Atracción de inversiones con estrategia de nearshoring

 Juan Carlos Zapata

Hoy amanece en nuestro país la vicepresidenta de los Estados Unidos, Kamala Harris. En su primer viaje oficial por América Latina, no es casualidad que haya escogido Guatemala. Dentro de la agenda con el presidente Giammattei, existe hoy una gran oportunidad para que conozca a mayor detalle la estrategia que han adoptado para aprovechar el nearshoring y cómo el Gobierno de Guatemala, de la mano con la Municipalidad de Guatemala y el sector empresarial organizado, están implementando una estrategia clara de atracción de inversiones, que permita generar hasta 2.5 millones de empleos en los próximos diez años y con ello reducir la migración.

Con la disrupción de las cadenas de abastecimiento de Asia, el concepto ha tomado fuerza debido a los cierres y restricciones. Según Sandro Zolezzi, profesor de Economía y Comercio de la Universidad Lead y profesor visitante de Incae, no es una tendencia coyuntural, los países de América Latina pueden reemplazar en ciertos productos a China y países de Europa, como orígenes de la provisión de bienes y servicios para Estados Unidos y las Américas.

Entrevistado por el diario el Financiero de Costa Rica, describe cómo el nearshoring, “se refiere a la decisión de una compañía o conglomerado empresarial de ubicar o reubicar parte de la cadena de suministro de un producto (sea un bien o servicio) a un país cercano al mercado meta de consumo”.

Un estudio de IDC, la empresa global de inteligencia de mercado en el campo de la tecnología concluye que, “América Latina ofrece al mercado norteamericano una combinación única de proximidad geográfica y socios con capacidades desarrolladas en CRM-BPO, y con la madurez suficiente para dar servicios de calidad a sus clientes.” Entre los países con mayor potencialidad destacan México, Guatemala y El Salvador.

Para el caso de Guatemala, un estudio reciente dentro de la estrategia Guatemala no se detiene, identificó que hay alrededor de 20 productos que nuestro país ya exporta, capaces de generar hasta 885,364 nuevos empleos y un aumento de las exportaciones en US$5.3 mil millones de dólares, en siete sectores estratégicos relacionados a la agricultura, silvicultura y pesca, productos alimenticios, químicos, plásticos y caucho, vestimenta, productos no metálicos y equipo electrónico. De estos siete sectores, el que tiene mayor potencial es el de vestimenta, con nuevas exportaciones de hasta US$3.5 millardos de dólares y más de 470,000 nuevos empleos.

Esto es parte de un esfuerzo que ya está ocurriendo con varias de las camisetas de jugadores de equipos de diferentes disciplinas de los Estados Unidos en futbol americano de la NFL, de baloncesto de la NBA, en hockey sobre hielo de la NHL y del beisbol de la MLB, con equipos cuyas playeras son hechas en Guatemala, está siendo también replicado por marcas como American Eagle, Lucky, entre otras.

Esta revolución en las cadenas de abastecimiento también está haciendo que otros sectores que fueron identificados en el proyecto Guatemala No se Detiene, en farmacéuticos, aparatos médicos, manufactura de equipos electrónicos y call centers o BPO, así como sectores de tecnología (ITO), estén desarrollando actividades estratégicas para atraer más inversión.

Solo en la industria de call centers y BPO, se espera que Guatemala pueda generar 90,000 nuevas plazas de trabajo en cinco años, con programas acelerados de inglés que podrían ser apoyados por el Gobierno de los Estados Unidos y otros países amigos. Esta aspiración se puede lograr si todos trabajamos juntos.