.  Si hay varias cosas de las que no tuvo tiempo de discutir, programe una reunión para continuar la discusión. Si hay medidas de seguimiento que cada uno tomará, póngalas por escrito para que el miembro de su equipo sepa que realmente los ha oído.

Si bien esto puede parecer un «trabajo extra» para el que puede que no tenga tiempo, en realidad, la mejor forma de utilizar su tiempo es liderando a su personal. Recuerde, son las acciones más simples las que suelen tener el mayor impacto. Éxitos.

 

Suscríbete a Nuestro Boletín

¡No te pierdas las noticias más relevantes y contenido exclusivo! 📲

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas