18.9 C
Guatemala City
jueves, septiembre 29, 2022

Blanco & Negro: La Fotografía del Siglo 20

 Por: Cristina Rozas-Botrán

Columnista de PERSPECTIVA

En 1826 un joven francés llamado Joseph Niépce capturó la primera fotografía conocida al mundo desde la ventana de un apartamento. Desde ese entonces el proceso conocido antes como “heliografía” ha evolucionado inmensamente. La cámara se ha convertido en una herramienta para capturar momentos, ya sean irrelevantes o históricos. El origen de la fotografía es en blanco y negro pero esta técnica se usa hasta hoy en día para capturar momentos en donde el significado es más grande que la misma imagen.

La triste realidad de una guerra abre la mente del ser humano a tener que contemplar nuestra mortalidad».

- Advertisement -

La importancia de capturar momentos, más que retratos o paisajes, surgió en gran parte durante la Segunda Guerra Mundial. La triste realidad de una guerra abre la mente del ser humano a tener que contemplar nuestra mortalidad. La fotografía de Henri Cartier Bresson surge de esos momentos dulcemente amargos, en donde el momento es todo lo que tenemos. Este fotógrafo francés inmortalizó momentos que se hubieran perdido en el caos de un mundo fracturado por el bien y el mal. Al igual que Cartier Bresson un fotógrafo de Hungría, Robert Capa, capturó escenas durante estos tiempos de conflicto. Sin embargo, en vez de mostrar los bellos momentos perdidos en el caos como lo hizo Cartier Bresson, Capa mostraba la cruel y triste realidad de la guerra. La imágenes de Capa lo hicieron reconocido mundialmente como el padre del fotoperiodismo, mostrándole al mundo lo que pasa a nuestro alrededor.

capa
“D Day” de Robert Capa. 1944.

Pocos años después de la Segunda Guerra Mundial los Estados Unidos entró en un “boom” económico conocido como la Época Dorada del Capitalismo. Es entonces cuando la industria del cine americano agarró auge, con estrellas como Elizabeth Taylor y Marilyn Monroe abriendo camino a la cultura de la celebridad. Después de ver los efectos de las estrellas de cine en su audiencia, Richard Avedon, un fotógrafo americano, decidió capturar a la persona detrás del personaje. Unos de sus retratos más famosos es el de Marilyn Monroe en donde la famosa belleza sale cansada y casi triste, totalmente lo opuesto de lo que normalmente proyectaba. La falta de su pelo rubio platino y labios rojos le quita cierto encanto a Monroe, mostrándola más humana que nunca. El retrato de Monroe muestra un lado conmovedor de una estrella que sufrió de manipulación, depresión, y exceso de medicamentos.

“Marilyn Monroe” de Richard Avedon. 1957.
“Marilyn Monroe” de Richard Avedon. 1957.

La fotografía blanco y negro también es una herramienta perfecta para capturar el detalle de la imagen. Por ejemplo Ansel Adams, fotógrafo americano, usó la falta de color para mostrar la textura de sus paisajes. La ausencia de colores que distraigan al ojo hacen que la imagen se destaque por el detalle de sus elementos. Adams, conociendo la importancia de esta técnica, lo incorporó a todas sus imágenes impresas con tanta perfección que ahora es conocido como un maestro de la imprenta fotográfica.

“Clouds over Half Dome” de Ansel Adams. 1960.
“Clouds over Half Dome” de Ansel Adams. 1960.

Aunque la fotografía como expresión artística no lleva nada más de un siglo, hay imágenes que se han permeado en la historia y en nuestra memoria comprobando que una imagen dice mil palabras. Estas y muchas imágenes más en blanco y negro comprueban que a veces menos es más, que la falta de ciertos elementos hace sobresalir el verdadero significado detrás de lo plasmado. Es por eso que la fotografía blanco y negro nunca se extinguirá.

 

Últimas Noticias

Noticias Recomendadas